viernes, julio 12, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCOrganizaciónDr. José Luis Bonal Villanova: "El grado de frustración  de los médicos...

Dr. José Luis Bonal Villanova: “El grado de frustración  de los médicos aumenta cada día”

Médicos y Pacientes continúa con la ronda de entrevistas a los presidentes de Sociedades Científicas para pulsar su opinión en temas sanitarios, profesionales, científicos y conocer sus actuales líneas de trabajo, bajo el actual contexto de crisis y recortes en el sector

Madrid, 9 de septiembre de 2013 (medicosypacientes.com)

El doctor José Luis Bonal Villanova, presidente de la Sociedad Española de pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, asegura que “ante la falta de transparencia de los recursos públicos y los oídos sordos ante las reclamaciones de mejoras en el SNS, el grado de frustración de los médicos aumenta cada día””.

El presidente de SEPEAP afirma que “sería realmente lamentable tirar por la borda el modelo de atención primaria que ha dado excelentes resultados a pesar de no haber llegado a implantarse en su totalidad” y resalta que “no estamos dispuestos a sufrir una pérdida en la calidad asistencial  del niño y del adolescente”

¿Cuáles son las principales líneas de actuación de la Sociedad Española de pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria?

En el momento actual, la principal es la defensa de la pediatría general y de Atención Primaria, con todo su carácter y valor, como medicina completa de la infancia. Además, la formación continuada y el fomento de la investigación entre los pediatras extrahospitalarios y los de atención primaria, es fundamental. Mejorar la capacitación del profesional de la pediatría y repercute directamente en la calidad de asistencia al ciudadano, al niño, que es nuestro futuro.

¿Cómo valora la labor social de la SEPEAP y qué proyectos tienen de cara a los ciudadanos?

Cada sociedad científica que existe en nuestro país recoge las diferentes sensibilidades o matices que un determinado colectivo cree necesario potenciar o mejorar. Sin los ciudadanos, para los que trabajamos, no tendría ningún objeto nuestra profesión.

Conocer los puntos de vista, las inquietudes de los ciudadanos, es fundamental para establecer una asistencia médica que cumpla con los objetivos de la población, satisfaga las necesidades de asistencia y de educación para la salud.

También es completamente necesario conocer a fondo la profesión pediátrica, sus necesidades, como mejorar la calidad de la asistencia sanitaria y por supuesto también las frustraciones que los profesionales sufren.

¿Qué destacaría del papel de su sociedad en relación al colectivo médico y que representa para ellos?

No es el momento de redactar una larga lista de publicaciones, trabajos de investigación, congresos, talleres, cursos, con los que cada sociedad mantiene su razón de ser. Estamos convencidos de que sin la existencia de las sociedades científicas, la calidad, sería bastante inferior.

Participamos junto a las diferentes sociedades del ámbito de la Atención Primaria, Médicos de Familia y Pediatras junto a la OMC, en la plataforma 10 minutos y en el Foro de Médicos de Atención Primaria, en defensa del sistema público de atención primaria

Hace ya tiempo, que nuestra sociedad, como muchas otras, forma parte importante de las existentes en Europa, en nuestro caso como impulsores y miembros fundadores, ya hace más de 25 años, de la Sociedad Europea de Pediatría Extrahospitalaria (SEPA), ahora llamada Confederación Europea de Sociedades de Pediatría de Atención Primaria. Por tanto superando el ámbito puramente nacional.

Los Colegios de Médicos han comenzado a implementar un proceso de Validación Periódica de la Colegiación ¿Para cuándo un proceso de recertificación en su Sociedad Científica?

Este proceso de validación periódica, antes o después llegaría a nuestro país. Es una forma de garantizar al ciudadano la calidad de la asistencia ya que contará con la certeza de la puesta al día de sus médicos. Las sociedades científicas son las que tienen la palabra, conocen las necesidades específicas de sus colectivos, en nuestro caso el pediatra en el ámbito extrahospitalario y atención primaria.

Lógicamente cada sector de la medicina tiene sus propias características y requiere un cuidadoso estudio y programación, para así garantizar su eficacia e implantación. No es igual la formación que recibe o debiera recibir el pediatra de atención primaria, por su servicio de salud del sistema autonómico al que pertenece, que el extrahospiatario trabajando en el ámbito privado. Es un estudio complejo y necesario y a día de hoy no podemos decir una fecha exacta

¿Cómo está afectando el actual contexto de crisis a la SEPEAP y qué es lo que más preocupa a sus asociados?

Lógicamente la pérdida de calidad en la asistencia que recibe el niño. El aumento de la masificación, la disminución en el tiempo de dedicación al paciente, la nula disposición de tiempo para la formación, acarrean, sin dudarlo, una pérdida de calidad en la asistencia, de la que en un futuro no muy lejano, nos arrepentiremos como país.

La falta de transparencia en el uso de los recursos públicos y los oídos sordos ante cualquier reclamación en las mejoras para el sistema público de salud, no para gastar más, para optimizar, hacen que el grado de frustración de los profesionales vaya en aumento día a día.

El recorte en la prevención, por ejemplo vacunas, o la corta inversión en educación para la salud, hacen que el gasto se vea incrementado sin obtener a cambio ninguna mejora, si todo lo contrario.

Ante los recortes ¿Cree que estamos asistiendo a un cambio de modelo sanitario o por el contrario entiende que estas medidas eran necesarias?

El modelo de atención primaria nunca llegó a implantarse totalmente, a pesar de los extraordinarios resultados que dio. Es realmente lamentable pensar en tirarlo por la borda, cuando todos sabemos que en ningún momento el modelo sanitario ha sido responsable o ha tenido la más mínima responsabilidad en la debacle económica en la que nos encontramos inmersos.

Lo cierto es que lo padecemos. Han fallado los elementos de control, la responsabilidad tanto personal como colectiva y política, viviendo en unos estándares muy superiores a los que nos podíamos permitir, con un dinero que no es nuestro, pensando en que no se agotaría nunca y el cual hay que devolver. Las reformas se van realizando poco a poco y por desgracia, aún queda.

Está claro que el sistema sanitario no puede ser la ONG más grande del mundo, atendiendo a todo el que pase por nuestro país, solo por el hecho de estar temporalmente, y que hay que optimizar al máximo el uso de los recursos financieros disponibles.

A través de la Plataforma 10 minutos y del Foro Médico de Atención Primaria, sindicatos…por citar algunos ejemplos, se ha pedido a las diferentes autoridades autonómicas que nos digan en que partidas referentes a la atención primaria se gastan los recursos. Misión imposible en la mayoría de las respuestas, cuando nos las han ofrecido, en todo caso cifras globales, con lo que eso significa.

También está claro que hay que cambiar el concepto del esfuerzo, saber reconocerlo y apreciar los resultados. En muchos casos la gestión como se hace en las empresas privadas lejos de ser una pérdida de calidad, es todo lo contrario. Una toma de decisiones agiles y eficaces, en donde se permita premiar el esfuerzo y dar respuesta por las actuaciones realizadas, exigiendo responsabilidad a las hora de tomarlas. No simplemente escudándose en los resultados electorales. Cualquier medico se puede ver ante los tribunales, simplemente por ser sospechoso de la toma de una decisión poco acertada, ocurre todos los días. ¿Quién ha visto en esa situación a algún responsable político?

¿Cuáles son las líneas rojas que no están dispuestos a traspasar?

Se puede resumir con pocas palabras: No estamos dispuestos a sufrir una pérdida de calidad en la asistencia del niño y del adolescente y que este siempre y en todo lugar sea atendido por el médico más cualificado para ello, el pediatra.

¿Cómo valoran desde la SEPEAP un futuro cambio en el sistema retributivo y qué creen que debería tener en cuenta?

Se nos exige un nivel de conocimientos elevado, una capacitación clínica elevada, de responsabilidad, estar en los primeros lugares en el ranking  mundial de calidad asistencial y en cambio se nos paga casi como a trabajadores poco cualificados. ¿No resulta incomprensible?. Como es una profesión vocacional……….

Incomprensible en el siglo XXI y en relación a los países de nuestro entorno. Estamos perdiendo jóvenes muy bien preparados, antes porque eran mejores reconocidos fuera de nuestras fronteras, ahora porque ni siquiera encuentran trabajo dentro de ellas. Hemos pasado de necesitar 800 pediatras de atención primaria, a ser exportadores de profesionales de la pediatría perfectamente cualificados, y evidentemente, apreciados por los países de nuestro entorno.

Reclamamos que la retribución del pediatra esté en función de su trabajo, de su constante capacitación y de los méritos contraídos. Estableciendo unos mínimos, no todo el mundo tiene que ser retribuido de igual manera, hay que potenciar el esfuerzo. Sé que debido a la experiencia, al grado de politización, y a otros factores bien conocidos,  esto es realmente difícil de hacer en la actualidad en nuestro país, cuando actualmente varía de forma ostensible entre unas y otras comunidades.

Siempre estaríamos dispuestos a una negociación previa, no como es lo habitual con hechos consumados.

¿Cree que esta situación de crisis está sirviendo para por fin contar con los profesionales?

Al día de hoy pocas muestras existen de dicha afirmación. Siempre debemos de aprender de los errores y si no queremos volver a caer en ellos, hay que contar con los profesionales que trabajan en los diferentes sectores del sistema sanitario.

¿Cuál es su opinión respecto a la Colegiación Universal tras los últimos acontecimientos en este ámbito?

En la SEPEAP siempre hemos sido defensores de la colegiación universal, ya que es una forma de garantizar al ciudadano la calidad en las prestaciones que recibe. Es una forma de evitar el intrusismo que tanto daño puede hacer. Es fundamental.

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares