miércoles, junio 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCDr. Javier Font: "Debemos conseguir que los hospitales sean sostenibles a través...

Dr. Javier Font: «Debemos conseguir que los hospitales sean sostenibles a través del mejor gobierno de los centros sanitarios y de la mejor gestión de las decisiones clínicas»

 

 

Con motivo de la jornada que tendrá lugar mañana en la OMC bajo el título «El Hospital del Siglo XXI, Médicos y Pacientes ha entrevistado al  representante nacional de la Vocalía de Hospitales de la OMC, Dr. Javier Font, en la que afirma que «debemos conseguir que nuestros hospitales sean internamente sostenibles a través del mejor gobierno de los centros sanitarios y en la gestión de las decisiones clínicas»

 

 

 

Madrid, 28 de noviembre de 2013 (medicosypacientes.com)

El Dr. Font, especialista en Urología, con amplia experiencia clínica y de gestión en hospitales y actual Director Gerente Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución, asegura que es necesario introducir la gestión clínica en los hospitales y que no hay nadie más interesado que los propios médicos  en preservar los principios y la esencia del SNS y de garantizar su propia sostenibilidad.

En su opinión, el hospital del futuro se ocupará fundamentalmente «de los pacientes agudos, donde la cirugía ambulatoria, la cirugía mínimamente invasiva, la hospitalización domiciliaria con soporte telemédico y la gestión por procesos para las patologías más frecuentes cobrará especial relevancia».

Para saber más de la jornada que se celebra mañana viernes, pincha aquí.

Entrevista:

¿Cuáles son los principales objetivos de la Jornada El Hospital del Siglo XXI?

Tenemos que saber dónde estamos y cuál es el diagnóstico de la situación. Nos encontramos en pleno debate económico sobre la sostenibilidad financiera del Sistema sanitario público, que actualmente ninguna CCAA tiene garantizado, y es ahora cuando debemos encontrar entre todos la forma de mantener el nivel de prestaciones y la calidad de nuestros hospitales, proponer los cambios organizativos que se consideren necesarios, y ayudar a cambiar la cultura de un paciente demandante por la de un paciente comprometido y responsable.

Con su experiencia hospitalaria ¿Cuál sería su ideal de hospital de siglo XXI?

No hay modelos sencillos para caracterizar sistemas tan complejos como los Hospitales y predecir su evolución para ir adecuándose a las nuevas necesidades. Es muy importante trabajar con previsión y con método, para adelantarse a los tiempos y anticiparse a los cambios. El Hospital del futuro se ocupará fundamentalmente de los pacientes agudos, donde la cirugía ambulatoria, la cirugía mínimamente invasiva, la hospitalización domiciliaria con soporte telemédico y la gestión por procesos para las patologías más frecuentes cobrará especial relevancia. La alta tecnología y las tecnologías de la información serán dos ejes fundamentales sobre los que se articularán los hospitales en el futuro y se deberá afrontar la elevada complejidad en base a la concentración de casos y experiencia, evitando la fragmentación donde en todos los hospitales se haga de todo.

¿Es posible pensar en el Hospital del Siglo XXI sin hablar de Gestión Clínica?

La Gestión Clínica es necesaria introducirla en nuestros hospitales. El diseño organizativo incorporando a los médicos en la gestión de los recursos que utilizamos todos los días en la práctica clínica es imprescindible, y supone otorgar a los profesionales la responsabilidad sanitaria y social que le corresponde a su capacidad de decisión, junto al paciente.

No se puede pedir a los médicos mayor eficiencia sin recortar prestaciones, y además aminorar el gasto, y de paso regular la presión de demanda de las nuevas tecnologías y también cubrir las expectativas de los ciudadanos. La gestión compartida, la corresponsabilidad de los directivos y de los profesionales es esencial para mantener el avanzado desarrollo que hemos conseguido en el Sistema Sanitario Español; por todo ello hay que dotar a las unidades asistenciales tanto de la capacidad, como de los instrumentos necesarios para planificar y gestionar su actividad clínica, definir objetivos alcanzables y mejorar la calidad dentro de un marco de recursos limitado.

¿Cómo van a repercutir los acuerdos firmados entre el Foro de la profesión y el gobierno el pasado 30 de julio en la gestión de los hospitales?

Los profesionales hemos asistido impasibles en estos últimos años a un cambio estructural de la medicina y de los sistemas sanitarios, es indudable que el SNS necesita una reorientación estratégica y cultural. Debemos conseguir que nuestros hospitales sean internamente sostenibles, con nuestro compromiso en la meso y micro gestión, es decir  en el mejor gobierno de los centros sanitarios y en la mejor gestión de lo substancial, de lo básico, de la gestión de las decisiones clínicas. Tras la firma del Acuerdo de Sostenibilidad del SNS entre el Ministerio de Sanidad y el Foro de la Profesión Médica, se abre un espacio de colaboración para analizar y debatir medidas y propuestas que puedan contribuir a fortalecer y hacer sostenible el Sistema Nacional de Salud.

¿Cree que los médicos están dispuestos a implicarse en estos cambios?

Nadie más que nosotros está interesado en preservar los principios y esencia del sistema sanitario, así como de garantizar su sostenibilidad. Nosotros, los médicos, estamos en esto, y cuando cambian los Gobiernos, los Consejeros y los Gerentes, nosotros continuamos. Afortunadamente los profesionales sanitarios poseen motivación intrínseca, un elevado nivel intelectual, y la relevancia de su desempeño es enorme, estando en muchas ocasiones entre sus pacientes y sus gerentes, y tienen derechos de propiedad ilimitados sobre su actividad, quedando en sus manos, buena parte de las decisiones de actuación y por tanto de gasto.

También debemos asegurarnos que las dificultades económicas que atravesamos, no deben retraer la introducción en el Sistema sanitario de innovaciones terapéuticas que realmente supongan una mejora en la calidad de vida de los pacientes y a su vez mantenga a los profesionales en unos niveles de formación y conocimiento adecuados, y tenemos que propiciar una serie de cambios organizativos, de transparencia de actuaciones y de educación poblacional que permita la supervivencia del sistema, sabiendo afrontar con éxito la progresiva situación de envejecimiento y cronicidad, así como la sobrefrecuentación y demanda tecnológica de vanguardia.

¿Y cree que la clave de la implicación será la remuneración por incentivos?

El sector público tiene dificultades para desarrollar mecanismos de incentivos apropiados, y los utilizados en los hospitales y centros sanitarios en España, generalmente monetarios, tampoco han sido la «Panacea» del Sistema. Cosas tan sencillas como la identificación del médico con su trabajo, su equipo y su organización, el reconocimiento del esfuerzo y el hacerlo partícipe de las decisiones, se quedan siempre en teoría. La carrera profesional se ha quedado en un complemento reflejado en la nómina pero no como un incentivo, debido a su incapacidad para discriminar el desempeño, que es la esencia misma de un sistema de incentivos. No podemos continuar con una Administración que premia al que trabaja, con más trabajo.

Las experiencias piloto que se han hecho en Andalucía y Castilla y León ¿han sido positivas?

La Consejería de Sanidad de Castilla y León, ha calificado de positiva la experiencia piloto y adelantó que se aprobaría el Decreto que había sido negociado con los profesionales y el sector.

Por otro lado, el Servicio Andaluz de Salud tiene más experiencia en este campo y actualmente ha puesto en funcionamiento un diseño organizativo que permite incorporar a los profesionales en la gestión de los recursos que utilizan en su propia práctica clínica. En estas Unidades de Gestión Clínica la actividad se desarrolla de acuerdo a diferentes objetivos, como son el fomentar la implicación de los profesionales sanitarios en la gestión de los centros y mejorar tanto la organización del trabajo como los resultados. Se han creado numerosas Unidades de Gestión Clínica en la mayoría de los hospitales de esta Comunidad Autónoma, unas siguiendo el patrón de los Servicios tradicionales (Traumatología, Cirugía, Pediatría, etc), y otros mas innovadores como Biotecnología, Cuidados críticos, o Medicina Interna y continuidad, Neumología y Cirugía Torácica.

También tiene un sistema de gestión de centros, CHARES (Complejos Hospitalarios de alta Resolución), donde varios de ellos están gestionados por empresas públicas que no pertenecen al SAS.

¿Existen grandes diferencias por comunidades autónomas en cuanto a la gestión de hospitales?

Aunque predomina el Hospital tradicional,que podríamos llamar modelo Insalud, tanto en la gestión como en el personal mayoritariamente estatutario y organizado por servicios, también encontramos Fundaciones, Concesiones administrativas, Consorcios, CHARES, EBAS, etc, así como distintas fórmulas y tipos de vinculación laboral del personal con el hospital. De momento ninguno ha dado con la piedra filosofal y todas las CCAA tienen sus dificultades especialmente en estos tiempos de insuficiencia financiera.

¿Cuáles son las claves para hacer del hospital del siglo XXI un hospital sostenible?

Los hospitales suponen más de la mitad del gasto sanitario, donde los médicos somos los gestores directos de estos recursos. Ahora mas que nunca debemos comprometernos con la gestión clínica, con la elaboración de guías basadas en la evidencia y en el coste-efectividad así como en utilizar los recursos en su justa medida.

Se debe introducir la historia clínica única, facilitar la coordinación entre niveles y hacer posible que los sistemas de información puedan ser compartidos. La asignación del presupuesto, debe ser finalista y suficiente, hay que simplificar la estructura organizativa y evitar el uso de la sanidad con fines políticos.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares