jueves, febrero 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosDr. Hidalgo: “El médico tiene un confesionario privilegiado en su consulta para...

Dr. Hidalgo: “El médico tiene un confesionario privilegiado en su consulta para prevenir, actuar y denunciar la violencia de género”

El Colegio de Médicos de Badajoz, que preside el Dr. Pedro Hidalgo, organiza la sexta edición del Congreso Nacional de Deontología Médica del 4 al 6 de abril. La cita analizará los compromisos éticos que se adquirieron hace diez años en las primeras jornadas de ética, celebradas en la ciudad pacense, que sirvieron de precursoras de los actuales congresos nacionales, y abordará la relación de la Medicina con el Derecho Sanitario, el papel del médico virtual, las lagunas deontológicas de actualidad, la atención al final de la vida, la ética en la donación en asistolia y la figura del médico ante la violencia de género. Sobre este tema, el Dr. Hidalgo señala en una entrevista concedida a esta publicación que “el médico tiene un confesionario privilegiado en su consulta para prevenir, actuar y denunciar la violencia de género” y debe ir más allá del traumatismo y el hematoma, “con valentía para asumir este reto”

¿Qué supone para el Colegio de Médicos de Badajoz organizar este Congreso de Deontología?

Me gustaría comentar el porqué de un Congreso de Deontología y Ética Médica. En 2019 se cumple una década de las primeras Jornadas de Deontología, antecesoras de los Congresos Nacionales, que se organizaron precisamente en Badajoz. Entonces, muchos de nosotros, licenciados y graduados, habíamos aprendido lecciones de biofísica, biopatología, fisiopatología, pero nuestra licenciatura había quedado ayuna y huérfana de Ética y Deontología. Eso no se enseñaba y parecía que había que esperar a ser médico, cuando surgieran problemas o se llegara a una corporación que dependiendo de quién estuviera, pudieran enseñarte. 

De ahí surgió el compromiso de Badajoz. Aquel acuerdo señaló que era necesario un documento de consenso entre los que forman (facultades de Medicina), los que organizan la profesión (Colegios de Médicos) y nuestras comisiones, como árbitro para seguir negociando, antes y después del grado. 

Por este motivo, para el Colegio de Médicos de Badajoz es honor, gloria y necesidad. Es un congreso que no organiza ninguna sociedad científica, solamente puede llevarlo a cabo el Consejo General de Colegios de Médicos de España (CGCOM). Sólo los médicos nos podemos decir a nosotros mismos qué es lo que hacemos menos bien. Estos congresos son esenciales para la profesión, porque no solo está compuesta por los conocimientos científicos, sino también por la actualización del ejercicio con un componente humano. 

Para la conferencia inaugural se ha elegido a Ricardo De Lorenzo para hablar de Derecho Sanitario. ¿Se puede entender hoy la Medicina sin nociones jurídicas?

La Medicina no se entiende actualmente sin que los médicos tengan nociones básicas en Derecho Sanitario. Es la única forma de no judicializar la Medicina. Los profesionales deben tener, además del tratado de su especialidad como referencia, la Ley de Autonomía del Paciente y el Código de Deontología Médica muy presentes. Para ello, contaremos con Ricardo De Lorenzo, asesor jurídico de la OMC, que es el padre del Derecho Sanitario y que abordará este concepto como una nueva cultura y yo añadiría como una nueva asignatura. 

La primera mesa analizará el papel del médico ante la violencia de género. ¿Cuál es la función del profesional ante este tipo de episodios?

Debemos asumir retos profesionales que antes no sabíamos, como qué hacer ante la violencia de género. En este sentido, el Colegio de Médicos de Badajoz es pionero en formar e informar, detectar y denunciar. El médico tiene un confesionario privilegiado en su consulta para prevenir, actuar y denunciar. 

En ocasiones el profesional ha sido temeroso, por no decir cobarde, a la hora de detectar en pacientes hiperfrecuentadores y con otras patologías parte de lo que estaba sucediendo. Tenemos licencia permitida por nuestros pacientes para investigar y saber qué le ocurre a ella y en su domicilio. La ley define a los médicos como agentes cualificados para la lucha contra la violencia de género y por eso debemos dar respuesta a esas necesidades. 

Es nuestro deber ayudar y prevenir, pero también lo es ayudar y denunciar. El médico debe asumir con valentía este reto. La violencia de género precisa la sensibilización de los profesionales, que deben ver más allá del traumatismo y el hematoma, de la tristeza o la angustia y valorar si todo ello viene derivado de un maltrato.

¿Cuál es la perspectiva que tratarán del médico virtual?

El médico tiene que luchar contra el peor de los colegas que no está colegiado: el llamado ‘Dr. Google’. Su presencia más que daño, hace necesario que establezcamos qué es lo que ocurre. El médico virtual ya existe y en este punto hay que tener muy en cuenta la protección de datos. El médico no puede fiarse sin palpar, sin auscultar y limitarse a un manejo de datos. Por eso, en esta mesa contaremos con Julio López, fiscal de delitos informáticos de la Audiencia Provincial de Badajoz, para conocer cuándo se puede incurrir en algún tipo de error o pena. Este contexto es reciente y no se nos ha enseñado a la mayoría de los médicos. Vamos a analizar en profundidad esta nueva realidad desde la ética y la deontología. 

Abordarán la atención médica al final de la vida desde el punto de vista médico, político, religioso y jurídico. 

El título no recoge el término ‘muerte digna’, porque la muerte no es digna. La muerte es muerte. Lo bueno es vivir dignamente hasta el final de los días. La atención al final de la vida no es solamente hablar de eutanasia, suicidio asistido o sedación paliativa. Hay que tratar de llegar al final de la vida con el mejor cuidado del paciente, con las mejores residencias geriátricas, evitando el encarnizamiento terapéutico. 

Hay que enseñar al paciente a registrar sus últimas voluntades vitales, donde expondrá si quiere morir en su domicilio, con sedación paliativa o si quiere ser donante. Esta situación no se puede dejar en manos solo de médicos o políticos. Por esta razón, la mesa tendrá una perspectiva médica, política, religiosa y jurídica. Conoceremos qué no se puede hacer: suicidio asistido y eutanasia; qué se debe hacer: sedación paliativa y analizaremos por qué los políticos quieren cambiarlo. Más que a morir, tenemos miedo a sufrir y padecer. 

También se abordará la donación en asistolia desde un punto de vista ético y deontológico.

Esta práctica modifica lo que era hasta ahora la donación. Antes siempre derivaba de accidentes de tráfico. La ONT está realizando un gran esfuerzo en la formación de intensivistas y a los médicos de urgencia y de AP. Vamos a contar con ‘primeros espadas’ como la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez, y veremos que la donación es asistolia es la base para las nuevas donaciones y se analizarán los fundamentos deontológicos y legales para que el médico no tenga miedo. De esta mesa se extraerá qué es lo que se puede y no se debe hacer. 

Otra mesa analizará las lagunas deontológicas actuales.

En el ejercicio de la Medicina pensábamos que teníamos todo controlado. Sin embargo, nos hemos dado cuenta que quedan lagunas que propician que haya que actualizar el Código Deontológico. Hay que tener la seguridad y la convicción de que estamos haciendo lo mejor para nuestros pacientes. Otro asunto pendiente es la relación de los médicos entre sí. Por eso, recomiendo a todos los médicos que acudan los días 4, 5 y 6 de abril a Badajoz para aprender en seis mesas un punto de vista ético y deontológico esencial en el desarrollo de la profesión.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares