sábado, mayo 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioProfesión médicaDr. De la Torre: “Hemos avanzado mucho en analizar las diferencias de...

Dr. De la Torre: “Hemos avanzado mucho en analizar las diferencias de género para patologías cardiovasculares; esto es positivo para la mujer”

Médicos y Pacientes habla con el Dr. José María De la Torre, jefe de Cardiología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander, para hablar de las enfermedades cardiovasculares que son la primera causa de muerte en el mundo y que, además, no son iguales en hombres que mujeres. “En los últimos años hemos avanzado mucho en analizar las diferencias de género para muchas patologías cardiovasculares, para los efectos de algunos fármacos o de algunas intervenciones. Esto ha sido muy positivo, ya que ha mejorado el abordaje de la enfermedad cardiovascular en la mujer en su conjunto”, asegura

¿Cuáles son los problemas cardiovasculares más comunes a los que se enfrenta la población actualmente y cómo pueden prevenirse?

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo, y también lo es en España, dando cuenta aproximadamente de un 25% de las muertes. Es también incuestionable su gran efecto sobre la morbilidad y el enorme consumo de recursos que impone, sanitario y social en general.

Los problemas cardiovasculares más relevantes por su gravedad aguda son el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular, o ictus. En cierta proporción estos pueden presentarse en forma de muerte súbita. Pero a estos hay que sumar la insuficiencia cardiaca, la fibrilación auricular, las afecciones valvulares cardiacas, la hipertensión y la tromboembolia pulmonar.

Por supuesto podemos prevenir en cierta medida su incidencia, conocemos los factores de riesgo cardiovascular y tenemos medios para controlarlos, ya sea a través del estilo de vida, el deporte, la dieta y un amplio abanico de fármacos seguros y eficaces.

El consumo de drogas como la cocaína que se asocia a infarto en edades tempranas

¿Qué factores de riesgo contribuyen a la aparición de enfermedades cardiovasculares?

Tenemos a los llamados factores de riesgo clásicos, bien conocidos desde hace ya años, como el tabaco, la diabetes, la hipertensión, las cifras altas de colesterol, el sedentarismo, la obesidad, todos ellos modificables en el sentido de que podemos actuar sobre ellos y reducir su influencia adversa. Luego están los no modificables, como la historia familiar de enfermedad cardiovascular a edad temprana, que lo que traduce es una predisposición genética. A estos factores se están incorporando en los últimos años nuevos factores, menos conocidos, que tienen poder predictivo, aunque menos relevante que los citados. Quiero aquí destacar por ejemplo el consumo de drogas como la cocaína que se asocia a infarto en edades tempranas.

¿Cómo podemos fomentar un estilo de vida más saludable para prevenir problemas cardiovasculares?

Como médicos tenemos el compromiso profesional de fomentar un estilo de vida más saludable en nuestros pacientes y sus familiares, pero también en nuestro ámbito familiar y de relaciones. Y desde luego como estoy haciendo ahora mismo, a la sociedad en general a través de los medios de comunicación como este.

Pero la responsabilidad de conocer los factores de riesgo y el estilo de vida más saludable para controlarlos recae en todos y cada uno de los ciudadanos, y muy especialmente en quienes comunican, en los profesionales de los medios de comunicación, pero también por ejemplo en los maestros escolares. Y es esencial hacerlo de forma veraz sin caer en los “falsos mitos” de internet, que tanto circulan por las redes

En este sentido quiero destacar por ejemplo las ideas que circulan con respecto a las estatinas. Estas han demostrado a lo largo de las últimas décadas, a través de múltiples ensayos clínicos, reducir la mortalidad de forma clara y significativa. Hay algunas personas intolerantes y pueden darse efectos secundarios, como todo fármaco, pero en su gran mayoría no son graves y son reversibles, y lo que resulta muy evidente es su positivo balance de beneficio/riesgo.

Las cifras de patologías cardiovasculares han aumentado en los últimos años ¿por qué?

La incidencia aumento mucho en la segunda mitad del siglo XX por la mayor presencia de esos factores de riesgo (derivado en parte por el estilo de vida en países occidentales) y también desde luego por el envejecimiento poblacional. Pero lo cierto es que en las últimas dos décadas se está observando una reducción en la tasa de mortalidad derivada de estas afecciones. Esto tiene mucho que ver con los avances médicos, en diagnóstico, terapias farmacológicas y de intervenciones, que han tenido un claro impacto en la mortalidad aguda de estos procesos. También obviamente puede deberse a un mejor control de los factores de riesgo, que son mucho mas detectados y para los que existen muchas mas opciones de control, ya sea en prevención primaria (para la población que no tiene clínica de enfermedad cardiovascular) o secundaria (para la que ya la tiene), y  desde atención primaria y especializada.

¿Es diferente la incidencia de estas patologías entre hombres y mujeres?

Las mujeres cuentan hasta cierta edad con lo una protección hormonal, por lo que tienen menos riesgo de eventos cardiovasculares, además la prevalencia de los factores de riesgo es algo menor en ellas, pero a partir de los 55-60 años de edad aumenta su nivel de riesgo, y este comienza a equipararse al de los varones.

A la hora de enfermar, ¿hay diferencias de género?

Además de lo indicado en cuanto al diferente nivel de riesgo por segmentos de edad, es cierto que presentan perfiles de síntomas algo diferentes y esto es preciso tenerlo en cuenta.  En mujeres la forma de presentación del infarto es más frecuentemente atípica, con dolor mandibular o cervical, o síntomas que a menudo se confunden con problemas digestivos, respiratorios o trastornos ansiosos depresivos.

Esto explica que tarden más tiempo que los hombres en acudir a urgencias, o que se sospeche menos en ellas esa patología y se demore el diagnóstico, lo cual repercute negativamente en su pronóstico.

Esto es un ejemplo, pero hay bastantes más. En los últimos años hemos avanzado mucho en analizar las diferencias de género para muchas patologías cardiovasculares, para los efectos de algunos fármacos o de algunas intervenciones. Esto ha sido muy positivo, ya que ha mejorado el abordaje de la enfermedad cardiovascular en la mujer en su conjunto.

¿Cómo influye la edad en el riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres y hombres?

Como decía anteriormente los varones presentan mayor riesgo inicialmente a edades mas tempranas de la etapa adulta, mientras que las mujeres comienzan a estar expuestas a un mayor riesgo a una edad mas avanzada, que es entonces cuando los riesgos casi se igualan.

¿Cuál es la importancia de la detección temprana de factores de riesgo cardiovascular y de realizar exámenes médicos regulares?

La detección precoz es clave pues cuanto antes se empiezan a controlar esos factores de riesgo, menor es el daño que producirán en nuestras arterias. Una detección tardía de los factores de riesgo, o un mal control de los mismos en aquellos que ya los tienen identificados incide en efectos mas adversos y progresivos que conducirán a las graves manifestaciones de la enfermedad

¿Hay adherencia a los tratamientos?

Pues hay menos adherencia de la que debería, e incluso de lo que uno espera, sorprendería saber qué proporción de personas no toman debidamente la medicación para su hipertensión, para su colesterol, para la diabetes, o lo que es peor aún, cuanto no dejan de fumar o vuelven tras abandonar.

Hay múltiples estudios sobre el tema, y las tasas de adherencia varían según país, años de estudio, tipo de terapia, pero en general hay falta completa de adherencia en hasta un 10-20% y parcial en hasta un 50% de los tratados. Y es muy claro que con el trascurrir del tiempo desde la prescripción la adherencia decae.

Y este problema de la adherencia no es solo en la prevención primaria, sino que lo vemos, y aquí es mucho más preocupante en los que ya han padecido un infarto o un ictus,

En la adherencia influyen muchas cosas como el grado de conocimiento de la enfermedad, la educación sanitaria, las ideas falsas que circulan por la calle o por internet y también en algunos casos los recursos económicos de la persona.

La buena adherencia se asocia a una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular y a una disminución de la mortalidad asociada.

¿Cómo afecta el estrés a la salud del corazón?

El estrés forma parte de nuestra vida y la clave es manejarlo, controlarlo, pues eliminarlo del todo es imposible.

Y es necesario hacerlo pues ese estrés descontrolado se traduce en tensión arterial mas alta, falta de actividad deportiva y hábitos dietéticos peores con la consecuente mayor cifra de colesterol y tendencia a abusar del tabaco u otros tóxicos. Todo un acumulo de factores de riesgo.

Para lograr ese control es esencial desarrollar estrategias o hábitos conductuales, hacer deporte, darse momentos de relax, pasear al final de la jornada, …… cada uno va encontrando su forma de hacerlo. 

Al final una vida más saludable ayuda a procesar el estrés de la vida y atenuar sus efectos.

¿Qué recursos y programas ofrece el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares?

Hay multitud de actividades destinadas a ese fin, sesiones, cursos, charlas, documentos impresos con infografías muy atractivas, pero no solo desde el hospital, sino desde atención primaria, desde las consejerías, desde el Colegio de Médicos o el de Enfermería. Los profesionales se desplazan a centros cívicos, colegios, y otras instituciones para hacer esas actividades. Precisamente hace unos días el Colegio de Médicos de Cantabria organizo la semana del corazón con la que colabora intensamente nuestro servicio de cardiología. Todo es poco para este fin, necesitamos hacer mas, e implicarnos todos, no solo los profesionales de la salud. Ustedes desde los medios de comunicación pueden hacer muchísimo.

Actualmente como vicepresidente electo de la Sociedad Española de Cardiología quiero destacar la labor que, en el sentido de promover la prevención, desarrolla la Sociedad y muy especialmente la Fundación Española del Corazón.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares