lunes, julio 15, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesProtección socialBeneficiaria FPSOMC: “Tenemos la tranquilidad de que si nos pasa algo la...

Beneficiaria FPSOMC: “Tenemos la tranquilidad de que si nos pasa algo la Fundación estará ahí para ayudarnos”

Médicos, beneficiarios, familias, Patronos y personal de la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) se dieron cita en la presentación de los actos conmemorativos de su Centenario. Un encuentro, donde se hizo un repaso de los 100 años de solidaridad del colectivo médico con sus compañeros y familias en situación de vulnerabilidad. Personas que sólo tienen palabras de agradecimiento para esta Fundación. “Tenemos la tranquilidad de que si nos pasa algo vosotros estaréis ahí para ayudarnos”, expresó una beneficiaria durante el acto de presentación

En el encuentro, se recorrió la Historia de la Fundacion, los objetivos, los logros conseguidos, los actos previstos, y los retos futuros a los que se enfrenta. Para ello, se contó con la presencia del presidente de la OMC y FPSOMC, el Dr. Juan José Rodríguez Sendín; su vicepresidente primero, el Dr. Serafín Romero; y la directora técnica de la Fundación, Nina Mielgo.

 
La parte más humana de este acto corrió a cargo de los beneficiarios de la FPSOMC que estuvieron presentes, como el ex director de la Fundación para la Formación de la OMC (FFOMC) y médico beneficiario de sus ayudas, el Dr. Jesús Lozano; Mari Cruz Crespo y su hija Alma Barranquer, viuda y huérfana de médico, respectivamente; y el periodista de Acta Sanitaria José Manuel Lozano, también huérfano de médico y receptor de ayudas de esta Fundación.
 
Todos ellos estuvieron acompañados también por el vicepresidente segundo de la OMC y FPSOMC, el Dr. Javier Font; el secretario general, el Dr. Juan Manuel Garrote; su vicesecretario, el Dr. Jerónimo Fernández Torrente; su tesorero, el Dr. José María Rodríguez Vicente; y diferentes miembros del Patronato de la Fundación.
 
El acto comenzó con los testimonios, en vídeo, del periodista Carlos Herrera, quien se quedó huérfano con 11 años y pudo estudiar Medicina gracias a las ayudas de la FPSOMC, aunque luego la realidad laboral le haya llevado a la comunicación; y del doctor Rafael Peinado, que tras sufrir un accidente que le provocó una discapacidad pudo salir adelante con las ayudas de la Fundación.
 
La FPSOMC nació en el Colegio de Médicos de Madrid con el objetivo de socorrer a los médicos y sus familias 
 
Sobre los inicios de la Fundación habló su presidente, el Dr. Rodríguez Sendín quien contó cómo en 1917 los médicos de principios del siglo XX se plantearon la necesidad de “socorrer a sus colegas enfermos, a las viudas, y a sus huérfanos cuando estaban en situaciones de necesidad”. Con ese espíritu de ayudar se fue gestando la Fundación, a la que, un año después, con motivo de la epidemia de la popularmente conocida como Gripe Española, se le dio el impulso definitivo que precisaba para dar respuesta a los que necesitaban ayuda. “Su constitución también sirvió a los propios Colegios de Médicos como nexo de unión y colegiación”, expresó el Dr. Rodríguez Sendín.
 
El presidente de la FPSOMC se refirió a los Dres. Cortezo y José Pando, como impulsores de esta iniciativa, en el Colegio de Médicos de Madrid, “una casa de auxilio de los compañeros necesitados y desamparados”, precisó. Para ello, se estableció una cuota de 10 céntimos de peseta a los médicos colegiados para contribuir a la beneficencia. “En la actualidad, como recordó el Dr. Rodríguez Sendín, son siete euros al mes, “que además se pueden desgravar”, tal y como explicó. “El objetivo de estas aportaciones es atender las necesidades de compañeros en situaciones especiales”, puntualizó.
 
“Lo importante -según señaló- es que no hay ningún agujero negro que lamentar después de haberse repartido tanto dinero solidario”, manifestó el Dr. Rodríguez Sendín, algo, a su juicio “muy importante”. También puso en valor el método por “el cual atendemos a unas 3.000 personas anualmente a las que ofrecemos ayuda asistencial, educacional, de protección social, de conciliación, etc”. De ahí su recomendación de “mucho cuidado con tocar aquello que funciona”. Un funcionamiento de la Fundación que asemejó al Sistema Nacional de Salud.
 
“Desde entonces hasta ahora hemos preservado exactamente los mismos compromisos y misión”, explicó el presidente de la FPSOMC quien puso como ejemplos de beneficiarios al periodista Carlos Herrera y al Dr. Rafael Peinado. “Cuando ocurre un imprevisto, las soluciones suelen ser muy caras, por eso, los médicos hemos creado una bolsa común solidaria para hacer frente a todas las situaciones imprevisibles nuestras o de nuestros hijos, ofreciendo ayudas que permitan seguir llevando una vida digna”, aseguró.
 
“Los médicos están donde hay problemas y dificultades”
 
El Dr. Serafín Romero, vicepresidente de la OMC, señaló que la Fundación es “un ejemplo de solidaridad que se ha adaptado a los tiempos, según evolucionaban las necesidades sociales”. El estado del bienestar ha modificado la razón por la que nació, que fue atender a los huérfanos de médicos, “porque los médicos están donde hay problemas y dificultades”. Sin embargo, en la actualidad estas ayudas han derivado en grandes áreas de prestaciones asistenciales, educacionales, de conciliación, destinadas a la promoción, protección y prevención de la salud del facultativo, el fomento del empleo y la atención social.
 
Las cifras señalan que, gracias a la unión de los médicos de España, la Fundación destina 14 millones de euros en prestaciones para los más necesitados de la profesión médica y sus familiares, cubre a 3.000 beneficiarios y tiene 850 altas anuales. 
 
Para el Dr. Romero, “la joya de la corona de la FPSOMC son las prestaciones educacionales, destinadas a los estudios”. En este punto, el vicepresidente de la OMC tuvo un emotivo recuerdo para un compañero del ámbito colegial que falleció, y cuya principal preocupación era que su hija pudiera continuar sus estudios. Así, reconoció que cuesta que desaparezca la palabra “huérfano” porque “es nuestra esencia y no somos conscientes del problema hasta que los vivimos de cerca”.
 
Entre los retos que afronta la Fundación, el Dr. Romero subrayó que “es el propio Patronato, que vive sumido en las mismas problemáticas y discusiones de la sociedad, por lo que es preciso renovarlo sin perder la esencia”. Uno de los objetivos es asentar unos nuevos estatutos “que permitan que todos podamos estar a gusto dentro del ámbito de la solidaridad”.  La gestión será otro de los retos, “porque la meta es que haya otros 100 años sin una mancha, por lo que se pondrán en marcha todos los mecanismos que potencien la transparencia y el buen gobierno”.  “Hay pocas organizaciones en este país que puedan presentar las cuentas detalladas desde 2010 hasta la última peseta, y el dinero de los médicos está reflejado con transparencia y además hemos aprobado un código de buena gestión para los patronos”, hizo hincapié.
 
“Desde la Fundación se ve que necesidades no cubre el sistema público de atención social y ahí llegamos”
 
Celebrar un centenario de este nivel supone un reto para Nina Mielgo, directora técnica de la FPSOMC, porque se trata, según manifestó, “de una Fundación única en España que la ha creado y la mantiene un colectivo profesional como es el de los médicos”. Asimismo, desde que se constituyó como Patronato hasta el día de hoy “vive exclusivamente con las aportaciones solidarias de los socio protectores” eso le da un margen de autonomía y de acción que le hace no obedecer a ninguna directriz que no sea la de seguir fielmente su misión: ayudar al que lo necesita. “Ninguna Fundación en el ámbito de la protección social ha llegado a cumplir un siglo”, subrayó Mielgo.
 
En la época que se creó la Fundación era normal crear Patronatos de todos los gremios para ayudar a las desgracias que a las personas de ese gremio les sucedía. “Muchos de estos patronatos –añadió- 

ahora no existen. Nuestra Fundación no solo existe sino que tiene puestos sus pilares para durar otros 100 años más, mínimo, porque mientras exista la necesidad de las personas seguirá existiendo”. Según explicó Mielgo esta Fundación llega donde el Estado del derecho no llega a atender. “Somos complementarios a través del servicio de atención social y personalización de los casos y vemos que necesidades no cubre el sistema público de atención social y ahí llegamos”, hizo hincapié.
 
La directora técnica de la FPSOMC contó detalladamente las actividades que se desarrollarán con motivo del Centenario, cuyo objetivo principal es llevar y acercar la Fundación a todos aquellos que la han hecho posible durante estos 100 años y hoy en día la siguen sosteniendo: “beneficiarios, médicos colegiados, socio protectores, Colegios de Médicos, personal y familias” – explicó Mielgo- quien recalcó que la Fundación es de “todos ellos”.
 
Entre las actividades se encuentran la creación de un espacio, denominado microsite conmemorativo que retratará y documentará un siglo de andadura y las personas que han hecho posible la existencia de la Fundación; un libro con la historia de esta institución, una webserie con testimonios, un acto central en Colegio de Médicos de Madrid, en junio, y diferentes eventos por los Colegios de Médicos y actos vinculados a la agenda de la Fundación, de la OMC y del resto de Fundaciones. Se tiene previsto celebrar un acto solemne en la Real Academia de Medicina con una sesión dedicada a la solidaridad de los médicos. Fue allí donde se constituyó oficialmente la Fundación.
 
“Nos daba las mejores ayudas que se podían dar en ese momento”
 
El Dr. Jesús Lozano agradeció, en primer lugar, a la Fundación el habernos elegido “entre los miles y miles de beneficiarios para aportar este granito de arena a la celebración del centenario”. Su padre era médico de Sanidad Nacional y trabajaba como director del Instituto Antipalúdico de Navalmoral de la Mata. Fue uno de los responsables de erradicar el paludismo en España.
 
“Cuando tenía 13 años murió mi padre por una enfermedad profesional debido a los productos derivados de la fumigación dejando a mi madre con cuatro hijos en edad de estudiar, y con una pensión del Estado ridícula”, contó el médico. 
 
Sin embargo, las ayudas de la Fundación le permitieron acabar sus estudios en Valladolid, y, posteriormente, estudiar la carrera de Medicina. “Era la beca más cuantiosa que había en Europa”, expresó el Dr. Lozano quien manifestó que la Fundación daba las mejores ayudas que “se podían dar en ese momento”. Mostró su agradecimiento por toda la ayuda dada a él y su familia que han permitido que tanto el cómo sus hermanos pudieran estudiar sin faltarles de nada”.
 
“El apoyo emocional que presta la Fundación es muy importante”

José Manuel Lozano, periodista de “Acta Sanitaria”, su padre falleció cuando él tenía 3 meses dejando a su madre viuda con sólo 27 años y dos hijos pequeños. Con el apoyo de su abuelo, también médico y con las ayudas de la Fundación consiguieron salir adelante. “El apoyo emocional que presta la Fundación y profesión médica cuando te pasa algo es muy importante”, manifestó el periodista quien agradeció a la Fundación que tanto su hermana como el pudieran estudiar una carrera y puso en valor el entusiasmo con el que trabajan. “Hacéis un trabajo muy bonito y lleváis 100 años sirviendo a mucha gente”.
 
“La Fundación nos ha salvado la vida”
 
Mari Cruz Crespo, viuda de un médico colegiado en el Colegio de Médicos de Cáceres, contó como cuando su maridó enfermó por cáncer tuvieron que cerrar la clínica donde ambos trabajaban y dejar de percibir ingresos. “A través de un amigo contactamos con la Fundación que nos ayudó y tranquilizó a mi marido y a mí de nuestra mayor preocupación si el faltaba que iba a pasar con nosotras y si mis hijas se quedarán sin estudiar y sin un futuro”, explicó Crespo.
Madre de dos hijas en edad de estudiar y con una nieta, tras morir su marido pudo hacer frente a la difícil situación con las ayudas de la Fundación”. “Nos ofrecieron prestaciones educacionales para cada una de mis hijas y una extraordinaria para mi nieta y supuso que ellas pudieran seguir estudiando una Derecho y otra Psicología”, afirmó.
 
Agradece su ayuda porque “para nosotros ha supuesto mucha tranquilidad” -aseguró Crespo- quien consideró que “la Fundación les ha salvado la vida”.
 
“Mis hijas están saliendo adelante y tenemos la tranquilidad de que si seguimos necesitando algo aquí estáis vosotros para ayudarnos”, concluyó.
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares