Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Siempre hay prioridades y la Sanidad es una de ellas

18/04/2011

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, destacó el valor de nuestro Sistema Nacional de Salud y de los profesionales que lo han hecho posible, afirmando que ninguna medida que se tome deberá poner en peligro ni afectar a la calidad. Por eso mostró su apoyo a las organizaciones colegiales de médicos y de enfermería y les transmitió un mensaje de confianza

Madrid, 18 de abril 2011 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

.

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, acudió a la “Cumbre Mundial Médico – Enfermera” para transmitir un “mensaje de confianza y optimismo en el futuro”, destacando que en un momento de crisis como el que vivimos hay que tomar medidas pero, tratándose de la “joya de la corona” –como definió a nuestro Sistema Nacional de Salud- no deberá tomarse ninguna medida que lo ponga en peligro. Como reconoció, siempre “hay prioridades y la Sanidad es una prioridad para este Gobierno”.

Con su presencia quiso poner en valor esta “Cumbre Mundial”, haciendo alusión también al “espacio histórico y simbólico” que representaba el marco elegido: la Facultad de Medicina. Allí quedaba constancia también, del respaldo que las organizaciones profesionales y órganos reguladores de médicos y enfermeros de numerosos países han testimoniado con su presencia y participación activa en esta “Cumbre Mundial” en apoyo decidido de nuestras organizaciones colegiales españolas.

La ministra mostró su reconocimiento a estas profesiones, a las que transmitió su “respeto, agradecimiento, colaboración y apoyo”. Quiso referirse a los datos del último Barómetro Sanitario que reflejan el sentir mayoritario de la población, un 73,9% de la cual “considera que nuestro Sistema Nacional de Salud funciona bien o muy bien” y esto se debe en buena parte a los profesionales que trabajan en el mismo. Así, destacó cómo –en porcentajes muy similares en torno al 84%- los ciudadanos han mostrado su confianza en los médicos y enfermeras que les atienden.

En concreto, Leire Pajín, “como ministra y como ciudadana” agradeció de forma muy especial “la dedicación y profesionalidad” de estos colectivos que ahora, al cumplirse 25 años de la Ley General de Sanidad, es justo reconocer que tanto médicos como enfermería “han sido protagonistas”.

Reconoció igualmente el “carácter específico y especial” de ambas profesiones, que tienen “un papel muy relevante” en las políticas que desarrolla su ministerio. Citó expresamente los presidentes de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, y del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, quienes “están trabajando con el ministerio en torno a las cuestiones que nos preocupan de forma compartida” y espera que “en breve veremos frutos de ese intenso trabajo”.

“Soy partidaria de trabajar para acrecentar su fortaleza institucional. Quiero que incrementemos la colaboración institucional para que los retos del Sistema Nacional de Salud puedan afrontarse”, continuó exponiendo.

En consecuencia, tal como explicó, su objetivo es “desarrollar políticas basadas en el consenso” y animó a seguir trabajando para mantener el nivel de nuestro Sistema Nacional de Salud e indicando expresamente que cualquier medida que se tome “no habrá de afectar a la calidad”.

La colegiación debe ser entendida como un bien social

Previamente a su intervención, los presidentes de los Consejos Generales de Médicos y de Enfermería, Juan José Rodríguez Sendín y Máximo González Jurado, expusieron a la ministra las razones de esta convocatoria. Rodríguez Sendín fue categórico al afirmar que “no todo en este mundo lo debe regular el mercado” y que la capacidad de autorregulación demostrada por las organizaciones colegiales de médicos y de enfermería –“son las dos profesiones más reguladas” añadió- deben hacerlo “desde la independencia, tanto política como económica, y la autonomía”.

Se refirió igualmente a las características especiales de los Colegios profesionales, que ya existían antes que la Constitución española y “tenían reconocidas unas peculiaridades específicas”, tanto es así, explicó, que las organizaciones colegiales, a diferencia de cualquier otra organización o asociación, “no pueden renunciar a sus fines” y por tanto “su marco ético y social no puede ser cambiado”.

Para terminar, concluyó destacando que “la colegiación debe ser entendida como un bien social” y por consiguiente pidió al Gobierno “inteligencia política y social”.

Como apuntó también Máximo González Jurado, las profesiones sanitarias “estamos comprometidas con el reto de la sostenibilidad de nuestro Sistema Nacional de Salud, pero no a cualquier precio” y exigió que “las organizaciones colegiales deben gozar de la autoridad necesaria para poder garantizar a los ciudadanos el mejor ejercicio profesional”.

La intervención íntegra de la ministra se puede consultar a pie de página