Sábado, 21 Septiembre 2019

Protestas en toda España

Primera "marea blanca" nacional toma las calles de las principales ciudades

Una nueva marea blanca compuesta por miles de profesionales sanitarios y usuarios procedentes de toda España se manfiestó ayer domingo por el centro de Madrid. Además, la primera marea blanca de ámbito nacional tomó las calles de otras ciudades, entre ellas, Barcelona, Valencia, Pontevedra, Zaragoza, Santander, Málaga, Cádiz, Orense, Murcia y Palma de Mallorca, para protestar por la situación sanitaria

17/02/2013 medicosypacientes.com

Madrid, 18 de febrero 2013 (medicosypacientes.com/E.P.)

Una nueva marea blanca compuesta por miles de profesionales sanitarios y usuarios procedentes de toda España se manfiestó ayer domingo por el centro de Madrid en defensa de la sanidad pública y contra el modelo de gestión sanitaria externalizada. Además de Madrid, la primera marea blanca de ámbito nacional tomó las calles de otras ciudades, entre ellas, Barcelona, Valencia, Pontevedra, Zaragoza, Santander, Málaga, Cádiz, Orense, Murcia y Palma de Mallorca, para protestar por la situación sanitaria.

En Madrid, varias columnas que han partido desde los hospitales de La Paz, el Clínico, el Hospital de la Cruz Roja, La Princesa, el Hospital del Henares, el Infanta Leonor y desde Getafe confluyeron en la plaza de Cibeles en torno a las 12 horas de ayer domingo para partir en única marea hacia la Puerta del Sol, lugar donde ha concluido la manifestación.

Como en anteriores manifestaciones sanitarias, la cabecera de la misma portaba una pancarta con el  mismo lema La Sanidad no se vende, se defiende, aunque también se han podido diferenciar otras con las consignas Se vende tu salud, Roban tu salud o Por la salud, entre otras.

Muchos de los manifestantes utilizaron silbatos, al tiempo que se escucharon voces como Sí se puede, Sanidad pública, Lasquetty escucha, la sanidad en lucha, Que bote Sanidad, Luego diréis que somos cinco o seis o Más enfermeras y menos Eurovegas, entre otras.

Entre los convocantes de esta concentración, la tercera de 2013 que se celebra por las calles de la capital se encontraron La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública compuesta por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad (SATSE, CCOO, AMYTS, CSIT-UP, UGT, USAE), y la Plataforma Asamblearia de Trabajadores y Usuarios por la Salud (PATU-Salud), la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), así como diversas plataformas ciudadanas por lo público

Por parte de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), su portavoz, Belén Padilla, señaló que la privatización de la sanidad pública "no es una medida eficaz para mejorar la sanidad". Respecto a las declaraciones del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, en las que ha asegurado que esta manifestación es "un intento de seguir estirando" el conflicto en interés, a su juicio, "de quienes la convocan", Padilla ha aseverado que el conflicto "lo han creado ellos".

"Una sanidad pública como la que existe en España y en Madrid que es de las más eficientes de Europa, por afán electoralista y por un ánimo de lucro no se puede privatizar. El conflicto lo han creado ellos", según indicó.

Por su parte, el secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, afirmó que no "hay ninguna experiencia en el mundo" donde la privatización de la sanidad haya mejorado la atención sanitaria. Además, el secretario general de CC.OO. de Madrid, Jaime Cedrún, criticó que "no hay ninguna solución y por tanto el conflicto sigue". Según el secretario general, lo que está planteando el Gobierno regional es un "error y un fracaso". Desde su sindicato no entienden que para mejorar el gasto sanitario se deba "desmantelar el sistema público de salud" y han pedido al presidente regional, Ignacio González, que "retire" todo el plan de privatización de centros de salud, hospitales y servicios sanitarios.

En esta cabecera también se encontraba el actual portavoz del partido Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, quien ha declarado que lo que se está viendo es un intento de convertir la sanidad en una especulación. "Quieren dar el pelotazo sanitario para negar el derecho a la salud de la inmensa mayoría", afirmó. Preguntado sobre el papel actual del Ministerio de Sanidad que dirige Ana Mato, Llamazares ha añadido que se ha convertido "en una caja de recaudación, sin políticas sanitarias propias".

En su camino en dirección a Sol, el coportavoz de EQUO Madrid, Ramón Linaza, indicó que desde su formación han presentado en la Fiscalía un escrito para que se investiguen "las donaciones al PP por parte de las empresas constructoras a las que se les ha asignado la gestión de hospitales público". "Aquí hay una connivencia entre los intereses privados y los gestores públicos cuyo objetivo es desmantelar la sanidad para hacer negocio", señaló, al tiempo que añadió que esta manifestación es un "intento de que se respete algo tan básico y fundamental como es el derecho a la salud".

Por otro lado, el representante de la plataforma de centros de salud de Madrid, Alejandro Tejedor, comentó que el conflicto no ha acabado porque la Conserjería de Sanidad madrileña lleva a los ciudadanos a un "callejón sin salida".

En referencia al estado de la negociación, Tejedor explicó que aunque "parecía" que iba en positivo, después del trabajo de los profesionales presentando documentos alternativos de viabilidad técnica, la Conserjería "no tiene fecha" para una próxima reunión. Finalmente, se quejó de la falta de responsabilidad del Ministerio de Sanidad pues "debería mediar para que todos los ciudadanos tengan un servicio de calidad, seguridad y eficiencia".

Otras ciudades

En Barcelona, unas 8.000 personas, según la Guardia Urbana, protestaron por los recortes en sanidad y las privatizaciones de plantas y hospitales catalanes, convocados por la Plataforma por el derecho a la salud y la Plataforma sindical unitaria de la función pública.

La manifestación empezó  en plaza Cataluña y fue recorriendo las calles de la capital catalana hasta la plaza de Palau, en una concentración en la que participaron sindicatos, asociaciones de trabajadores de hospitales catalanes, médicos, enfermeros y usuarios de la sanidad pública.

Médicos del Hospital Can Ruti de Badalona, explicaron que han notado mucho los recortes y la privatización de plantas porque "hay más quirófanos cerrados, listas de espera más largas y gente atendida en los pasillos del hospital porque no hay suficientes salas".

El secretario general de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez, señaló que espera que este año la lucha contra las políticas de austeridad se intensifique, tomando como referencia el éxito de la Iniciativa legislativa popular (ILP) de la dación en pago.

Álvarez pidió explicaciones a la Generalitat por los informes de las posibles privatizaciones de hospitales catalanes: "La gente tiene que saber que privatizar la sanidad significa que habrá servicios que no se podrán dar", ha añadido.

También asistió a la concentración el líder de ICV, Joan Herrera, que pidió la dimisión del consejero de Salud, Boi Ruiz, por su gestión y defendió que "no puede haber cambios sin el apoyo de la gente, y un ejemplo son las movilizaciones por la dación en pago, que pueden cambiar las leyes".

En Galicia, cientos de personas participaron en sendas protestas realizadas en Orense y Pontevedra en defensa de la sanidad pública, en una versión gallega de la conocida como marea blanca. A lo largo de estas concentraciones se lanzaron diversas consignas en defensa de la sanidad pública.

En Pamplona, unas 300 personas, convocadas por la Plataforma Navarra de Salud, realizaron una cadena humana con la que rodearon el Centro de Consultas Príncipe de Viana de Pamplona en defensa de la sanidad pública, en el marco de la Marea Blanca nacional contra el modelo de gestión sanitaria externalizada.

Los asistentes se reunieron sobre las 12 horas frente al Centro de Consultas Príncipe de Viana de Pamplona, que rodearon mediante una cadena humana. Los participantes corearon gritos como Sanidad pública, Sanidad, derecho universal, o Gastos militares para escuelas y hospitales.

Mientras, en Zaragoza, alrededor de 3.000 personas -según los convocantes- se concentraron en torno a la manifestación que partió a mediodía de la Glorieta Sasera y recorrió el Paseo de la Independencia para concluir en la Plaza del Pilar.

En declaraciones a los medios de comunicación, la portavoz de la organización "Marea Blanca" Ana Esteve se refirió a las movilizaciones en toda España, "puesto que los recortes en la sanidad son un problema que se está produciendo en todas las comunidades autónomas".

Como ejemplo del deterioro de la sanidad pública aragonesa, Ana Esteve mencionó el desmantelamiento de los laboratorios del Centro de Especialidades Grande Covián y otros centros sanitarios, el recorte en la limpieza hospitalaria y el aumento de las listas de espera quirúrgicas.

"Pensamos que aún estamos a tiempo para no llegar a la situación a la que ha llegado la sanidad en Madrid". Los manifestantes "estamos en la calle" contra los recortes, concluyó.