Campaña medicina rural

Lunes, 15 Agosto 2022

No se debe hacer deporte a cualquier precio

22/09/2010

Un especialista asegura que la práctica deportiva incontrolada "incrementa el riesgo de muerte súbita". Existen cuatro veces más muertes súbitas en los deportistas que en las personas que no practican deporte

Madrid, 23 de septiembre 2010 (E.P.)

El director del Instituto de Medicina del Deporte del Ayuntamiento de Valencia, Luis García del Moral, ha comentado que "la práctica deportiva incontrolada incrementa el riesgo de muerte súbita", por lo que el ejercicio físico "se debe considerar un desencadenante y no un productor de muertes súbitas". En este sentido, ha recomendado "no hacer deporte a cualquier precio".

Según este especialista, "una mayor regulación legislativa al respecto, una formación adecuada de los profesionales, la creación de una estructura articulada y coordinada con especialistas y la deslocalización temporal de las revisiones, entre otras medidas para prevenir las muertes súbitas en las práctica deportiva”.

Además, García del Moral ha abogado por la existencia de DEA (desfibriladores externos automáticos) de uso público durante los eventos deportivos ya que "sólo un 11 por ciento de los deportistas cardiópatas sobreviven tras un ataque y es una forma de prevención, aunque no la única".

También ha recalcado que "es fundamental disponer de equipos médicos ya que el factor tiempo es esencial y cerca del 51 por ciento de los deportistas que sufren un ataque no tienen secuelas si la reanimación ha sido antes de los cinco segundos".

García del Moral ha asegurado que existen cuatro veces más muertes súbitas en los deportistas que en las personas que no practican deporte, aunque a partir de los 30 años, las muertes súbitas suelen ser por enfermedades ateromatosas coronarias y, antes de los 30 años suelen ser por miocardiopatías arritmogénicas. Asimismo, ha explicado que en otros países como Italia se ha obligado a llevar a cabo revisiones médicas, con lo que han logrado reducir en un 89 por ciento las incidencias de muertes súbitas.