Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Medidas clave para atajar la gripe: Prevenir y no automedicarse

29/09/2008

Expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) recuerdan que los antibióticos no están indicados para la gripe y aconsejan que deben vacunarse aquellos colectivos más vulnerables como los mayores de 65 años, las personas con afecciones crónicas, las mujeres embarazadas y los niños pequeños

Madrid, 29 septiembre 2008 (Redacción)

Gripe

“La elevada tasa de mortalidad de la gripe se produce porque ésta descompensa o agrava enfermedades crónicas de base, en aquellas personas que las padecen, tales como enfermedades cardiovasculares, respiratorias como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o el asma, la diabetes, o enfermedades hematológicas, inmunológicas y tumorales” afirma el Dr. José Gallardo, neumólogo y miembro de SEPAR. La gripe es una enfermedad respiratoria aguda, infecciosa y contagiosa que se propaga de persona a persona a través del aire, producida por un virus (el virus de la influenza) y que como cualquier enfermedad viral, no tiene tratamiento específico. Por causa de la gripe murieron en el primer trimestre de 2004, 47 personas y 520 en el mismo período de 2005, según datos del INE (Instituto Español de Estadística).

Entre el mes de noviembre de 2006 y octubre de 2007, la gripe afectó a más de medio millón de españoles, según los casos notificados al INE (Instituto Español de Estadística), aunque los especialistas estiman que afecta a más de tres millones de españoles cada año. “Los neumólogos recomendamos a los ciudadanos que no se automediquen y, sobre todo, que no tomen antibióticos si padecen una gripe. Igualmente, si tienen alguna duda respecto a la vacunación, que consulten con su médico”, comenta el Dr. Gallardo.

Si bien los niños son uno de los grupos de población más afectada por la gripe, sólo se recomienda la vacunación a niños con algunas enfermedades crónicas y a niños sanos mayores de seis meses que puedan constituir un riesgo para adultos que conviven con ellos y que no pueden ser vacunados. Asimismo, se recomienda la vacunación contra la gripe a los adultos que pueden constituir un riesgo para los niños (profesores de colegios e institutos), embarazadas, personas con enfermedades crónicas ya citadas, personal sanitario y profesionales al cuidado de niños y ancianos; así mismo está recomendada la vacunación a personas sanas mayores de 65 años.

La vacuna preventiva, ha sido diseñada, como cada año, por expertos de la OMS en febrero con las cepas víricas mas predominantes en la campaña 2007-2008 en el hemisferio norte. Esas cepas tienen tres variantes: A (que puede causar gripe en humanos y animales), B (que sólo causa gripe en humanos) y C (que causa una afección leve). La vacuna de este año contiene 2 cepas del tipo A (A/H3N2 Australia y A H1N1/Brisbane/59/2007) y una cepa del virus B (B/Florida/4/2006); dichas variantes antigénicas son nuevas este año lo cual no implica necesariamente mayor virulencia para las personas que puedan padecer la gripe este año, sobre todo las personas sanas, puesto que el organismo humano es capaz de crear anticuerpos que rechacen estos antígenos nuevos de la gripe; no obstante y como todos los años los neumólogos recomiendan la vacunación de todos los grupos de riesgo ya citados incluidos personal sanitario y cuidadores de niños y personas ancianas. En España, la OMS dispone de tres centros colaboradores en Barcelona, Madrid y Valladolid. La vacuna suele evitar un 75% de las infecciones gripales en las personas jóvenes y sanas, y es algo menos efectivo en los mayores o los enfermos debilitados.