Campaña medicina rural

Sábado, 20 Agosto 2022

Los problemas de salud no son cuentos chinos

08/03/2010

La comunidad china constituye un significativo porcentaje de la población en nuestro país, sin embargo la presencia de pacientes chinos en las consultas médicas es muy escasa. La revista del Colegio de Médicos de Valencia hace en su último número un análisis de esta curiosa situación que levanta no pocas suspicacias

Valencia, 8 de marzo 2010 (medicosypacientes.com)

En la Comunidad Valenciana, al igual que en otros muchos puntos de nuestra geografía, los ciudadanos de origen chino representan un porcentaje relevante sobre el conjunto de la población inmigrante; un porcentaje que no guarda relación con la presencia de los mismos (realmente muy escasa) en las consultas médicas de nuestro Sistema Nacional de Salud, al que tienen derecho.

Descripción de la imagen

“Médicos y Pacientes” les ofrece el reportaje que con este motivo ha publicado en su último número la revista “Valencia Médica” editada por el Colegio de Médicos de Valencia.

Los problemas de salud no son cuentos chinos

No es ningún secreto que existe un gran número de comercios y restaurantes chinos en nuestras localidades. El crecimiento de este grupo de población ha impulsado, incluso, la creación de negocios que están dirigidos expresamente a ciudadanos de este país. Se estima que, censados, hay más de 6.000 chinos en Valencia. Sin embargo, ¿cómo es posible que no aparezcan apenas por las consultas médicas ni hospitales?

Yale Tung Chen, médico valenciano de procedencia china, se afana en eliminar recelos en torno al tema, señalando las “diferencias culturales y, sobre todo, la barrera idiomática” como principales causas de la poca presencia de sus compatriotas en las consultas. “En general los chinos únicamente van al médico cuando padecen algo grave”, dice el joven facultativo. Un caso gráfico es el de muchas mujeres de procedencia china que no llevan un seguimiento de su embarazo y se acercan a los centros sanitarios, directamente, a dar a luz.

“De hecho”, afirma Yale, “lo habitual es que se compren un billete de avión para tratarse en lugar de origen o que acudan a un practicante de medicina tradicional (parasanitarios sin formación en muchos casos) antes que confiar en un sanitario español”, afirma Yale. La medicina tradicional china es una gran desconocida para la mayoría que, sin suplantar nunca a la medicina académica, goza de muchos seguidores; no en vano, tiene miles de años de antigüedad y en China consta de una carrera universitaria de cinco años de duración.

David Zhou, presidente de la Asociación de Empresarios Chinos en la Comunidad Valenciana, señala que, además, “las listas de espera española no suceden en ciudades como Shangai donde te atienden para un chequeo completo en el momento”. El empresario chino lleva 20 años viviendo en Valencia y, sin embargo, no duda en viajar una vez al año a su país natal para pasar revisión médica.

Cuestión de confianza

La brutal diferencia con el idioma es el obstáculo más abrupto entre el paciente chino y el médico. Lo que para inmigrantes de otras latitudes se convierte en una barrera salvable, con el chino se traduce en un serio problema de confianza. Una incertidumbre que se agudiza al comprobar la pobre disponibilidad de intérpretes de esta lengua en nuestros centros sanitarios. David Zhou hace hincapié en la carencia de traductores chinos: “a veces pueden demorarse hasta 2 días después de solicitarlos incluso para una urgencia”.

Yale Tung todavía recuerda cuando un desconocido de procedencia china le llamó desde las urgencias de un hospital para pedirle que se acercara a verle para aclararle qué le ocurría. “Cuando saben que soy médico y que hablo chino se van pasando mi móvil unos a otros”, asegura colegiado valenciano.

“Lo más curioso es que, al contrario de lo que piensan muchos europeos, el chino suele ser una persona educada, afable y abierta si le muestras cariño o hablas algo de su idioma” defiende David Zhou. Yale Tung apoya la teoría del empresario y resalta “lo poco que hay que esforzarse para conseguir que este tipo de pacientes se entreguen y confíen en ti”. Para Yale, “algo que es exportable al trato médico para con cualquier emigrante y que con el chino se multiplica”.

Tung cree que “aumentar el número de intérpretes y su accesibilidad en los centros sanitarios, así como la preparación sanitaria de éstos, sin ser una solución, paliaría algo el problema de los inmigrantes que –apuntilla el galeno- al final, como cualquier otro paciente, únicamente necesitan que te pongas en su piel”.

Ideas médicas de los chinos

  • Goteros: Son considerados como la panacea del tratamiento de cualquier enfermedad. Muchos pacientes chinos lo primero que buscan al entrar en la consulta.
  • Medicamentos: consideran que son más eficaces los de precio más elevado y/o de fabricación alemana o americana.
  • Medicina tradicional china. Habitualmente la prefieren los pacientes de mayor edad, que han vivido en China.
  • Análisis de sangre. Los pacientes chinos son muy poco partidarios de hacerse repetidos análisis de sangre, ante la creencia de que las extracciones de sangre "debilitan" la salud.
  • Dentadura. La mayoría de los inmigrantes de procedencia china poseen escasa o nula cultura odontológica. Sobre todo las personas de mayor edad, consideran inevitable la caída de los dientes con la edad.
  • Dieta. En general, suele ser difícil que los pacientes chinos hagan estrictamente la dieta que se les instaura.
  • Alimentación en lactantes. En la inmensa mayoría de las familias, los niños a partir de los 6 meses (máximo a los 9 meses), empezarán a tomar los más variados alimentos.
  • Alimentos. Los alimentos occidentales que no suelen tener mucha aceptación entre la población china son: quesos (especialmente los muy curados), jamón serrano (carne cruda) y legumbres (garbanzos y lentejas). La comida española en general la consideran muy salada y los postres demasiado dulces. El arroz se cocina en toda China (al igual que en el resto de países de influencia) mucho más hecho (pasado) de lo que se suele cocinar en España.

La edición digital de la revista “Valencia Médica” puede consultarse en la sección “Noticias” de: http://www.comv.es/

Enlaces relacionados: