Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

Los centros de salud de Toledo solo disponen de un modelo de medidor de glucosa

04/07/2008

El SESCAM mantendría un pequeño stock de todas las tiras. Sin embargo los centros de salud, entregarían solo un tipo de medidor, manteniendo la base instalada de otro. Por lo tanto, el paciente que ha venido utilizando otros modelos tendrá que adaptarse “en algo tan importante como el control de su enfermedad”, señala el presidente de la Federación de Diabéticos.

Madrid, 16 de Junio de 2008. (Redación)

A pesar de las denuncias realizadas hace poco más de un mes por los diabéticos de Guadalajara –el SESCAM ha decido hacer ahora lo mismo en Toledo: los centros de salud sólo dispondrán de un modelo de medidor de glucosa, más la base instalada de otro. Ángel Cabrera Hidalgo, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), considera esta decisión “incoherente, sin ninguna justificación económica, que tiende al monopolio y a terminar con la posibilidad de ofrecer la mejor opción al paciente diabético” y anuncia movilizaciones: “vamos a demostrar que no se puede hacer esto con nosotros; no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”.

El recientemente nombrado presidente de FEDE no entiende por qué el Servicio de Salud de Castilla la Mancha impide elegir a los pacientes su modelo de medidor (máxime, dado el compromiso de libre elección de medidor adquirido por este organismo el pasado verano) “algo fundamental para un diabético, pues se trata de su control de glucosa” y asegura que “afecta gravemente a los pacientes de Toledo de una manera injustificada”. Cabrera Hidalgo afirma que esta decisión perjudica la calidad de vida del paciente, “sobre todo en pacientes mayores –puntualiza- ya que cambiar el medidor a una persona acostumbrada a una determinada rutina puede afectar al necesario control de la enfermedad”.

El presidente de FEDE no llega a entender los motivos de estas decisiones del SESCAM. “Además de los perjuicios para el paciente –que es lo que más nos preocupa- un solo medidor provoca monopolio, atenta contra la equidad y la libertad de elección y hará que la industria no investigue para mejorar los aparatos”. Además, añade “esta decisión supone un agravio comparativo para los castellano-manchegos con respecto a los pacientes de otras CC.AA”.

A finales del pasado mes de abril se aprobó la misma medida en Guadalajara. Tanto la Asociación de Diabéticos de Guadalajara, como la Asociación de Diabéticos de Alcázar de San Juan como la propia Federación de Diabéticos Españoles exigieron al SESCAM la retirada de estas restricciones.