Campaña medicina rural

Sábado, 13 Agosto 2022

"Libro Verde" de la C.E. sobre cualificaciones profesionales

06/07/2011

El Departamento Internacional del Consejo General de Colegios de Médicos ha dedicado su último informe “Europa al Día” al proceso de revisión de la Directiva 2005/36/CE sobre reconocimiento de cualificaciones profesionales. Junto a ello ofrece la traducción al español del “Libro Verde: Modernizar la Directiva sobre las cualificaciones profesionales” cuyo objetivo es facilitar la movilidad profesional como elemento clave de la competitividad en Europa

Madrid, 5 de julio 2011 (medicosypacientes.com)

La Comisión Europea inició en marzo de 2010 el proceso de revisión de la Directiva 2005/36/CE sobre reconocimiento de cualificaciones profesionales. Tras pedir informes a las autoridades competentes y hacer una consulta pública en la que participó la Organización Médica Colegial (OMC) de España, ha presentado recientemente su informe final de evaluación en un “Libro Verde” sobre el que solicita opiniones antes del 20 de septiembre.

Descripción de la imagen

El objetivo de este “Libro Verde” es facilitar la movilidad profesional como elemento clave de la competitividad en Europa. En él presenta la tarjeta profesional europea y establece las diferentes opciones de modernización del reconocimiento automático de títulos.

Los temas principales que aborda y que afectan a la profesión médica son los siguientes:

2.1.- Tarjeta profesional europea.
3.1.- Acceso a la información y administración en línea.
3.4.- IMI.
3.5.- Requisitos de idioma.
4.- Modernización del reconocimiento automático.
4.3.- Médicos especialistas.
4.8.- Cualificaciones de terceros países.

De ellos se da cuenta en el último informe “Europa al Día” elaborado por el Departamento Internacional del Consejo General de Colegios de Médicos, y que ofrecemos en el documento adjunto así como el texto en español del citado “Libro Verde”.

A la vista del mismo se desprende que la Comisión está especialmente preocupada con la escasez prevista de profesionales sanitarios, que se calcula en un millón, y va a llevar a cabo, junto con los Estados miembros, acciones que mejoren la gestión de la movilidad de estos profesionales mediante un refuerzo de sus políticas generales de mano de obra y de los mecanismos de planificación.