Campaña medicina rural

Viernes, 19 Agosto 2022

Las casas de acogida para enfermos de Sida

13/02/2009

En nuestro país existen diversos servicios que proporcionan cuidados a los enfermos de Sida, sin embargo su dispersión, la falta de coordinación, su dependencia de diferentes administraciones, y las barreras administrativas y de motivación del afectado hacen que su uso sea inferior a lo deseable y su eficacia limitada

Madrid, 14 febrero 2009 (medicosypacientes.com)

El doctor Antonio Bascuñana Quirell, director médico del Hospital Comarcal Virgen del Camino, de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) responde para “Médicos y Pacientes” a algunas de las preguntas más frecuentes sobre las casas de acogida para enfermos de Sida.

¿Qué son y qué pueden aportar las Casas de Acogida para enfermos de SIDA?

Las Casas de Acogida para enfermos de SIDA nacieron durante los años 80 como recursos caritativos para proporcionar soporte humano y cuidados paliativos de forma que los que en ella residían pudieran vivir y posiblemente morir con dignidad. Desde sus inicios pero cada vez más frecuentemente sus acogidos tienen el complejo perfil de VIH con marginalidad social. Existen estudios que soportan la hipótesis de que proporcionan efectos beneficiosos sanitarios además de sociales y humanitarios. Hoy día constituyen un recurso socio-sanitario que, por sus características, pueden desempeñar un intervención global sobre los VIH+ con marginalidad social lo que las convierte en un recurso aún más necesarios que en la época previa al tratamiento antiretroviral de alta eficacia. De esta forma podría contribuirse a disminuirse en nuestro país la desigualdad entre infectados por el VIH.

¿Cómo se encuentra el tratamiento del SIDA en la actualidad?

Los esfuerzos aplicados y los recursos utilizados desde el descubrimiento de la infección por VIH han dado sus frutos. Con los progresivos avances terapéuticos el SIDA ha pasado de ser una enfermedad rápidamente mortal a una enfermedad crónica con esperanza de vida cada vez más próxima a la de la población general.

¿Se benefician por igual todos los españoles de los avances en el tratamiento del SIDA?

En países desarrollados como el nuestro existe un segmento de infectados por el VIH que se benefician escasamente de los avances terapéuticos. Son personas que desde el inicio de la epidemia han estado presentes pero que en el curso de los años se han hecho más evidentes y que en Andalucía suponen cerca del 10% de los infectados por el VIH. se caracterizan por reunir varias de las siguientes características de grave marginalidad social: mantienen consumo activo o reciente de drogas, proceden de familias desestructuradas, gozan de escaso o nulo soporte social, carecen de vivienda estable, tienen un pobre bagaje educativo y laboral, han sufrido estancia en prisiones, y muchos padecen patología mental o dificultades de adaptación social. Al caminar por cualquier ciudad es posible que nos encontremos con alguno que, en situación de indigencia, malvive en las calles.

¿Qué recursos existen en la actualidad para los VIH+ con marginalidad social?

En teoría, en nuestro país existen diversos servicios que proporcionan estos cuidados pero la realidad es que su dispersión, la falta de coordinación, su dependencia de diferentes administraciones, y las barreras administrativas y de motivación del afectado hacen que su uso sea inferior a lo deseable y su eficacia limitada. Así, pueden recorrer Centros de Salud, servicios de urgencias, unidades de infecciones, servicios sociales diversos, centros ambulatorios de tratamiento de drogodependencia, servicios sanitarios/sociales penitenciarios y unidades o consultas de salud mental sin que su problema se resuelva.