Lunes, 11 Diciembre 2017

Día Mundial del Linfoma

La llegada de nuevos fármacos cambia el paradigma terapéutico en el abordaje de los linfomas

Este viernes se conmemora el Día Mundial del Linfoma, un tipo de cáncer hematológico producido por la proliferación maligna de linfocitos (células defensivas del sistema inmunitario) y originado generalmente en los ganglios linfáticos. Hoy se cura la enfermedad en el 60% de los casos, según datos del Grupo Español de Linfomas y Trasplante Autólogo de Médula Ósea (GELTAMO), de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) 

Madrid 14/09/2017 medicosypacientes.com
Dra. Dolores Caballero.

Los linfomas representan el 4% de todos los nuevos casos de cáncer que se dan en España cada año, lo que supone más de 6.100 pacientes, y generalmente aparecen en torno a los 60 años de edad. Afortunadamente. No se conocen las causas de esta enfermedad, aunque sí se sabe que las infecciones víricas y bacterianas contribuyen a su aparición, e incluso juegan un papel fundamental en algunos subtipos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece la existencia de más de 40 tipos de linfoma, en función del tipo de células inmunes afectadas y los biomarcadores implicados. De manera general, existen dos grandes grupos: los linfomas de Hodgkin (LH), que suponen el 10% de todos los casos y se curan en la mayoría de los pacientes, y los linfomas no Hodgkin (LNH), que suponen el 90% restante y constituyen un gran reto desde el punto de vista de su abordaje. “Los adelantos logrados en histología, inmunología y citogenética han conducido a importantes avances en el conocimiento molecular de los linfomas, lo que ha traído consigo, a su vez, la llegada de nuevos y esperanzadores fármacos que están cambiando el paradigma terapéutico de la enfermedad y contribuyendo a mejorar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes”, apunta la Dra. Dolores Caballero, coordinadora de GELTAMO.

Los nuevos tratamientos aprobados en 2016 se engloban en dos estrategias: terapias dirigidas e inmunoterapia. Las primeras “inhiben vías de señalización intracelular relacionadas con el receptor de los linfocitos B y han demostrado ser eficaces en algunos tipos de LNH, como linfoma de manto, algunos subtipos de linfoma difuso de célula grande y linfoma folicular en recaída”, explica la Dra. Caballero. 

Estos fármacos “presentan dos ventajas con respecto a la quimioterapia convencional: un mecanismo de acción más específico y administración por vía oral”, añade. Por su parte, la inmunoterapia trata de utilizar nuestro propio sistema inmune para atacar la enfermedad. En este ámbito destacan los anticuerpos monoclonales anti-PD1, efectivos inicialmente en LH, y la terapia CART, en fase de estudio para diferentes tipos de linfoma. “El conocimiento biológico permitirá establecer la terapia adecuada para cada paciente, disminuyendo la toxicidad y optimizando los tratamientos”. 

El principal inconveniente de estas nuevas terapias es su elevado coste, por lo que “es fundamental conjugar el acceso a las mismas con la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario”, afirma la experta.

Registro Español de Pacientes con Linfoma (RELINF)

En el Registro Español de Pacientes con Linfoma (RELINF), de GELTAMO, “el subtipo de LNH más frecuente es el linfoma B difuso de célula grande (LBDCG), presente en el 30% de los casos”, apunta la doctora Caballero. Le sigue el linfoma folicular, con un 19%. De acuerdo con su historia natural, los linfomas más agresivos son el LBDCG y algunos linfomas T, aunque esto dependerá también de las características clínico-biológicas de cada paciente. En este contexto, “es sumamente importante realizar un diagnóstico preciso para poder elegir el tratamiento más efectivo en cada caso”, concluye.