Domingo, 19 Mayo 2019

Día Mundial Salud Mental

La Fundación para la Protección Social de la OMC implicada con la salud mental

 

La Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial, con motivo del Día Mundial de la Salud Mental que se celebra hoy, quiere mostrar su solidaridad y compromiso con todas aquellas personas que padecen estos problemas, y en especial con los médicos, a los que atiende a través del Programa de Atención Integral del Médico Enfermo (PAIME)

09/10/2014 medicosypacientes.com

 

Madrid, 10 de octubre de 2014 (medicosypacientes.com/A.G)

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

La salud mental es un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

En 2013, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó un plan de acción integral sobre salud mental para el período 2013-2020. El Plan de Acción tiene el objetivo general de promover la salud mental, prevenir trastornos mentales, dispensar atención, mejorar la recuperación, promover los derechos humanos y reducir la mortalidad, morbilidad y discapacidad de personas con trastornos mentales

Sin embargo, en la mayoría de los países, sobre todo en los de ingresos bajos y medios, los servicios de salud mental padecen una grave escasez de recursos, tanto humanos como económicos. La mayoría de los recursos de atención sanitaria disponibles se destinan actualmente a la atención y el tratamiento especializados de los enfermos mentales y, en menor medida, a un sistema integrado de salud mental. En lugar de proporcionar atención en grandes hospitales psiquiátricos, los países deberían integrar la salud mental en la asistencia primaria, ofrecer atención de salud mental en los hospitales generales y crear servicios comunitarios de salud mental.

Aún más reducidos son los fondos disponibles para la promoción de la salud mental, expresión amplia que abarca toda una serie de estrategias destinadas a lograr resultados positivos en materia de salud mental. El desarrollo de los recursos y las capacidades de la persona y la mejora de la situación socioeconómica figuran entre los objetivos de esas estrategias.

Cuidar la salud del médico es cuidar la salud de todos

Es en este ámbito de promoción de la salud, donde se ubica el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo de la Fundación para la Protección Social de la OMC. El PAIME es un compromiso ético y de solidaridad de los profesionales médicos con la salud mental, que nació para ayudar a médicos que padezcan trastornos mentales o adicciones, con la consiguiente incidencia en su ejercicio de la medicina, y que pueden afrontarse con un tratamiento eficaz.

Como en otros colectivos, también los médicos, por miedo, sentimiento de culpa o estigmatización social de la propia enfermedad, tienden a ocultarla y negarla, con la consiguiente repercusión en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en el profesional.

Se estima que entre un 10 y un 12 por ciento de los médicos en ejercicio pueden sufrir a lo largo de su vida profesional un trastorno mental o una adicción al alcohol y a otras drogas. Para hacer frente a este tipo de situaciones, los Colegios de Médicos se han dotado del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), una herramienta fundamental ante dos cuestiones claves: dar sentido a la función de salvaguarda y garantía de la buena praxis que los Colegios de Médicos tienen encomendada y, al mismo tiempo, poder atender a los médicos afectados hasta lograr su rehabilitación. Además, para las Administraciones sanitarias representa un garante de la calidad asistencial.

El PAIME es un programa sustentado en la confidencialidad, en la confianza, y en su diseño específico para los profesionales médicos que se instrumenta desde los Colegios, además de su función como un elemento de cohesión profesional, por cuanto ayuda al médico con problemas, posibilita su rehabilitación, y ofrece garantías de la capacidad del afectado para volver a ejercer.

El PAIME se financia a través de los Colegios de Médicos, la Fundación para la Protección Social de la OMC y las Administraciones sanitarias. A lo largo de los más de 15 años que lleva implantado el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), más de 3.100 médicos han sido atendidos y de ellos un porcentaje cercano al 90% se han recuperado incorporándose al ejercicio de la medicina. Balance que demuestra que una intervención a tiempo puede facilitar que el médico afectado por estas patologías pueda recuperarse y reintegrarse en su vida laboral con todas las garantías.

La FPSOMC se alinea con la declaración de la OMS que solicita que las políticas nacionales de salud mental no deben ocuparse únicamente de los trastornos mentales, sino reconocer y abordar cuestiones más amplias que fomentan la salud mental como la incorporación de la promoción de la salud mental a las políticas y programas de los sectores gubernamental y no gubernamental. Además del sector de la salud, es esencial la participación de los sectores de la educación, el trabajo, la justicia, el transporte, el medio ambiente, la vivienda o la asistencia social.

Consulta más información sobre el PAIME en la web de la Fundación