Domingo, 27 Septiembre 2020

Patrocinada por COM Zaragoza y CGCOM

La Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica impulsa el estudio 'Enfermar es humano: cuando el paciente es el médico'

La Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica, que dirige el Dr. Rogelio Altisent, patrocinada por el Colegio de Médicos de Zaragoza y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), ha impulsado el estudio 'Enfermar es humano: cuando el paciente es el médico'
Zaragoza 17/07/2020 medicosypacientes.com

El estudio refleja que si se atiende de forma adecuada el proceso de enfermar de los médicos se reducen los riesgos, se evita el retraso diagnóstico, se mejora el seguimiento y ayuda a comprender mejor la enfermedad de los pacientes que el profesional atiende. 

La Dra. Pilar Astier, coordinadora científica del proyecto, explica que el estudio pone de manifiesto que la validación periódica de la colegiación es un elemento que contribuye a detectar y gestionar problemas de salud de los médicos y que tener un médico de familia de referencia es un elemento de seguridad del paciente en el proceso de atención. Además, sobre este trabajo se ha elaborado un decálogo ilustrado con dibujos tipo cómic, que se ha plasmado en un vídeo. 

La Cátedra de Profesionalismo y Ética Clínica fue concebida para generar conocimiento en el ámbito de la ética médica aplicada al ejercicio profesional. Se trata de un espacio de docencia y de investigación de perfil universitario, para abordar proyectos dirigidos al impulso del profesionalismo y la excelencia en el ejercicio de las profesiones sanitarias. 

Desde su puesta en marcha en 2012 se ha convertido en un puente de unión del Colegio de Médicos con la Universidad de Zaragoza, que configura un nuevo foro para la relación entre Universidad y Colegios Profesionales.

El director de Proyectos Académicos de la Cátedra, Dr. Rogelio Altisent, explica que la Cátedra está dirigida a alumnos de grado, a médicos en formación especializada y a médicos senior y que aporta una fórmula académica flexible y ágil, adaptable a las necesidades formativas tanto del perfil de médico que la sociedad precisa, de las instituciones del sistema sanitario como de los valores éticos que impregnan la profesión. La Cátedra constituye, en palabras del Dr. Altisent, "un espacio de promoción académica del compromiso profesional con el paciente y con la sociedad".

Recientemente desde esta Cátedra han publicado un Decálogo de Salud para el Médico Residente realizado por la Dra. Lalandaque bajo la premisa "aprender a cuidarse para poder cuidar" ofrece una serie de consejos y recomendaciones como hacer deporte, no automedicarse, acudir al médico o cuidar las emociones... orientadas al colectivo más jóven de la sociedad con el objetivo de prevenir algunos trastornos o el síndrome del burnout, entre otros, porque - recuerdan- "los médicos también enferman".
 
Amplía información en la entrevista con la Dra. Astier, coordinadora científica del proyecto.