Sábado, 30 Mayo 2020

Enfermedades extinguidas del pasado

11/05/2009

En el presente artículo se repasa la vigencia actual de estas enfermedades, como consecuencia de diversas variables, flujos migratorios, cambio climático, etc.

Madrid, 9 de mayo 2009 (medicosypacientes.com)

"Médicos y Pacientes" les ofrece un artículo del Dr. Dr. Ramón Ramos Calvo sobre las denominadas “enfermedades del pasado”.

Enfermedades extinguidas

Se consideran enfermedades extinguidas del pasado y reemergentes a las entidades que se consideraban controladas o en proceso de eliminación, que resurgen y en muchas ocasiones lo hacen en condiciones epidémicas. Tal es el caso de la tuberculosis, el paludismo, el cólera, el tor, la peste, el dengue y algunas enfermedades inmunoprevenibles como la difteria y la poliomielitis. El mal uso de los antibióticos, la creciente circulación internacional de viajeros, las migraciones y una mala planificación de las actividades preventivas, han provocado que en los últimos años tanto en España como en otros países occidentales se haya detectado un aumento de este tipo de patologías.

Así en España cabe destacar el brote de rubéola en la Comunidad de Madrid con aparición de casos de rubéola congénita. Los brotes de sarampión en Almería, La Rioja, Madrid, Cataluña, Canarias y Comunidad Valenciana, el incremento de parotiditis en todo el país, la aparición de casos de meningitis C en adultos, el aumento de casos de hepatitis A en colectivos de adolescentes y viajeros, así como aumento de las enfermedades de transmisión sexual y otras patologías importadas (433 casos de paludismo notificados en el 2005). A pesar de los calendarios vacunales existentes, las nuevas realidades sociales obligan a plantearse nuevas estrategias donde los médicos estamos obligados a intervenir. Las fronteras para las enfermedades infecciosas son cada vez mas estrechas y es necesario activar medidas de prevención tales como el uso del preservativo, la profilaxis de la malaria etc.

Junto al descubrimiento de que las vacunas no son barrera suficiente para la propagación de determinadas enfermedades, los últimos tiempos han revelado la aparición de diversas especies de bacterias que han adquirido resistencias a diversas familias de antibióticos, coincidiendo con una alta prevalencia y mayor gravedad. El 85% de los antibióticos utilizados en el ámbito extrahospitalario se emplean para tratar enfermedades respiratorias de las cuales las tres cuartas partes son de etiología vírica. La mitad de la población española consume antibióticos para enfermedades en las que no están indicados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como enfermedad reemergente a la tuberculosis que afecta actualmente a un tercio de la población mundial. Es una enfermedad tan antigua como la humanidad. Existen evidencias de que aflige al hombre al menos de 3.700 a. de C.

Como consecuencia de los modernos tratamientos se consideraba hace diez años prácticamente vencida a la enfermedad, pero el deterioro de las condiciones de vida, la rápida propagación propiciada por los medios de transporte y sobre todo la coinfección con el virus VIH y la prevalencia de microorganismos resistentes han motivado que la OMS en 1993 declarara una situación de emergencia de alcance mundial. Se infecta un tercio de la población mundial de los cuales diez millones enferman y 3 millones fallecen anualmente. El 24 de marzo de cada año se conmemora el Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis, fecha que recuerda el descubrimiento del bacilo por el Dr. Koch en 1882.

Después de la sexta pandemia de cólera ocurrida en 1923, reaparece en 1961 en las islas Célebes dando comienzo a la séptima pandemia mundial, la cual se extendió a América reportándose en este continente mas de un millón de casos en 1966, 1.353.506 casos de los cuales fallecieron 11.489. En África 55.000 defunciones, apareciendo en Asia un nuevo biotipo, el vibrión colérico 0139. Brotes devastadores ocurren en los campos de refugiados de Ruanda así como en Afganistán, Brasil, Guinea Bissau y Somalia en los últimos años.

Como se sabe es una enfermedad bacteriana intestinal aguda producida por el vibrión colérico que en su forma grava se caracteriza por comienzo repentino diarrea acuosa y profusa sin dolor, vómitos ocasionales y en caos no tratados, deshidratación rápida, acidosis, colapso circulatorio hipoglucemia en niños e insuficiencia renal. La infección asintomática, es mucho mas frecuente que la aparición del cuadro clínico especialmente en casos de microorganismo del biotipo Tor; son comunes los casos leves en los que solo hay diarrea particularmente en los niños. En los casos graves no tratados, la persona puede morir en término de horas y la tasa de letalidad con tratamiento apropiado es menor del 1%.

El síndrome del dengue se ha registrado en África Tropical, Australia, Pacífico Occidental, Sudeste de Asia, alguna zonas de las costas del Mediterráneo en Europa y en el continente Americano. Se trata de una enfermedad infecciosa aguda transmitida a través de la picadura de un mosquito del género Aedes, aegypti y albopictus. El ciclo de transmisión incluye hombre enfermo-mosquito-hombre susceptible. El diagnóstico se lleva a cabo a través de técnicas de aislamiento e identificación del virus, técnicas serológicas y técnicas de biología molecular. Se trata de un arbovirus (virus transmitido por artrópodos) Pertenece a la familia Flaviviridae, género Flavivirusx, especie dengue. A esta misma familia pertenecen los virus que causan la fiebre amarilla, la encefalitis de S. Luis, la fiebre del Oeste y la del Nilo, y la encefalitis japonesa entre otras. No existe tratamiento antiviral específico, es sintomático por lo que el objetivo fundamental está en la prevención.

El dengue constituye una de las enfermedades de mayor repercusión en todos los países donde se presenta. El dengue clásico, junto con sus formas mas graves el dengue hemorrágico, síndrome de shock por dengue, constituyen un serio problema de salud para muchos países de América y puede afectar negativamente a las economías nacionales de la región ya que estas epidemias originan altos costos de hospitalización, asistencia a enfermos y campañas de emergencia para el control de vectores.

En el decenio 1950-1960 el éxito espectacular para eliminar la fiebre amarilla urbana mediante la erradicación del Aedes aegypti logró también reducir la transmisión de la fiebre por dengue. Pero en cuanto se deterioraron las campañas de erradicación se produce una espectacular proliferación y propagación del mosquito por casi toda América. En 1981 Cuba sufrió el brote mas grave nunca registrado en la región, fueron notificados 344.203 casos con 158 defunciones. En la actualidad la enfermedad se extiende a muchos países tropicales de Asia y África en muchos de los cuales se ha hecho endémico. (Dengue: un problema siempre emergente. Dra Lilia Ma. Ortega Gonzalez, Hospital Calixto García. Organización Panamericana de la Salud).

La difteria es una enfermedad infectocontagiosa reemergente en gran parte del mundo. La introducción de la antitoxina diftérica se tradujo en una violenta caída en las TAS de incidencia y letalidad, logrando ser controlada e incluso eliminada por décadas en algunos países. Hoy ha vuelto a ser un problema para la salud pública, aunque su perfil ha cambiado, desplazándose a edades mayores y con prevalencia de cepas menos toxigénicas. Constituye una amenaza mundial, dado el inmenso volumen de susceptibles exigentes en todos los continentes y una no despreciable letalidad, entre un 5 a 10% a pesar de tener un tratamiento oportuno. La limitada duración de la vacuna y la disminución del agente natural circulante ha resultado una limitante en el mantenimiento de la inmunidad efectiva. La difteria ha azotado fuertemente a la federación rusa, empezando en 1990 extendiéndose en cuatro añosa 13 estados de la Unión afectando 47.802 pacientes y produciendo 1.746 fallecidos.

La fiebre amarilla ha reaparecido muy ligada a los fenómenos de deforestación. En l994 fueron notificados 1.439 casos con 491 fallecidos, un año después 974 con 274 muertos. Se trata de una enfermedad que se conoce desde el 1.494 en La Española (Santo Domingo) y que tiene vacuna efectiva desde hace más de 60 años y puede ser prevenida por vacunación. En las últimas dos décadas el número de infectados ha aumentado y la fiebre amarilla es ahora un problema reeemergente de salud pública, lo que se debe a la mayor concentración del mosquito vector aedes aegypt descubierto por el Dr. Carlos Finlay como único transmisor de la enfermedad. . La fiebre amarilla se presenta actualmente de forma endémica en África y en países del centro norte de Sudamérica. Es una enfermedad infecciosa aguda de etiología viral de duración breve, potencialmente epidémica, muchas veces gravísima, que se caracteriza por un inicio brusco, con fiebre de grado variable, ictericia, hemorragia y albuminuria en ocasiones intensa. Es una de las arbovirosis mas extendidas por lo que es de declaración mundial obligatoria. Se la conoce también como vómito negro, fiebre jaune, typhus icterode, haemogastric pestilence, gelbes fiebr, yelllow fever, fiebre gialla, febris flava.

La poliomielitis es una infección viral aguda que puede afectar al sistema nervioso central y ha sido erradicada en un gran número de países. La vacunación (vacuna Salk) es efectiva y se debe recomendar a las personas que viajan a países donde todavía existe la enfermedad.

La peste reapareció en los años 95-96 afectando fundamentalmente y de forma alarmante a la India y al Perú. Cuando se acababan de cumplir 100 años de su agente causal por Yersin (Yersinia pestis). La peste bubónica terrible enfermedad que mató un tercio de la población de la Europa medieval, puede ser hoy un arma mortal bacteriológica.

Los antibióticos han eliminado a la peste como asesino natural, aunque unos 2.000 casos anuales son registrados en todo el mundo. La Yersinia Pestis ha mutado en el tiempo y tiene gran capacidad de adaptación. Ya existe una variedad resistente a antibióticos desde 1997.

Puede ser transmitida a los humanos por moscas que hayan tenido contacto con sangre de ratas infectadas y el ser humano puede contagiar al toser. Se trata con antibióticos pero la enfermedad contraída por vía aérea, transcurre muy rápida y puede ser mortal en pocos días. Justamente esta propiedad la hace una temida arma bacteriológica., ya que puede ser diseminada como aerosol con un simple avión fumigador. Durante la llamada guerra fría los Estados Unidos y la URSS desarrollaron distintas áreas de investigación sobre esta bacteria y su aerosolización, pero el haber sido descifrado el genoma puede hacer que ya no sea un elemento útil para fines bélicos.

La viruela. Muchos de nosotros la hemos conocido, sobre todo las huellas de los que la habían padecido, pero también habíamos sido inmunizados contra ella mediante la oportuna vacunación.

Era una enfermedad infectocontagiosa grave que fue eliminada como tal en todo el planeta. Producida por el virus variola, tiene una incubación entre 7 y 17 días y se propaga de una persona a otra a través de las gotitas de Pflügge. Los síntomas empiezan con escalofríos, fatiga, fiebre elevada, dolor de cabeza dolores articulares y musculares nauseas y vómitos. A los dos o tres días aparece una erupción característica, mas visible en el rostro brazos y piernas, en forma papulosa que se llenan de pus, que luego se ulceraban y se secaban a principios de la segunda semana de enfermedad, formando costras que se desprenden a las cuatro semanas, dejando unas cicatrices en forma de hoyos características. Y permanentes. El 30% de los afectados fallecía. La vacunación rutinaria fue suspendida en España en 1972. Ello hace que la gente joven esté expuesta a la enfermedad transmitida por las personas que vienen de países donde no está erradicada la enfermedad. La vacuna contiene un virus vivo la vaccinia, que puede no solamente prevenir contra la enfermedad sino disminuir la intensidad de la misma incluso prevenirla si se administra dentro de los cuatro días siguientes a la exposición.

En resumen, se han descrito las enfermedades que ya estaban supuestamente erradicadas, pero que han vuelto a tener actualidad y que frecuentemente reaparecen en proporciones epidémicas.

Desde 1992 la alarma se ha extendido por el mundo entero. La Organización Mundial de la Salud ha instado a los países miembros a fortalecer la vigilancia con vista a la rápida detección de las enfermedades reemergentes tanto como a la pronta identificación de las nuevas.

Dr. Ramón Ramos Calvo

Enlaces relacionados: