Campaña medicina rural

Lunes, 8 Agosto 2022

El secretario general de Sanidad insta a los profesionales sanitarios a afianzar la mutua colaboración

30/09/2010

El doctor Martínez Olmos ha destacado el clima "de consenso inédito" que se vive actualmente en el conjunto del SNS, tanto a nivel profesional como institucional, de ahí su insistencia en la conveniencia de aprovechar el momento para un trabajo conjunto y de colaboración entre todos los agentes sanitarios

Madrid, 29 de septiembre 2010 (medicosypacientes.com)

Descripción de la imagen

Los doctores Martínez Olmos
y Rodríguez Sendín, durante
la jornada.

Bajo un clima de "consenso inédito" en el Sistema Nacional de Salud, de acuerdo con la percepción así expresada por el secretario general de Sanidad, el doctor José Martinez Olmos, durante su participación en la Jornada monográfica sobre R.D. de Receta y Orden Hospitalaria de Dispensación (ver "Medicos y Pacientes"), este representante de la Administración sanitaria ha instado a avanzar en la colaboración entre profesionales sanitarios, de cara a retos de gran calibre como es el de la receta y en otros como puede ser la atención a los enfermos crónicos.

En este sentido, ha hecho hincapié en el llamativo cambio que está experimentando el perfil de los pacientes, influido, en muchas ocasiones por la cronicidad de ciertas enfermedades. "Requieren cuidados, información, coordinación, lo cual provoca a su vez un cambio en la oferta del sistema sanitario". No es casualidad, según ha afirmado que en Europa "el tema de las enfermedades crónicas adquiera más protagonismo, así como en España, donde hemos tomado la decisión de desarrollar una Estrategia de atención a enfermos crónicos. Todo esto conduce a cambios en cuanto a las responsabilidades de nuestros profesionales sanitarios", según sus palabras.

En este orden de cosas, el secretario general de Sanidad ha avanzado que se va a poner en breve sobre la mesa el primer borrador de R.D. de prescripción enfermera, "basado en la articulación de un procedimiento de toma de decisiones por parte del personal de enfermería, y sustentado en los protocolos acordados, meses atrás. Es un primer paso de trabajo conjunto y de colaboración que permite que todos los profesionales implicados puedan tomar decisiones".

Todas estas cuestiones giran actualmente en torno al cambio sobre la receta. En relación a ello, como ha señalado el doctor Martínez Olmos, "el paciente vuelve a recobrar un papel muy importante en este apartado. Cuando hablamos de acceso a información e historia clínica, el paciente resulta fundamental, por ello para que le parezca bien que determinados profesionales puedan acceder a sus datos clínicos, tienen que tener claro que se trata de profesionales capacitados para tal fin".

"El Ministerio de Sanidad -ha recordado su representante- ha apoyado económicamente toda iniciativa de desarrollo de este tipo de tecnologías de e-health y receta electrónica en todas las autonomías, colaborando con ellas y haciendo viable el requisito de la interoperabilidad, un aspecto, que desde el punto de vista tecnológico, está ya resuelto", según sus palabras.

Sostenibilidad "a salvo"

El doctor Martínez Olmos se ha referido, asimismo, a la debatida sostenibilidad del sistema. "Queremos evitar por todos los medios poner en riesgo la sostenibilidad del sistema, aunque puedo asegurar que estoy convencido de que el SNS no corre ningún riesgo relativo a la sostenibilidad, entre otras cosas porque su coste no supera los 1.500-1.600 euros por habitante año, siendo un sistema barato desde ese punto de vista".

No obstante, ha reconocido la posibilidad de la existencia de una serie de problemas de carácter financiero, "más agudos que en otras ocasiones", tal como ha indicado. "También es verdad que con la crisis hay que incrementar el esfuerzo de la eficiencia, y ello nos ha obligado a la Administración sanitaria a adoptar una serie de decisiones, aceptadas por las CC.AA. sobre el control del gasto farmacéutico o la rebaja de los salarios de los funcionarios públicos, que han aportado un ahorro en costes, fundamentalmente, para las autonomías de unos 4.600 millones de euros".