Campaña medicina rural

Lunes, 8 Agosto 2022

El proyecto de reforma sanitaria de Obama ha sido convertido en ley

23/03/2010

El presidente norteamericano ha de enfrentarse ahora a la tarea de convencer a los ciudadanos de a pie de la importancia que tiene la reforma, cuyo coste ha sido estimado en 938.000 millones de dólares a lo largo de 10 años

Madrid, 24 de marzo 2010 (medicosypacientes.com/Europa Press)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó ayer martes el proyecto de ley de reforma del sistema sanitario, convirtiéndolo en ley y culminando así una lucha que comenzó hace un año, aunque ahora se enfrenta a la difícil tarea de convencer a los ciudadanos de a pie de la importancia que tiene. "Tras casi un siglo de intentos y después de más de un año de debates, después de que hayan concordado todas las votaciones, la reforma de los seguros médicos se convierte en ley en Estados Unidos", declaró Obama en un acto celebrado ayer en la Casa Blanca ante congresistas del Partido Demócrata. "Acabamos de consagrar el principio esencial de que todo el mundo debería tener una seguridad básica en lo que se refiere a la asistencia sanitaria", destacó el presidente norteamericano.

Obama se mostró convencido de que la "recalentada retórica" del debate sobre la asistencia sanitaria será superada por "la realidad de la reforma". Aunque algunos aspectos de la ley no entrarán en vigor hasta dentro de varios años, Obama recalcó que "muchas reformas que se necesitaban urgentemente entrarán en vigor inmediatamente, este año", principalmente las restricciones que afectan a las compañías de seguros.

La reforma, cuya aplicación costará 938.000 millones de dólares a lo largo de diez años, permitirá que 32 millones de estadounidenses que ahora carecen de seguro médico puedan tener uno, en parte, impidiendo que las aseguradoras se nieguen a dar cobertura a personas enfermas o con ciertos problemas de salud. Por primera vez, los estadounidenses estarán obligados a tener seguro médico. Además, ofrece subvenciones a los ciudadanos que no pueden permitirse un seguro privado y que tampoco se pueden beneficiar de los programas Medicare y Medicaid y crea un sistema de intercambio en el que particulares y pequeñas empresas pueden juntarse para negociar unos mejores precios de los seguros.

Necesidad de más votos

Sin embargo, con la firma del presidente norteamericano no acaba el debate sobre el sistema sanitario, ya que esta semana el Senado debatirá un proyecto de ley de reconciliación para enmendar ciertas partes del texto sobre la reforma, como han propuesto los republicanos. Este proyecto de ley ya ha sido aprobado por la Cámara de Representantes, de manera que sólo se necesitan los votos favorables de 51 senadores.

Después, los demócratas tendrán que 'vender' la reforma a unos ciudadanos que, en su mayoría, se oponen a ella. Con este propósito, Obama viajará este jueves a la ciudad de Iowa, donde comenzará su campaña y donde, precisamente, en mayo de 2007 anunció su plan de reforma sanitaria.