Campaña medicina rural

Viernes, 12 Agosto 2022

El Observatorio de Agresiones de la OMC aboga por un cambio legislativo para unificar el manejo jurídico de la violencia contra los médicos

04/10/2012

 

El Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC persigue un cambio legislativo para que el tratamiento a las agresiones al médico del SNS y al del sector privado se unifiquen en el terreno jurídico, tal como ha explicado su coordinador y secretario general del Colegio de Médicos de Badajoz, el doctor José Alberto Becerra, quien considera que la misma protección que goza el médico del sistema público ha de tenerla también el que ejerce en el ámbito privado

Madrid, 3 de octubre 2012 (medicosypacientes.com)

El Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC aboga por un cambio legislativo para que el tratamiento a las agresiones al médico del SNS y del sector privado se unifiquen en el terreno jurídico, tal como ha explicado su coordinador y secretario general del Colegio de Médicos de Badajoz, el doctor José Alberto Becerra.

"En estos momentos hay un agravio comparativo, en el sentido de que si a un mismo facultativo le agreden por la mañana en su consulta pública es un atentado contra la autoridad, mientras que si lo hacen en su consulta privada se consideraría una falta. Es por ello que pedimos que la agresión al facultativo se englobe dentro del marco actual dominado por una epidemia de violencia social", según declaraciones de José Alberto Becerra recogidas a su vez por Diario Médico.

La propuesta será analizada en el seno del Grupo de Trabajo específico de Agresiones de la OMC que celebrará una reunión coincidiendo con la próxima Asamblea General de la OMC.

A priori, se observa que el número de agresiones se ha incrementado por la crispación del profesional y del paciente ante los recortes, declaraba el doctor Becerra. “Hay una tendencia al alza, sin embargo, ahora el médico se siente más respaldado por sus Colegios de Médicos, porque sabe que cuando denuncia tiene un Colegio detrás que lo apoya y una asesoría jurídica que le va a defender automáticamente”.

En este sentido, considera que la misma protección que goza el médico del sistema público ha de darse también al que ejerce en el ámbito privado. Hasta ahora, la violencia en el sector privado era prácticamente inexistente, pero las tornas están cambiando. "Estamos asistiendo a un fenómeno al que hay que poner freno: en ocasiones sucede que a un médico que trabaja en la pública le agrede un paciente por la mañana y luego le vuelve a golpear por la tarde en su consulta privada. Por este motivo es preciso promover un cambio legislativo para unificar las agresiones”.

El Observatorio Nacional de Agresiones fue creado por la corporación hace poco más de un año con la intención de recabar, a través de los 52 Colegios Oficiales de Médicos de España, los hechos de violencia que se producen en el ámbito laboral, establecer estudios de investigación sobre las causas que producen este fenómeno, aglutinar sentencias en relación a estos hechos y promover una cultura de cambio en los ámbitos profesionales, sociales y políticos que hagan disminuir esta lacra que atenta no solo a la salud y la calidad de vida de los profesionales, sino que tiene incidencia en la propia calidad de la atención sanitaria.