Campaña medicina rural

Lunes, 15 Agosto 2022

El narcisismo influye en la respuesta al tratamiento por abuso o dependencia de sustancias

06/09/2010

Un trabajo pone de manifiesto la necesidad de tener en cuenta estos rasgos de personalidad al planificar las intervenciones terapéuticas y las posibles recaídas. El narcisismo define a las personas egoístas, sensibles a las críticas y con una visión sobredimensionada de sí mismas

Madrid, 7 de septiembre 2010 (medicosypacientes.com)

Carmen Ripoll, José Salazar (Investigador adscrito del CIBER de Salud Mental en el Centro de Salud Mental de Paterna en Valencia, perteneciente al grupo encabezado por el Dr. Tabarés) y Julio Bobes (Investigador Principal del CIBERSAM en el grupo de la Universidad de Oviedo y Presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, SEPB) son los autores del trabajo “Validez de la versión española de la Hypersensitive Narcissism Scale (HSNS) en una Unidad de Conductas Adictivas”.

Habitualmente se da por supuesto que las personas que abusan de sustancias poseen escasa autoestima, aunque los resultados de las investigaciones sobre este asunto no solamente no son concluyentes, sino que incluso resultan contradictorios. Del mismo modo, la prevalencia de los trastornos de personalidad es elevada en las personas que consumen sustancias y sin embargo, su influencia en el pronóstico sobre la respuesta al tratamiento también es controvertida.

El narcisismo define a las personas egoístas, sensibles a las críticas y con una visión sobredimensionada de sí mismas. La personalidad narcisista representa un componente importante de los trastornos de personalidad en los sujetos con abuso o dependencia de drogas y, aunque existen validaciones de instrumentos de evaluación de narcisismo manifiesto y autoestima, no se ha validado hasta ahora ninguna prueba de valoración del narcisismo hiper sensible en lengua española. En este caso se ha planteado si el narcisismo podría tener influencia en la respuesta al tratamiento por abuso o dependencia de sustancias.

El objetivo de este estudio era comprobar la validez de la versión española de la escala de narcisismo encubierto Hypersensitive Narcissism Scale (HSNS) en la población indicada. En una muestra de 79 pacientes se evaluó la fiabilidad mediante el alfa de Cronbach y el coeficiente de correlación intraclase (CCIC), la validez de constructo mediante análisis factorial y la validez concurrente mediante la correlación de la HSNS con medidas de gravedad, discapacidad, autoestima, narcisismo manifiesto o trastornos de personalidad.

El estudio consta de dos partes. En primer lugar se ha comprobado que entre la población de usuarios de los servicios de tratamiento por abuso de drogas, al igual que en otros contextos, también se pueden definir dos tipos de narcisismo: por un lado el narcisismo arrogante o manifiesto, caracterizado por el exhibicionismo y la fanfarronería y, por otro, el narcisismo encubierto, caracterizado por hipersensibilidad y vulnerabilidad en las relaciones personales, así como la baja autoestima. Ambos casos de narcisismo se caracterizan por el egoísmo y la sensibilidad a las críticas.

En segundo lugar se ha comprobado que las personas en tratamiento por abuso o dependencia de drogas responden a los tratamientos según presenten un tipo u otro de narcisismo. En síntesis, la sensibilidad excesiva a la humillación supone un factor de riesgo para el fracaso terapéutico, mientras que el orgullo y la confianza en sí mismo supone un factor de protección. En esta segunda parte del trabajo, publicada en agosto, se describe la utilidad de los resultados para la práctica clínica. La implicación práctica se resume en la necesidad de tomar en cuenta estos rasgos de personalidad al planificar las intervenciones terapéuticas y las posibles recaídas.

La fiabilidad de la puntuación total de la escala resultó satisfactoria (alfa de Cronbach = 0,73; CCIC = 0,67), aunque algunos ítems precisarán su reconsideración. El análisis factorial mostró buena validez de constructo mediante tres factores compatibles con la teoría. Respecto a la validez concurrente, el narcisismo encubierto (HSNS) se correlacionó positivamente con el narcisismo manifiesto, la gravedad y la discapacidad debidas al consumo de drogas y negativamente con la autoestima. Los valores más altos de narcisismo encubierto se manifestaron en los trastornos de personalidad límite, narcisista y pasivo-agresivo.

En conclusión, la versión española de la HSNS puede resultar un instrumento válido para la estimación del narcisismo encubierto en sujetos tratados por adicción o abuso de substancias. Lo aportado en los trabajos resulta novedoso porque se aporta una perspectiva distinta a lo habitual en el tratamiento del consumo de sustancias.