Campaña medicina rural

Martes, 9 Agosto 2022

Ayuda humanitaria contra la ceguera

09/10/2009

En zonas de Mauritania, donde no existe la figura del oftalmólogo y, en consecuencia, los problemas oculares están a la orden del día, especialistas españoles están realizando expediciones para tratar a estos pacientes y dotar de personal cualificado y material quirúrgico a los centros de salud locales

Madrid, 10 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)

La Fundación Jorge Alió para la Prevención de la Ceguera viene realizando campañas en Mauritania, en la ciudad de Noadhibou, una de las zonas más azotadas por problemas sociosanitarios y donde no existe la figura del oftalmólogo y, en consecuencia, los problemas oculares están a la orden del día, especialmente las cataratas. La población tiene una esperanza de vida de apenas 52 años para los hombres y 49 para las mujeres, y con una mortalidad de 97 bebés de cada mil nacidos. Los más pequeños son el colectivo más susceptible de sufrir patologías oculares que, de no ser tratadas, se llegan a convertir en ceguera irreversible.

En la expedición realizada este año por la Fundación, el Dr. Jorge Alió, al frente de un equipo de profesionales y voluntarios, intervino a 65 personas, que pudieron recuperar así su capacidad visual. Además, los especialistas revisaron a un total de 600 niños, con el resultado de casi un 9% de presencia de patologías oculares. En su mayoría, se detectaron casos de miopía o hipermetropía, pero también enfermedades más graves como xeroftalmia, tracoma y nistagmus, algunas de ellas erradicadas en Europa, que pueden conducir a la ceguera. En las cuatro campañas que se han realizado hasta el momento, más de 12.000 niños de Noadhibou han podido ser atendidos por los especialistas enviados por la Fundación.

Más de 200 pacientes adultos fueron citados, en esta última expedición. Los profesionales de la Fundación seleccionaron a 65 personas afectadas de cataratas bilaterales (ambos ojos) en un grado muy avanzado, con una capacidad visual inferior al 2%. Estos pacientes fueron tratados en los quirófanos, habilitados por la Fundación en un centro de salud local y equipados con el material quirúrgico preciso. La coordinadora de Optometría, Alicia Alesón, ha explicado que “esta situación significaba para los pacientes una ceguera total, sufriendo graves problemas de movilidad y una incapacidad total para el desarrollo de una vida normalizada”.

Asimismo, la Fundación Jorge Alió ha dado un paso más en la labor sociosanitaria llevada a cabo durante los tres últimos años en la región magrebí. En este periodo, la expedición de la Fundación, formada generalmente por oftalmólogos, optometristas, auxiliares y encargados de logística, han colaborado en la formación de personal sanitario local, creando un equipo compuesto por un oftalmólogo, tres auxiliares y un coordinador del personal nativo. A su regreso de África, el Dr. Alió, director médico de la Corporación Oftalmológica Vissum, manifestó su satisfacción por la labor de cooperación internacional llevada a cabo y su intención de continuar con el proyecto. Así, para el próximo año, la Fundación ya ha previsto una nueva expedición a Noadhibou para atender nuevamente a la población local, haciendo especial hincapié en los sectores más desfavorecidos.