miércoles, abril 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesTestimonios de Médicos recuperados tras haber estado internados por problemas de salud...

Testimonios de Médicos recuperados tras haber estado internados por problemas de salud mental

 

«No hay palabras en el diccionario que puedan ayudarme a agradeceros el haberme devuelto a la vida». Así se expresa uno de los médicos que recuperaron su salud tras haber recibido tratamiento del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) gestionado a través de los colegios de médicos y la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC)

Madrid, 10 de abril de 2015 (medicosypacientes.com)

«No hay palabras en el diccionario que puedan ayudarme a agradeceros el haberme devuelto a la vida». Así se expresa uno de los médicos que recuperaron su salud tras haber recibido tratamiento del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) gestionado a través de los colegios de médicos y la Fundación de Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC).

Este médico, al igual que otros compañeros afectos de trastornos mentales  y/o conductas adictivas, se ha sometido a tratamiento e internamiento en un centro gestionado por la Fundación Galatea a través del Colegio de Médicos de Barcelona que fue el que puso en marcha este  programa hace 17 años; un programa pionero en Europa y el único que existe en España a nivel de colectivo profesional.

Con este Programa, que actualmente está implantado en todas las CC.AA. a través de los colegios de médicos y de la FPSOMC, se trata de garantizar la atención sanitaria a los ciudadanos mediante la atención a los propios médicos, evitando así los problemas derivados de una incorrecta praxis y favoreciendo su recuperación para la práctica profesional.

Se calcula que uno de cada diez médicos pueden sufrir, durante su vida profesional, un episodio relacionado con enfermedades psíquicas y / o conductas adictivas que repercuten de manera muy negativa en la vida cotidiana, tanto en el entorno familiar como en el ejercicio profesional, con las consecuencias que ello puede llegar a suponer para la salud de los pacientes.

Conscientes de ello, los colegios de médicos, en base a su  compromiso ético, asumieron e implementaron este Programa que   nació para ayudar a médicos que padezcan trastornos mentales o adicciones. De los más de 3.500 médicos atendidos a lo largo de 17 años, una media anual entorno a 40 profesionales requiere internamiento para su tratamiento. Algunos, como lo dos ejemplos que incluimos, expresan, desde un punto de vista anónimo, la experiencia que para ellos ha supuesto el PAIME.

Testimonio 1:

«No hay palabras en el diccionario que puedan ayudarme a agradeceros el haberme devuelto a la vida»

«Veréis que lo mío no es la retórica. Pero no hay palabras en el diccionario que puedan ayudarme a agradeceros el haberme devuelto a la vida. El ingreso en Marzo de este año fue el mejor acontecimiento que me ha pasado porque me hizo volver a nacer. Por favor no cambiéis nunca, formáis un equipo tan bueno y habéis hecho tantísimo por mí, que nunca sabré como pagaros. Soy una persona nueva, con ilusiones, proyectos, me he convertido en buena ama de casa, sin problemas en el trabajo y pronto una madre envidiable y todo gracias a vosotros y a mis compañeros que compartieron casi 2 meses de mi vida en la Clínica Galatea. Que sepáis que no pasa un día sin que me acuerde de todos y que os llevaré SIEMPRE EN EL CORAZON».

Testimonio 2:

«Mi eterno agradecimiento a todo el equipo por la labor que poco a poco ha ido dando sus frutos»

«Dra.: Quisiera ser breve porque sé que está muy ocupada siempre, y me gustaría que trasmitiera a todo el personal de Barcelona mis saludos. He estado ingresado en la Clínica Galatea en dos ocasiones, la última entre Diciembre de 200X y Enero de 200X. El motivo de mi correo es mi eterno agradecimiento a usted y a todo el equipo por la labor que poco a poco ha ido dando sus frutos. Cuando llegué a Barcelona no tenía trabajo ni veía nada claro mi futuro como médico. Después de la estancia hicimos un esquema práctico de cómo debía ser mi vida a partir de entonces en mi ciudad. Me fui a vivir con mis padres, siguió (y sigue) viéndome el Dr. SM y alterné con una psicóloga de apoyo como me recomendó. También me integré en una terapia de grupo. A los pocos meses (Mayo 200X) empecé a pasar consulta en un Centro de Especialidades, lo que me permitió reencontrarme de una manera suave con la especialidad y también alquilar un piso cerca de mis padres para tener algo de independencia (y que ellos descansaran también). Seguí trabajando de forma intermitente el resto del año, y a principios de 200X, zas!, un golpe de suerte: Sacan una plaza de interino en el Hospital de CCCCCC, en el que ya había estado dos años atrás, y me avisa nada más y nada menos que el gerente del mismo hospital, dándome la mayor oportunidad de toda mi vida hasta ahora. Y aquí estoy, de guardia, ejerciendo, sintiéndome reconocido y sometido a mis dos controles semanales en mi ciudad, y sobre todo muy agradecido por los días que pasé con usted y el resto de las personas de la Clínica Galatea. No quiero molestarla más, pero tenía muchas ganas de que supiera que las cosas me están saliendo bien, y que el trabajo de este último año y medio empezó en su despacho. Cuente conmigo para lo que quiera, que yo sé que puedo contar con usted. Un fuerte abrazo.»

Testimonios recogidos en http://paimm.fgalatea.org/ca/metge.htm

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares