sábado, mayo 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaRosa Romero: “En la pandemia ha faltado liderazgo por parte del ministerio...

Rosa Romero: “En la pandemia ha faltado liderazgo por parte del ministerio de Sanidad y del Gobierno”

Esta semana el Suplemento de Médicos y Pacientes entrevista a Rosa Romero, diputada del Partido Popular y presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para repasar los principales temas de actualidad en materia sanitaria, hacer balance de la gestión de la pandemia, sus propuestas para mejorar el sistema nacional de salud y sus primeras impresiones sobre el cambio de liderazgo en su partido

En la entrevista pone de relieve la falta de liderazgo del ministerio de Sanidad durante la pandemia, la necesidad de implementar de manera urgente medidas para salvar la atención primaria y las condiciones laborales de los profesionales sanitarios e insta a un mayor peso del Consejo Interterritorial de salud como herramienta de coordinación y cohesión para la salud de los españoles. 

¿Cómo valora el dictamen del Congreso de los Diputados en relación con la Comisión para la reconstrucción Social y Económica? ¿Se han puesto en marcha algunas de las medidas? 

Esta fue una Comisión muy importante porque se escuchó a la sociedad civil, a representantes de la sociedad, especialmente las del ámbito sanitario, de hecho, la propia Organización Médica Colegial (OMC) participó con sus 45 propuestas. El dictamen de esta Comisión es una hoja de ruta fantástica de lo que necesita nuestro país, especialmente en el ámbito de las mejoras sanitarias y de la asistencia sanitaria. En estos dos últimos años hemos visto cómo se abrieron las costuras de nuestro sistema sanitario, cómo se tensionó y como afloraron las debilidades y también las nuevas oportunidades y retos que tenemos por delante. 

Desgraciadamente el Gobierno de España metió este dictamen en un cajón y nunca más se supo, cuando fue acordado por la amplia mayoría de las fuerzas políticas del Parlamento, del Congreso de los Diputados, tuvo un respaldo y un consenso muy importante. No se ha puesto en marcha. El impulsor de estos trabajos tiene que ser el Gobierno, el Ministerio de Sanidad. Me consta que en numerosas ocasiones se ha reivindicado y se ha reclamado, no solo por fuerzas políticas, también por otros representantes de la sociedad civil, de la sociedad sanitaria, de médicos, de profesionales, de sindicatos que ese dictamen de la Comisión de Reconstrucción se tiene que poner en marcha porque de ahí vienen importantes soluciones para mejorar nuestro Sistema Nacional de Salud y, lo más importante, para que ello tenga una traslación en la mejora de la asistencia sanitaria para todos los ciudadanos. 

¿Cuál sería la medida más urgente a poner en marcha este dictamen? 

Hay muchos retos importantes. Empezaría por nombrar la Atención Primaria, que necesita de un apoyo extraordinario. Especialmente dando respaldo a los profesionales, llevan meses colapsados. Se necesita eliminar burocracia y trámites administrativos que tienen que realizar en este momento los médicos y los profesionales, hay que dar solución a esas listas de espera interminables que tienen en Atención Primaria. 

Otro tema que creo que es urgente abordar es la creación de una Agencia Nacional de Salud Pública donde, de forma independiente, de forma profesionalizada, exista una unidad específica de seguimiento de pandemias y promueva una mejora en el tratamiento de la información de los indicadores. 

Se han cometido fallos importantes en la gestión de la pandemia y la creación de esta agencia al estilo de otros países de nuestro entorno europeo, o de Estados Unidos con la propia FDA, puede dar respuesta a los retos que tenemos por delante, no solo de la actual pandemia que todavía seguimos sufriendo, sino también de posibles y futuras pandemias que puedan venir. 

En su opinión ¿ha funcionado la co-gobernanza? 

Yo creo que la co-gobernanza no se debe confundir con delegar todo en las Comunidades Autónomas y que el Ministerio de Sanidad prácticamente sea un comentarista o un simple transmisor de la información. 

La co-gobernanza es importante, pero ha faltado liderazgo del Ministerio de Sanidad a la hora de tomar decisiones importantes, las comunidades autónomas se han quejado. Lo han dicho en muchos casos, en momentos durísimos de esta pandemia han estado solas y les ha tocado incluso tener que ir a los tribunales de Justicia para poder adoptar decisiones. 

El Ministerio de Sanidad debería haber impulsado una normativa nacional que hemos echado en falta para poder gestionar la pandemia. Ha faltado un poco de liderazgo, mejor coordinación, y eso le correspondía al Gobierno central. 

Existen 17 servicios de salud lo que a veces provoca inequidades ¿cómo se soluciona? 

Efectivamente, se necesita una mejor cohesión de todo el sistema sanitario, porque se quejan los pacientes y los profesionales sanitarios, llevan razón. No puede ser que yo reciba unas determinadas prestaciones de asistencia sanitaria en función de mi código postal, en función del domicilio donde resida ese paciente. Todos tenemos derecho a recibir la misma asistencia sanitaria y sobre todo desde la calidad, desde la equidad y desde, en definitiva, la igualdad, que debemos tener todos los ciudadanos vivamos donde vivamos. En eso hay mucho que avanzar. Es necesario una mejor coordinación desde el Ministerio de Sanidad para que garantice esa equidad. 

También se debe de trabajar en la mejora de la interoperabilidad de los expedientes sanitarios, del historial sanitario, de la conectividad. La mejora en las retribuciones de los profesionales sanitarios, que en función de la Comunidad Autónoma donde trabajen resulta que tienen unas condiciones económicas u otras, también se debe de corregir. 

¿Debería haber un consenso sobre el porcentaje de PIB destinado a sanidad? 

Tenemos el mejor sistema sanitario del mundo, pero efectivamente esta pandemia ha puesto de manifiesto también las debilidades, y, por tanto, ahora más que nunca, es cuestión de tomárselo como un asunto de Estado. La pandemia ha sido una revolución también en materia social y en materia económica, nunca imaginamos que íbamos a vivir esta situación. 

Ahora debemos de tener claro que la prioridad tiene que ser la salud y tiene que haber una voluntad clara de invertir en nuestro Sistema Nacional de Salud. El objetivo se ha dicho muchas veces, es llegar a ese 10% del Producto Interior Bruto. Se debería de ir incrementando poco a poco, a lo largo de los años, para llegar a ese objetivo. Así lo han demandado sindicatos y profesionales sanitarios, que conocen muy bien las necesidades del sistema, pero por supuesto, sabiendo las dificultades siempre económicas que podemos tener. Miremos a nuestro entorno, a los países de nuestro entorno europeo, estamos lejos de la inversión que se necesita. 

No puede ser que tengamos la gran oportunidad de los fondos europeos para la recuperación, dotados con más de 70 000 millones de euros, y los proyectos que presente el Gobierno de España en materia de salud representen en torno al 1,5% del total de estos fondos. 

Según datos del CGCOM, el 50% de los médicos sufre precariedad laboral ¿Qué soluciones existen para poder arreglar esto? ¿Qué propuestas puede hacer la Cámara Baja para arreglar esto? 

Hay iniciativas importantes que ya se han planteado. De hecho, desde la Comisión de Sanidad se ha reivindicado al Ministerio de Sanidad que se mejoren las condiciones de nuestros profesionales sanitarios. 

En la última Comisión de Sanidad se ha aprobado por la unanimidad una iniciativa muy importante que es la mejora de las condiciones retributivas de nuestros profesionales de formación especializada. No puede ser que los MIR realicen una actividad profesional y tengan unas retribuciones de poco más de 1000 euros, muy alejado de lo que está recibiendo en nuestro entorno europeo. Necesitan más apoyo y, por supuesto, mejores condiciones. Han sido y son los héroes de lo que ha significado esta pandemia, no podemos quedarnos en el aplauso y en la medalla, tenemos que dar el paso real, que es apoyarles con mejores condiciones retributivas, con mejores condiciones laborales, con mayor estabilidad laboral, porque ello al final irá en beneficio de su mejora, de su bienestar, de poder trabajar en mejores condiciones y también en mejorar, en definitiva, el servicio que se presta a los ciudadanos y a todos los pacientes. 

AP venía ya de una situación crítica prepandemia, muchas de las medidas para poder ‘salvarla’ provienen no solo del Estado sino de las CCAA ¿Qué se puede hacer? 

En primer lugar, debería de contar con dotación presupuestaria fundamental y sobre todo con más profesionales. Además, hace falta una mejor planificación, un mejor uso de las tecnologías, un ambicioso plan de transformación digital, implementar la telemedicina que es una gran oportunidad, hay que realizar una mejor gestión de las listas de espera, escuchar mejor al paciente y hacerle parte también responsable, o corresponsable del Sistema, etc… y todo eso tiene que estar dentro de esa estrategia de Atención Primaria que tiene que partir del Ministerio y en la que tienen que cooperar las comunidades autónomas. 

¿Qué balance hace de estos años que lleva al frente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y cuáles son los objetivos que se han marcado a corto y medio plazo? 

En la Comisión de Sanidad del Congreso hemos trabajado sin descanso como el resto de todos los profesionales sanitarios, y no me comparo con ellos, ni mucho menos, porque han hecho el trabajo más difícil, sin ninguna duda. Pero cuando el Congreso prácticamente se tuvo que cerrar y todo el país estaba prácticamente confinado, estuvimos trabajando en los efectos de la COVID y en todos los retos que tiene por delante nuestro Sistema Nacional de salud. 

Llevamos un total ya de 60 comisiones. Cabe destacar que existe un gran consenso político porque los temas de sanidad no se pueden tratar desde la ideología ni desde el partidismo. Ahora estamos abriendo las puertas de la Comisión a todo lo que es la representación de la sociedad civil en el ámbito de la salud. Estamos realizando importantes jornadas de trabajo para escuchar la voz de los profesionales, que al final es la mejor manera de ayudarnos a que nuestro trabajo parlamentario lo hagamos bien ya que nuestras decisiones estén apoyadas en los expertos y en los profesionales. Es un momento importante para darle mejor y más voz a los pacientes que deben ser el centro de atención de todas las mejoras que nuestro Sistema Nacional de salud tiene por delante. 

¿Ve posible un pacto de Estado por la Sanidad o hay demasiada polarización? 

La verdad es que estamos en un momento de mucha confrontación política y de mucha polarización en la vida política. Esto no es bueno ni para España ni para los ciudadanos. Yo desde luego lo tengo claro. 

Y en el ámbito de la sanidad tenemos que hacer un esfuerzo si cabe mayor. Es verdad que hay consenso en la Comisión de Sanidad, no siempre es fácil, y también lo huno en la Comisión de Reconstrucción mencionada al inicio: Precisamente en el grupo de trabajo relacionado con la sanidad hubo un gran acuerdo con ese dictamen que fue respaldado por la amplísima mayoría de los grupos políticos. Ese tiene que ser el referente y el mejor modelo de trabajo. 

Pero hace falta liderazgo de quienes gobiernan que es quién tiene que favorecer el acuerdo y favorecer el pacto. Ojalá veamos cuanto antes, a mí desde luego me enorgullecería muchísimo como presidenta de la Comisión de Sanidad, ver que en este país por fin se hace ese gran pacto de Estado por la sanidad que se viene reclamando desde hace años. 

¿Es suficiente el Plan de Salud mental puesto en marcha por el Gobierno? 

El tema de salud mental ha sido un asunto muy debatido y trabajado en la Comisión. La salud mental hasta hace poco, desgraciadamente, no se trataba con la importancia debida, siempre ha sido como el patito feo de las diferentes áreas de la sanidad. 

Se han incrementado los problemas de depresión, ansiedad y estrés de todos los ciudadanos en general y en los profesionales sanitarios. Me preocupan especialmente los jóvenes, han sufrido mucho, las cifras del suicidio en jóvenes son alarmantes y por eso nos lo tenemos que tomar muy en serio. 

La estrategia de salud mental puesta en marcha por el Gobierno es un pasito más. Hace falta un plan de prevención del suicidio específico. En el Congreso de los Diputados hicimos una jornada muy importante en la que participaron la sociedad científica de psiquiatría, organizaciones de pacientes, etc… y todos ellos lo reivindicaron. Si algo resulta necesario es un plan de prevención de suicidio en primer lugar, para dejar de esconderlo y para que deje de ser un estigma social. Hay que mejorar las condiciones de los servicios de salud mental que deben de ser multidisciplinares e integrales. Se necesita más coordinación y una dotación de profesionales y presupuestaria mayor. 

Para mí la ley de Pandemias no es la solución, si esa fuera la solución, tendríamos una ley del cáncer, de diabetes… No debemos de compartimentar la salud mental, todo lo contrario, saquemos a la luz la salud mental, contemos con los profesionales, apoyémonos en ellos, en sus conocimientos y mejoremos la salud mental que nos afecta a todos y especialmente a nuestros jóvenes. 

¿Debería de haber un plan también en sanidad para cuidar del que nos cuida? 

Yo creo que sí. Los profesionales sanitarios necesitan un plan específico de apoyo porque han vivido una situación durísima, de máximo estrés a para lo que prácticamente no estaban preparados 

En este sentido me preocupa también el dato de agresiones a médicos y médicas. Según el Observatorio del Consejo General de Médicos en el segundo año de pandemia, 2021, se produjo un incremento del 39%. No puede ser que el colapso del sistema lo paguen los médicos, ni los profesionales sanitarios. Es el momento de mejorar y apostar por la sanidad y nuestros sanitarios tienen que estar en el punto número uno porque son nuestros héroes, sin ellos no hubiéramos salido de esto, sin ellos no se hubieran abierto los bares, ni los restaurantes, ni la economía volvería otra vez a moverse, ni podríamos estar viajando, ni podríamos darnos casi abrazos como ahora, aunque todavía con cuidado, con mascarillas y con responsabilidad, sabiendo que todavía la COVID está y todavía en nuestros hospitales sigue habiendo enfermos por COVID. 

¿La Comisión de Sanidad tiene buena interlocución con las administraciones sanitarias? 

Nuestra Comisión de Sanidad tenemos una relación de cordialidad y de respeto institucional con todas las administraciones. Nuestra relación es más directa con el Ministerio más que con las Comunidades Autónomas, las Comunidades Autónomas, en base a nuestro modelo de Estado autonómico que nos hemos dado todos de la Constitución, 

En este sentido me gustaría a apuntar que es importante reformar y actualizar el Consejo de Salud Interterritorial, algo que se viene demandando desde hace tiempo atrás. Las decisiones tomadas en este foro deberían de ser vinculantes para que se pueda trabajar en un órgano algo más parecido a lo que son las conferencias sectoriales del Ministerio y donde, por cierto, se sienten también los pacientes porque hay que escuchar y formar para que nos pueden ayudar a mejorar el Sistema Nacional de Salud. 

Viene usted del congreso de Sevilla, ¿este nuevo PP va a apostar más por la sanidad? ¿Hay alguna sensación que nos pueda transmitir? 

Ha sido un congreso cargado de ilusión, cargado también de responsabilidad y de liderazgo para saber qué necesita España. Hemos elegido presidente a Núñez Feijóo, una persona muy predecible y un hombre con una impecable trayectoria avalada con una magnífica gestión en todos los lugares donde ha estado. 

En este sentido, quiero resaltar su gestión no solo como presidente de la Xunta de Galicia, donde la gestión de la pandemia ha destacado por su trabajo serio y silencioso, pero al lado de lo que necesitaban los ciudadanos en un momento tan difícil, sino también en su paso por la Presidencia del Insalud, antiguo Instituto Nacional de Salud, cuando no estaban transferidas las competencias. Basta con escuchar lo que los profesionales hablan de él en esta etapa, la buena gestión que hizo. Es un hombre muy comprometido con la sanidad, estoy segura de que eso se va a notar.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares