domingo, junio 16, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCRecomiendan olvidarse de recortes indiscriminados e identificar focos de ineficiencia del sistema

Recomiendan olvidarse de recortes indiscriminados e identificar focos de ineficiencia del sistema

Bajo el título «La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud» economistas y médicos fueron invitados a debatir sobre los problemas por los que atraviesa el sistema sanitario público en las XI Jornadas Nacionales de las Comisiones Deontológicas, celebradas recientemente en La Coruña. Durante el coloquio se instó a dejar a un lado recortes indiscriminados y localizar focos de ineficiencia del sistema

La Coruña, 18 de junio 2013 (medicosypacientes.com)

Bajo el título «La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud» se analizaron los problemas por los que atraviesa el sistema sanitario público en las XI Jornadas Nacionales de las Comisiones Deontológicas, celebradas recientemente en La Coruña. Durante el coloquio se instó a dejar a un lado recortes indiscriminados y localizar focos de ineficiencia del sistema.

La mesa redonda que trató del tema estuvo presidida por el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Pontevedra, Diego Murillo Solís, y moderada por el vicepresidente del Colegio de Médicos de La Coruña, Enrique Castellón. Intervinieron en la misma, además, José Ramón Repullo, jefe del Departamento de Planificación y Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad de Madrid; Beatriz González López-Valcárcel, catedrática de Economía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; y Salvador Peiró, coordinador de la Unidad de Investigación en Servicios de Salud del Centro Superior de Investigación en Salud Pública de Valencia.

Como explicó el doctor Castellón, se parte de una situación heterogénea, marcada por circunstancias políticas, económicas, sociales. A ello hay que sumar una preocupación más como es la ausencia de información relevante que facilite la toma de decisiones, tras lo cual dio paso a la intervención de los integrantes de esta mesa redonda.

El profesor José Ramón Repullo abordó la situación de la sostenibilidad del sistema, advirtiendo al principio de su intervención que «ingresos y gastos nunca han encajado bien en la economía pública española», así como que una parte del problema radica «en la capacidad para obtener recursos y no tanto en la capacidad de gasto».

Analizó con preocupación que el PIB dedicado a Sanidad esté descendiendo, de un 6,5 que se destinó en 2010, se prevé una tendencia a la baja hasta llegar a un 5,1, con una reducción del 21 por ciento. Por tanto, y en base a la tendencia observada, se empezará a hablar de «recortes extenuantes» los que se apliquen, con una pugna entre dos sostenibilidades: externa (soporte financiero, los recursos, las exigencias de la sociedad) e interna (gestión de los servicios, actuación de los profesionales y su toma de decisiones). A partir de aquí entra en juego el principio bioético de justicia que obliga a un equilibrio realmente difícil.

En otro momento, este experto se refirió al papel de los médicos, y planteó, al respecto, si son parte del problema o de la solución defendió el papel que los profesionales médicos están jugando desde el inicio de la crisis económica para conseguir el «difícil equilibrio» entre la sostenibilidad financiera del sistema y el mantenimiento de la calidad asistencial. En este sentido, alertó de que, a falta de los datos consolidados de 2012, las reducciones del gasto pueden estar sobrepasando el «límite» tras el que se pone en riesgo la atención al paciente.

Finalmente, analizó hasta qué punto es posible el profesionalismo inteligente, que es lo que en último término se propugna.

La economista Beatriz López González-Valcárcel recordó, por su parte, que «ya antes de la crisis existía una gran preocupación por la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud,  incidiendo en que éste tradicionalmente ha sido más equitativo que eficiente. Pero ahora los focos se sitúan sobre su solvencia, sobre la preocupación inmediata por pagar las facturas.

En su opinión, los actuales problemas económicos han llevado a hacer recortes lineales, poco meditados y cuyo impacto desconocemos. «Seguramente tendrán una influencia negativa en la salud de la población y serán terroríficos para la equidad del sistema. Por ejemplo, los copagos que se han implantado han conseguido reducir el gasto en medicamentos, pero hasta dentro de diez años no sabremos cómo han afectado a los ciudadanos». La crisis, como comentó, también ha propulsado la tendencia a la gestión privada de la sanidad pública, ante lo cual demandó una evaluación rigurosa.

La recomendación de esta experta pasa por que, antes de tomar cualquier medida, debe lograrse una mayor transparencia. «En la actualidad, desconocemos el rendimiento y los resultados en salud de nuestros hospitales, o el coste de los tratamientos, entre otros muchos datos relevantes».

Además, consideró que la sanidad ha de asumir funciones redistributivas por la vía del gasto porque el sistema fiscal es cada vez más regresivo y la desigualdad económica aumenta con la crisis. En este sentido, instó a una urgente evaluación de los efectos del co-pago del RD6/2012 y averiguar ¿qué se reduce? y ¿quién reduce?

Finalmente, abogó por recortar con cabeza y con profesionalismo en detrimento de los recortes lineales.

El experto en Salud Pública Salvador Peiró aseguró que la Sanidad en España «ha pasado de ser intocable a ser insostenible, dentro de la crisis institucional que estamos viviendo en todos los ámbitos». Según indicó, «el Sistema Nacional de Salud ha visto deteriorada su credibilidad, aunque no tanto como otros ámbitos. Entre 2002 y 2008  hemos vivido una burbuja sanitaria que ha disparado el gasto. Han aparecido un sinfín de hospitales de 20 ó 30 camas, que solo tienen sentido desde el punto de vista clientelar. Así, es difícil convencer a nadie de que necesitamos más dinero».

Peiró opinó que «para salir de la situación, hay que olvidarse de recortes indiscriminados e identificar los focos de ineficiencia del sistema, como aquellas intervenciones que menos le aportan al paciente».

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares