miércoles, abril 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCPte OMC: "La modificación del Código Penal representa un claro retroceso y...

Pte OMC: «La modificación del Código Penal representa un claro retroceso y rebaja la pena para agresores a médicos»

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendin, considera que la modificación del Código Penal aprobada, recientemente, por el Senado «representa un claro retroceso y rebaja la pena para agresores a médicos». Así lo expresó durante la rueda de prensa celebrada, en la sede de la OMC, el pasado miércoles con motivo de la celebración del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario

Madrid, 20 de marzo 2015 (medicosypacientes.com/S.P.)

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Juan José Rodríguez Sendin, considera que la modificación del Código Penal aprobada por el Senado «representa un claro retroceso y rebaja la pena para agresores a médicos». Así lo expresó el pasado miércoles en rueda de prensa, en la sede de la OMC, con motivo de la celebración del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, y en la que también participaron los Dres. Serafín Romero, vicepresidente de la OMC; Juan Manuel Garrote, secretario general de la corporación, José Alberto Becerra, coordinador del Observatorio de Agresiones y secretario del Colegio de Médicos de Badajoz, y el Dr. Guillermo Muñoz Caro, médico del Servicio de Urgencias SUMMA 112, quien acudió para exponer públicamente su testimonio como víctima de una agresión. Al acto también se sumó el Dr. José María Rodríguez Vicente, tesorero de la OMC.

El  Dr. Rodríguez Sendín manifestó su insatisfacción por cómo ha quedado el texto del Código Penal tras su paso por la Cámara alta. «Sin menospreciar la iniciativa del senador Jesús Aguirre, que es el que propuso el reconocimiento de delito de atentado para las agresiones a profesionales sanitarios,  lo que ha hecho el Senado es, simplemente, recoger la  jurisprudencia ya conocida, además de haber rebajado las penas condenatorias, e incluso desaparecen en caso de injurias y agresiones verbales durante el acto sanitario, algo a nuestro juicio muy grave  porque se empeora la situación en el servicio público», por lo tanto, recalcó «desde la OMC no podemos estar satisfechos».

Otro de los asuntos por los que mostró preocupación el presidente de la OMC es el relativo a la tardanza en resolverse los procesos jurídicos resultantes de cada denuncia «suelen tardar más de dos años en resolverse, con las graves consecuencias para los profesionales, ya que, por lo general, tienen que seguir aguantando las inclemencias del agresor y de su familia».  De ello se deriva otra de las consecuencias, según Rodríguez Sendín, como es que, «el agredido, muchas veces, desista en denunciar, salvo que la agresión sea grave, y evitar, así exponerse al complejo proceso judicial que representan estos casos».

No obstante, como aseguró, por su parte, el vicepresidente de la OMC, el Dr. Serafín Romero, sí se ha observado un mayor porcentaje de denuncias cuando se informa de la agresión a través del correspondiente Colegio de Médicos. «Hasta tres veces más en algunas CC.AA., que si se tramitan a través de la Administración», según señaló. Precisamente, el Dr. Romero atribuye al Observatorio Nacional de Agresiones haber logrado, en el transcurso de estos últimos cinco años, «crear concienciación, en el ámbito médico, de la necesidad de comunicar y de denunciar la agresión en el respectivo Colegio de Médicos», «lo cual, entre otras cosas, nos facilita a las corporaciones poder instar a las autoridades a que ponga las medidas necesarias, incluso, desde el punto de vista jurídico, para luchar contra esta lacra».

La importancia del testimonio

El vicepresidente de la OMC destacó, asimismo, la importancia que adquiere atreverse a difundir el testimonio de cómo se supera una agresión de este tipo, ya que, a su juicio, «para nuestro Observatorio supone una gran ayuda a la hora de valorar cómo influye esta clase de violencia en el propio médico y en su ejercicio».

Así lo ha entendido el Dr. Guillermo Muñoz Caro, médico del Servicio de Urgencia SUMMA, que, tras 32 años de experiencia, sufrió una agresión el pasado mes de enero cuando se encontraba realizando una consulta domiciliaria de una compañía sanitaria privada, y decidió contarla ante los medios de comunicación . Como explicó, fue la madre del niño al que atendía la que, tras no estar de acuerdo con el tipo del tratamiento prescrito, comenzó a gritarle y a insultarle para acabar propiciándole puñetazos y patadas hasta que el facultativo consiguió salir de la vivienda, según su testimonio.

Tras efectuar la correspondiente denuncia y solicitar el parte de lesiones a su médico de cabecera, el Dr. Muñoz Caro trasladó el suceso a la compañía sanitaria para la que realizó el servicio, lamentando que ésta se haya desentendido del suceso, y agradeció al Colegio de Médicos de Madrid que se haya ocupado de su caso.

Este es un claro ejemplo del doble sufrimiento, al que aludió el secretario general de la OMC, el Dr. Juan Manuel Garrote, y al que está expuesta la víctima de un acto de violencia de estas características, «como receptor del daño ocasionado y por tener, después, que denunciarlo y rememorar lo sucedido y sus posibles consecuencias».

El Dr. Garrote ahondó en este tipo de situaciones recogidas por el Observatorio Nacional de Agresiones de la OMC y expuso los datos más significativos recopilados a lo largo de 2014, relativos a número de agresiones, principales causas, ámbito en el que se producen, tipología del agresor, edad del agredido, y apoyo por parte de la empresa (ampliar información en  edición de hoy Medicosypacientes.com)

En este sentido, el coordinador del Observatorio de Agresiones, el Dr. José Alberto Becerra subrayó la importancia del registro nacional creado en el marco de este Observatorio, y que ha recibido el reconocimiento del Ministerio de Sanidad, así como la puesta en marcha de programas formativos por todos los Colegios de Médicos con el fin de conseguir que «nuestros médicos ganen en asertividad, en competitividad, en capacidad de resolución de momentos críticos, que sepan, en definitiva, saber manejar situaciones conflictivas e impedir este tipo de casos», ya que como señaló «para nosotros no son tan importantes las medidas coercitivas como evitar que agredan a nuestros médicos». Así, destacó el empeño de esta plataforma en conseguir hacer realidad el lema que caracteriza nuestra campaña «Agresiones a médicos, tolerancia cero», acompañada siempre con un lazo dorado como símbolo de la relación médico-paciente y, por ende, «la llave del sistema sanitario,  de ahí, concluyó, hayamos  incorporado otro mensaje clave en la campaña de este año, como es «Por una atención de calidad al paciente».

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares