lunes, junio 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCPresidenta ICOMEM: "Queremos un Colegio libre de empresas con intereses"

Presidenta ICOMEM: «Queremos un Colegio libre de empresas con intereses»

A punto de cumplir su primer año al frente del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), la doctora Sonia López Arribas hace un balance en esta entrevista concedida a «La Razón.es» del camino emprendido por la entidad colegial en este período así como de la situación de la Sanidad madrileña y de sus profesionales

Madrid, 7 de mayo 2013 (medicosypacientes.com)

-A punto de cumplir su primer año al frente del Colegio de Médicos de Madrid, ¿cuál es el balance hasta el momento?

-Ha sido duro, un año especialmente duro para la Sanidad madrileña con el pliego de los hospitales a los que se va a externalizar la gestión, los centros de Atención Primaria que cambian su estatus, movimientos en la calle, manifestaciones… Pero el balance de este casi año en el colegio, el mayor de España, es muy positivo. Ahora estamos en fase de ejecución de una serie de propuestas de nuestro programa, como la figura del Defensor del médico, la modificación de los Estatutos…

-Desde fuera, da la impresión que el médico es poco participativo -no hay más que ver cuántos votan en las elecciones a la institución-, que no se siente representado por el colegio, ¿cómo quieren acercarse al colegiado?

-Hemos dado máxima prioridad a la comunicación, algo que no estaba presente en etapas anteriores. Queremos comunicar todo lo que hacemos, porque si no comunicas no existes. Ése es un punto clave. Otro de los problemas que tenía el colegiado es la falta de tiempo (guardias, consultas…) y resultaba incómodo venir al colegio o autorizar a alguien para conseguir un certificado, que es imprescindible para poder trabajar. Por eso hemos creado la ventanilla única, que evita tener que venir al colegio. Todos los certificados y documentos se pueden descargar de forma gratuita desde casa. Nos hemos acercado al colegiado.

-Algunas cosas están cambiando…

Así es, desde que llegamos la nueva junta directiva, y ya en la campaña, dijimos que queríamos tanto la colegiación útil como un colegio libre de influencia de empresas y sus intereses. Para eso hemos hecho una modificación de los estatutos para conseguir la verdadera libertad y transparencia de la institución. En ella siempre ha habido un cierto oscurantismo por la falta de comunicación sobre cómo se gasta un dinero que no es tuyo. Recordemos que ésta es una corporación de derecho público, y que tiene que equipararse a las administraciones públicas. Necesitas gestionar el dinero con transparencia. Es el dinero del colegiado. La modificación también busca la competitividad. Cuando ofreces un servicio, como la limpieza del colegio o el alquiler de las salas para eventos debe hacerse con una política de libre marcado, con varias empresas compitiendo por el mismo servicio y dársela a la que te ofrezca mejor relación calidad-precio, no simplemente a las más barata. Todo ello cumpliendo con la ley, con pliegos de condiciones… Igual que pasa con las administraciones públicas. También, por ejemplo, se puede aplicar a la gestión bancaria, que compitan por ofrecernos las mejores condiciones. Y los seguros. Somos 40.000 colegiados y eso tiene que implicar unas condiciones ventajosas. Y no hace falta que haya empresas intermediarias, eso sólo encarece el proceso.

-¿Cómo valora los apoyos que está recibiendo este plan de transparencia, por parte de médicos de reconocido prestigio e, incluso, de la propia ministra de Sanidad, Ana Mato?

-Los colegiados quieren ver que su dinero no está siendo malgastado, malversado, entregado a dedo o gestionado de forma irregular. Es un apoyo masivo a la justicia de que las empresas puedan competir y tenemos total respaldo por parte del Ministerio y la Consejería de Sanidad de Madrid.

-Son tiempos convulsos con los médicos en la calle protestando, ¿Cómo se posiciona el colegio en este sentido?

-Estamos estudiando los pliegos de condiciones de la externalización de la gestión de los seis hospitales que ha planteado la consejería y también de los centros de salud. Estamos recabando información por parte de los colegiados Algunos se han mostrado interesados en convertirse en empresarios y no sólo empleado de esos centros de salud.

Los médicos protestan en las calles, pero no todos fueron críticos cuando se malgastaba claramente el dinero e ignoraban las evidentes ineficiencias del sistema sanitario. Hablan de «privatización» cuando lo que se plantea es privatizar la gestión y cargan contra la sanidad privada cuando muchos de ellos trabajan en esos centros en su jornada de tarde. ¿No es un poco hipócrita?

En tiempos de bonanza no se suele analizar como se gestionan los recursos. En tiempos de crisis todo el mundo hace un análisis de conciencia. Quizá ha habido algo de desinformación al inicio del proceso y se ha creado una situación de alarma que ha costado desmontar. Por nuestra parte, hemos pedido que se respeten todos los puestos de trabajo, que no se toque el capítulo de personal. Todo el personal que trabaja en esos centros de gestión mixta puede, de una forma u otra, ser contratado en estas nuevas empresas. Nadie se va a ir al paro.

-Algunos facultativos que ejercen en el sector privado no se han sentido respaldados por el colegio mientras otros menosprecian el sector en el que ejercen…

-Públicamente, he dejado claro en la Asamblea de compromisarios que no defendemos solamente al colectivo público. Somos 40.000 colegiados que trabajamos en muy diferentes sectores. Por eso, la presidenta del Colegio de Médicos no ha liderado esas manifestaciones que sólo hablaban del sector público.

-¿Qué le parecen los sistemas de retribución por productividad para que no cobre lo mismo el médico competente que uno que hace dejación de sus funciones?

-Queremos hacer una comisión de control de calidad, una forma de saber si el profesional está ejerciendo adecuadamente su trabajo para que el paciente pueda incluso reclamar al colegio. En ese sentido van a ser bastante instructivas las conclusiones que saquemos de la gestión mixta, donde se va a incentivar al médico que cumpla con sus obligaciones y quiera mejorar el servicio al paciente frente a lo que hay ahora, que es un funcionariado. Ese funcionariado frente a la gestión mixta nos va a dar un gran ejemplo de cómo podemos gestionar la sanidad.

-La Mesa de Hospitales del Colegio da recetas para ahorrar en Sanidad sin perjudicar los salarios de los profesionales, ¿Cómo?

-Somos los médicos que menos cobramos de Europa. Curiosamente somos los más solicitados en países como Alemania debido a nuestra formación de altísimo nivel. Hay programas rápidos para aprender alemán y colocarse en un hospital cobrando tres veces más que en Madrid. Hay soluciones, como utilizar determinados medicamentos genéricos, atajar la sobredimensión de algunos hospitales, las bolsas de ineficiencia o la cartera de servicios. No puede haber de todo en todos los centros. Ni se puede dejar de tratar a un paciente con cáncer, pero sí dejar de operar unos juanetes. Pero no se puede ahorrar en el personal, la piedra angular en la que se basa toda la asistencia.

-Desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) les hacen sugerencias para incorporar a su modificación de los estatutos, como que no haya lazos personales y familiares de los miembros de la junta con empresas que hayan estado vinculadas al colegio, ¿Le gustan?

-La propuesta es perfectamente viable para nosotros va en la línea en la que quiere trabajar esta junta directiva. Total transparencia e intentar no conceder favores ni que sean familiares o personas que pertenezcan a empresas en los tres años anteriores. Incluso se propone la creación de una comisión que supervise las decisiones de la Junta Directiva. Perfecto. Ningún problema al respecto. Todo lo contrario.

Usted es psiquiatra militar con experiencia en el campo de batalla, ¿qué es más difícil estar en Irak o presidir el Colegio de Médicos de Madrid?

-La milicia da bastante capacidad de adaptación. Donde te encuentres el medio no debe adaptarse a ti, sino tú al medio. Te da una flexibilidad y tolerancia que tenemos los médicos militares y que hace que esto sea una misión más. Una misión que espero llevar a buen puerto y acabar con victoria.

Como psiquiatra, ¿cree que los ya estigmatizados enfermos mentales son los grandes perdedores de la crisis?

-Tener una patología mental benigna o más grave es absolutamente estigmatizante. Condiciona como ninguna otra el pronóstico y el futuro del paciente. Con la crisis hay recortes en la asistencia, pero ésta también afecta a los familiares . Cuando hay un miembro de la familia en paro aumenta el estrés que supone cuidar al enfermo mental . Es el gran desfavorecido porque ahora tiene aún más problemas para integrarse al mundo laboral.

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares