miércoles, abril 24, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioFundacionesFormaciónLos mitos y bulos en oncología radioterápica ocupan un nuevo seminario del...

Los mitos y bulos en oncología radioterápica ocupan un nuevo seminario del observatorio contra las pseudociencias y pseudoterapias del CGCOM

Con motivo de la celebración del seminario online 'Mitos y bulos en oncología radioterápica' que se llevará a cabo el próximo 29 de noviembre, Médicos y Pacientes habla con los ponentes de esta jornada sobre cómo pueden afectar los bulos en el ámbito de la oncología radioterápica, las principales vías de propagación de estos mitos o cómo pueden los profesionales sanitarios ayudar en la lucha contra estas terapias que no están basadas en la evidencia científica, entre otros

El Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias (OPPISS) del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Fundación para la Formación de la entidad (FFOMC)  continúan su labor formativa con el seminario online ‘Mitos y bulos en oncología radioterápica‘. Los participantes de esta jornada son: Elvira García Triviño, enfermera y coordinadora en el proceso de curas de oncología radioterápica del Instituto Catalán de Oncología, en Badalona, y coordinadora del Grupo Enfermero en el Grupo Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el Dr. Jorge Contreras Martínez, director médico de la Unidad Integral del Cáncer, Quirón Málaga-Costa del Sol y coordinador del Grupo para el desarrollo de Hipertermia en Oncología de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el Dr. Ángel Montero Luis, médico especialista en Oncología Radioterápica en el Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC), Hospital Universitario HM Sanchinarro, y docente en diversas titulaciones, como el Máster Internacional en Oncología Clínica de la Universidad Francisco de Vitoria, y Carmen Yélamos Agua, psicóloga clínica y psico-oncóloga, coordinadora nacional de Programas de Atención Psicológica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). La Dra. Rosa Arroyo, vicesecretaria del CGCOM y coordinadora del OPPISS, y Dra. Mª Luz Amador Muñoz, directora médica en la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), serán las encargadas de presentar y moderar este espacio formativo.

 
Sobre el efecto que tienen estos bulos en la oncología radioterápica, los ponentes coinciden en el perjuicio que estos pueden causar al paciente: “Los bulos tienen un efecto muy negativo en la oncología radioterápica, como en cualquier otra especialidad, pero quizás con un matiz de mayor daño al ser una especialidad con un gran componente tecnológico donde se presta a una mayor confusión”, asegura el Dr. Contreras. Por su parte, la coordinadora del Grupo Enfermero en el Grupo Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) afirma que “cualquier fármaco recomendado a un paciente por un profesional sanitario acreditado tiene detrás un proceso de investigación científica que avala su indicación, dosis y seguridad. Casi todos los ‘productos naturales’ carecen de estos estudios previos de investigación y, por tanto, se desconocen estas interacciones”. Además, el Dr. Montero alude a que estos productos tienen en ocasiones mejor venta y marketing que aquellos basados en la evidencia científica: “Pueden inducir a los pacientes a abandonar o retrasar tratamientos de probada eficacia en beneficio de terapias sin evidencia, pero presentadas con un mejor envoltorio”. 
 
Estos expertos alertan sobre algunos de los bulos existentes en este campo: terapias basadas en interacción mente-cuerpo que potencia el efecto de la radioterapia al tiempo que minimiza sus potenciales riesgos. El uso de la soja como alternativa nutricional a la carne, o el consumo de determinadas algas (noru, wakame…) como eliminadoras de residuos radiactivos que deja la radioterapia. Por ello, García Triviño resalta tres ideas clave a tener en cuenta frente a estos mitos: “Establecer una relación sólida de confianza entre el profesional y el paciente; seguir dietas extremas pueden hacer cambiar el volumen que debemos irradiar aumentando la toxicidad; tomar productos naturales no consensuados con el equipo sanitario puede reducir la efectividad de los fármacos antitumorales al interaccionar con ellos”.
 
En cuanto al papel que los sanitarios pueden ejercer para luchar contra las pseudociencias en oncología radioterápica, los ponentes expertos coindicen en un concepto: la información. “Mediante la atención continuada, la educación e información de pacientes, familiares y población en general tanto acerca de cómo, por qué y para quién es útil la radioterapia como de los riesgos asociados a las pseudoterapias”, afirma el especialista en Oncología Radioterápica en el Centro Integral Oncológico Clara Campal. En esta misma línea, la enfermera García Triviño explica que “un paciente formado e informado podrá entender qué es lo que le sucede a su cuerpo al someterse a la radiación. Un buen profesional debe conocer las fases por las que pasa una persona a lo largo de su enfermedad oncológica y de sus tratamientos”. 
 
Y esta lucha o contención de los sanitarios frente a estos bulos en oncología radioterápica toma protagonismo en las redes sociales e internet, el espacio donde, según nuestros expertos, se propagan con mayor facilidad estas falsas soluciones. “Se debe ser cauteloso e intentar contrarrestar la información que se recibe. Detrás de internet puede haber escondido cualquier interés social o económico. El paciente busca la curación y no siempre se puede garantizar. En la medicina convencional, no siempre podemos curar, pero si vamos a cuidar”, asegura García. 
 
Por último, los ponentes han valorado positivamente la existencia del observatorio contra las pseudociencias y pseudoterapias del CGCOM: “Aunque desconocía su existencia, lo considero positivo si es capaz de profundizar en la información y educación acerca de los resultados del tratamiento estándar del cáncer y de los riesgos potenciales de las pseudoterapias”, afirma el Dr. Montero. Un mensaje similar al de su compañera sanitaria García Triviño, quien afirma que este grupo de trabajo hace visible el desequilibrio y el problema: “Intentáis dar información a equipos y pacientes a la hora de elegir un tratamiento. Asesoráis a los organismos de un modo científico. Con evidencia. En definitiva, veláis por la seguridad del paciente”. 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares