miércoles, julio 17, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCLas Órdenes médicas europeas debaten cómo actuar ante el riesgo terrorista

Las Órdenes médicas europeas debaten cómo actuar ante el riesgo terrorista

Una delegación del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) asistió a la reunión plenaria del Consejo Europeo de Órdenes Médicas (CEOM), celebrada la pasada semana en París. Entre los temas abordados destacaron el secreto profesional y el terrorismo, la violencia contra el personal sanitario, las consecuencias del Brexit para los médicos europeos y la salud en los Tratados de Libre Comercio

El médico se enfrenta a un conflicto de deberes entre el secreto médico y la peligrosidad criminal para la colectividad y el Consejo Europeo de Órdenes Médicas (CEOM), como organización europea responsable de las organizaciones médicas reguladoras de la profesión y responsables de la deontología médica, abordó cómo debe actuar el médico frente a un riesgo para la colectividad de estas características.

Se puso sobre la mesa la cuestión de cuál debe ser la posición del médico que tiene frente a él a un posible terrorista como paciente, con un peligro potencial para la población. Evidentemente, se produce un conflicto entre la ética profesional  y el interés social y la seguridad. La denuncia al paciente por el médico es una gran responsabilidad para este último que, además, daña la relación médico-paciente. No en vano, como se recordó, “la Medicina es una profesión especial que protege los derechos, la autonomía y la intimidad del paciente por encima de todo”. 

El secretario general de la Asociación Medica Mundial (AMM), Dr. Kloiber, recordó que el Juramento Hipocrático y la Declaración de Ginebra de la AMM, sobre los principios básicos de la ética médica, obligan al profesional a preservar el secreto médico frente a cualquier circunstancia, y a mantener el secreto del paciente incluso después de la muerte. El respeto del secreto y la confidencialidad son esenciales en la Medicina en todo momento por lo que las excepciones son muy peligrosas.

El Dr. Kloiber consideró necesario conocer si en cada país hay medidas en el código penal al respecto; si el médico, según la ley nacional, debe informar en estos casos a las autoridades; y si está garantizado el mantenimiento del anonimato del médico denunciante.

El CEOM admite que el debate es arriesgado, si la denuncia supone renunciar a los principios y a las reglas intrínsecas de la Medicina, en defensa del interés superior de la sociedad en su seguridad, supeditándonos a estas reglas y renunciando a las nuestras que suelen estar por encima y dan confianza social e individual al paciente en el médico y la medicina.

La Orden Medica de Francia, por su parte, explicó que está promoviendo un debate interno sobre este asunto, en el que se entremezcla el conflicto entre el secreto profesional del médico, un deber y una responsabilidad deontologica incuestionable y de primer orden, y sus obligaciones sociales como ciudadano frente al riesgo terrorista que pone en peligro a todos. En este sentido, proponen que la deontología médica pueda aclarar este asunto y desarrollar un posible plan de actuación del médico en estas situaciones o frente a un comportamiento patológico, como el caso del piloto del avión GermanWinngs al que estrelló deliberadamente cuando estaba en tratamiento por una enfermedad mental.

Finalmente, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo en este asunto, se decidió crear un Grupo de Trabajo específico, en el que se integró al CGCOM junto con las Órdenes Médicas de Bélgica, Francia, Italia y Portugal.

Agresiones a personal sanitario

Otro de los asuntos que preocupan de manera generalizada es el relacionado con la violencia en las consultas médicas. Se expusieron las realidades en los distintos países. Al respecto, el presidente de la Orden Médica de Rumania considera que se está produciendo en Europa una degradación de la imagen del médico, y hay una trivialización social de la medicina.

Consecuencia de ello es que, ante la violencia, los derechos ciudadanos prevalecen sobre los de los médicos. Además, se dispara la práctica de la medicina defensiva, “ineficiente e injusta para todos y contraria a la ética médica”.

En países como Bélgica, Francia, y Polonia, entre otros se dan situaciones y problemas similares a los de España, Agresiones a médicos en consulta, en el hospital y en la calle, de forma creciente.

Las causas de la violencia son similares a las de nuestro país: tiempos de espera, burocracia, bajas laborales, expectativas infundadas en los resultados de salud, etc.

Los médicos generales suelen sufrir un mayor número de agresiones que otros especialistas. Asimismo, se ven más expuestos los servicios de urgencia que atienden en la calle o en el domicilio, acentuándose el problema en zonas periféricas y marginales de las ciudades.

En países como Bélgica son habituales, además, el robo y el asalto al haber copagos con dinero en efectivo en los servicios de salud y en las consultas. Es por ello que en 2015 establecieron un observatorio sobre la violencia contra los médicos.

Mientras, en Francia se cree que los médicos denuncian menos de la mitad de las agresiones, ya que no suelen tener en cuenta las verbales y psicológicas. Desde 2003 Francia tiene un protocolo de acuerdo con los ministerios de Justicia e Interior para prevenir y tratar este tipo de violencia.

Por su parte, Polonia señaló que tiene problemas similares a los demás países europeos y el Colegio Medico está actuando ante las autoridades y la profesión.

El Dr. Huerta, como miembro de la Delegación española en el CEOM, expuso los datos y recomendaciones del Observatorio Contra las Agresiones a Médicos de la OMC y explicó la modificación efectuada del Código Penal en 2015 que considera atentado contra la autoridad las agresiones al médico en su puesto de trabajo.

Entre las propuestas realizadas en la reunión del CEOM cabe destacar: analizar y mejorar las medidas preventivas existentes, registrar las agresiones, para conocer su dimensión real, y apoyar a los médicos agredidos.

Asimismo, se recomendó sensibilizar a los médicos, a la población y a las autoridades sobre este problema. También se sugirió la  búsqueda de un equilibrio entre las normas deontológicas y las medidas de seguridad en consultas y centros sanitarios. Además, se propuso la creación de un foro de discusión y de intercambio de opiniones sobre las agresiones a médicos y sanitarios en todo el ámbito de CEOM.

Consecuencias del Brexit para los médicos europeos
 
Los representantes del Consejo General de Médicos del Reino Unido (GMC) y de la Asociacion Medica Británica (BMA), recordaron la normativa reguladora actual y consideraron que las consecuencias del Brexit pueden ser “desastrosas” para el sistema sanitario del Reino Unido y para la circulación de médicos  europeos.
 
Recordaron, al respecto, el importante número de médicos extranjeros con que cuenta Reino Unido y la ayuda que representan para una buena atención sanitaria del país. 
 
Reconocieron que el Brexit se ha convertido en un verdadero problema para la profesión médica y para la asistencia sanitaria actual y futura del Reino Unido. 
 
En cuestión de procedimientos reguladores, desde el GMC recordaron que todo medico debe recertificarse obligatoriamente cada 5 años y que esto es una cuestión esencial para la regulación y las garantías sociales de mantenimiento de la competencia profesional del médico en el Reino Unido.
 
Por otra parte, las organizaciones médicas británicas tienen previsto continuar como hasta ahora en cuanto a reconocimiento mutuo y recíproco de títulos y de aspectos profesionales.
 
Varios países agradecieron los esfuerzos de las Organizaciones médicas de Reino Unido para permanecer en la Europa Medica.
 
La salud en los Tratados de Libre Comercio
 
El delegado del CGCOM, Dr. José Ramón Huerta ofreció una exposición sobre los aspectos concernientes a la salud en los Tratados de Libre Comercio.
 
Hizo una introducción sobre los antecedentes de la valoración de los Tratados de libre comercio ( TTIP, TISA, CETA y otros) en las organizaciones sanitarias internacionales como la AMM, el CPME, el propio CEOM y otras, que se han pronunciado para que los asuntos de salud ( Atención sanitaria, Salud Publica, Medicamentos, Alimentación y Medio Ambiente) no sean tratados como un asunto o un producto comercial más y queden expresamente excluidos de los Tratados Internacionales de Libre Comercio e Inversiones.  Se trata de proteger los derechos de los ciudadanos europeos a gozar de un alto nivel de protección de la salud, con un acceso universal y equitativo a los sistemas sanitarios, los medicamentos o la salud pública. 
 
El Dr. Huerta recordó el importante compromiso que a este respecto tiene la OMC y el CGCOM que se ha manifestado en varias ocasiones en este sentido, de forma categoría, ante la Unión Europea, y en asociación con la Orden de los Médicos de Portugal ( Declaración de Lisboa), y los apoyos y personalidades que los han suscrito.
 
Según señaló, el beneficio económico no puede ser un objetivo exclusivo en el ámbito de la salud sin amenazar una asistencia universal, justa y equitativa, eficiente y sostenible para todos los ciudadanos. Estos tratados caminan en dirección contraria y suponen una seria amenaza para los sistemas de salud de Europa, que además condicionan la soberanía de los gobiernos y la propia regulación de la salud, que puede llegar a los propios Consejos y Órdenes de Médicos. Estos acuerdos son algo más que comercio.
 
La protección de la salud no puede estar sometida a la voluntad de las fuerzas del mercado y debe respetar las políticas públicas de cada Estado y los intereses y decisiones de los ciudadanos. Los Tratados de Libre Comercio deben de tener una visión más humana de los derechos de los ciudadanos y del Estado del Bienestar.
 
Estos acuerdos solo pretenden –como indicó- mejorar la seguridad de los inversores internacionales, pero reducen la soberanía nacional y los derechos de la población. Al respecto, recordó que las presiones ante la Comisión Europea sobre los Tratados han sido encabezadas por grupos empresariales y especialmente del sector farmacéutico, que no pueden ser coincidentes con los intereses nacionales y ciudadanos. Solo el 4 % de las reuniones preparatorias en Bruselas  lo han sido con representantes del interés público.
 
El representante español incidió en la regulación de las patentes de los medicamentos que amenazan la producción de medicamentos genéricos y otros aspectos sobre la seguridad de fármacos y medicamentos que, además, ponen en riesgo la sostenibilidad de nuestros sistemas sanitarios. Así, el modelo social europeo de servicios públicos, como la salud y la educación, está amenazado, así como la calidad asistencial, la salubridad de los alimentos, con la posibilidad de introducir los transgénicos, prohibidos en Europa o los hormonales, además de riesgos para el medio ambiente, la seguridad en la investigación de medicamentos y productos químicos, por la supresión del principio de precaución y el riesgo de privatización  de la asistencia sanitaria, con los efectos negativos que esto podría tener para las personas más desfavorecidas de la sociedad.
 
Hizo mención a los millares de manifestantes contra los Tratados en las calles de toda Europa en el pasado mes de octubre y que se han recogido más de dos millones de firmas contra ellos, así como la falta de transparencia en la negociación, o las cláusulas secretas, que sin duda ocultan cosas importantes a los ciudadanos. También recordó que parlamentos y gobiernos han advertido sobre los riesgos de los Tratados y que el Parlamento Europeo aprobó una resolución pidiendo la exclusión específica de los asuntos de salud de los Tratados. 
 
Finalmente, el Dr. Huerta advirtió que el modelo social europeo está más amenazado que nunca a consecuencia de los Tratados, que pueden convertirse en un “Carballo de Troya”  que destruya los logros en el ámbito de la Salud europea al anteponer los beneficios económicos a los de una buena atención sanitaria, salud pública y medicamentos, entre otras cuestiones, postergando el interés social y supeditándolo al económico. Todo ello, a su juicio, “es inaceptable para cualquier sociedad democrática europea”.
 
Para concluir, pidió que las Organizaciones, Consejos y Órdenes Médicas Europeas y las que integran el CEOM, se reafirmen en defensa de la salud contra los  Tratados de Libre Comercio e Inversión en trámites de aprobación o de negociación por la Unión Europea y mantengan su posicionamiento en defensa del modelo social europeo y de la sanidad y que no bajen la guardia. Asimismo, instó a que exijan a sus autoridades nacionales y europeas la exclusión explícita de todo lo que afecta a la atención sanitaria, los servicios de salud, la salud pública, los medicamentos y otros aspectos aquí aludidos, de los Tratados Internacionales de Libre Comercio y que lo hagan conocer a la profesión médica, pidiéndoles su apoyo, para seguir protegiendo a los ciudadanos, además de mantener y aumentar el elevado nivel de calidad y protección sanitaria con que actualmente cuentan en la UE y que están gravemente amenazados por estos Tratados.
 
En la reunión se aportaron, además, algunas recomendaciones deontológicas relacionadas con las terapias no convencionales, en el sentido de que el medico debería informar siempre al paciente de las consecuencias de la aplicación de medicinas alternativas y debe obtener el consentimiento del paciente. Por otra parte, se señaló que el medico debe informar a los otros profesionales de salud con los que colabora para asegurar la continuidad de los cuidados al paciente, respetando siempre el secreto profesional.
 
Se presentó, por otra parte, la propuesta de acuerdo entre el  CEOM y el Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME) como compromiso de colaboración en áreas de actuación especificas como,la ética y la deontologica médica y en acción formativa, demografía médica y otros asuntos de interés recíproco.
 
Asimismo, se ofreció una amplia información sobre el uso de las vacunas en Europa a cargo del  Dr. Marinoni, de Italia, que incidió en los aspectos de salud pública, de prevención de las enfermedades transmisibles que conllevan las vacunas y la necesidad de que el médico las defienda y promueva por razones de salud pública basadas en la evidencia científica.

El CEOM, que tiene como objetivo promover dentro de la Unión Europea el ejercicio de una medicina de calidad que respete los intereses de los pacientes, acordó celebrar la próxima reunión en Italia, el próximo mes de mayo de 2017.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares