jueves, febrero 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLa sobreutilización de los servicios públicos y un abuso del “esto es...

La sobreutilización de los servicios públicos y un abuso del “esto es mío porque yo lo pago” pone en riesgo la sanidad en España

Hace dos meses un post en Facebook se convertía en viral con decenas de miles de lecturas y comentarios. En esta publicación, su autor, el cirujano vascular Ángel Martínez Monsalve, narraba como un paciente al que se le salvó la vida de urgencia se quejaba por “tener que compartir habitación” con el fin de poner de manifiesto que este “desconocimiento” por parte de los pacientes, así como la sobreutilización de los servicios públicos y un abuso del “esto es mío porque yo lo pago” va a poner en riesgo la sanidad en España

Este medio ha querido recoger las impresiones de este cirujano del Hospital Universitario de Badajoz, cuya reflexión ha provocado gran repercusión en medios de comunicación, pacientes y en el sector sanitario. El texto viralizado ha vuelto a sacar a la palestra el debate sobre la necesidad de “educar” en el uso responsable de los servicios públicos para no malgastar recursos y preservar un sistema sanitario de alto nivel que – como asegura en su post – “nos vamos a cargar por ignorantes”.

El Dr. Martínez Monsalve hace hincapié en la necesidad de la educación sanitaria. Desde su punto de vista “es clave en una sociedad avanzada” porque el mayor porcentaje de gasto que hacen los gobiernos se destina a sanidad y nadie informa de ello, ni de lo que cuestan las cosas que tenemos a nuestra disposición. “No puede ser que no seamos conscientes en que se gasta la mayor parte de nuestros impuestos. Se publicita a bombo y platillo que se han invertido 20.000€ en reformar la parada de autobús de la esquina, pero no se sabe que en tu hospital se hacen 90 trasplantes de riñón al año a 140.000€ cada uno de ellos” – manifiesta.

Sobre la falta de educación o conciencia sanitaria pone de relieve que puede acarrear consecuencias muy negativas porque “lo que no se conoce no se valora, y lo que no se valora no se cuida. La sobreutilización de los servicios públicos y un abuso del `esto es mío porque yo lo pago´ condiciona el desperdiciar recursos en cosas que no los requieren”. Desde su punto de vista es importante hacer hincapié en los gestores ya que “quizá deban a veces escuchar más a los profesionales de dentro que a los usuarios de fuera” – subraya.

En esta misma línea incluye el respecto y valoración de los profesionales sanitarios como un elemento crucial para la sostenibilidad y excelencia del sistema. “Cuando yo tengo en casa algo valioso y soy consciente de ello, lo cuido en todas sus facetas. Indudablemente, los profesionales son parte de la sanidad y todo lo que le afecte a esta repercute en ellos.”- expone.

Respecto a la creciente desvirtualización de la atención sanitaria en la que los usuarios centran más su atención en aspectos superficiales o servicios externos frente a la atención clínica, considera que el resultado terapéutico cada vez más se entiende como un derecho. “`Ustedes me tratan porque yo les pago el sueldo´ es una frase que todos los días se escucha en algún hospital/centro de salud, y por lo tanto como eso va incluido en el paquete ya buscamos un paso más, demandando habitación individual, ambulancia a modo de autobús, televisión por cable en la habitación o wifi gratis en el hospital. Insisto que no es la norma, pero cada vez es más así” – explica.

Sobre la sostenibilidad del sistema se muestra tajante “creo que por desgracia no es sostenible tal y como lo entendemos en España y en la deriva que está tomando, y creo que los que saben de esto realmente también son conscientes de ello.

Desde su experiencia afirma que los gestores saben que la sanidad en España es la mejor del mundo y que se mantiene 100% pública y gratuita porque los salarios de los profesionales lo permiten, pero eso tiene un límite que está empezando a vislumbrarse.

Denuncia la situación actual en la que cada vez hay más profesionales que no trabajan a tiempo completo en la pública o que se van directamente a la privada en busca de mejores condiciones. Además -incide – “los costes de material sanitario y farmacológico cada vez son mayores y los impuestos ya no tienen tanto margen de crecimiento como dicho coste.” Por lo que considera “hay que dar otro enfoque a esta situación a tiempo o al final nos meteremos en un problema muy serio”.

Respecto a su post en Facebook, un fenómeno viral que ha sido compartido cerca de 60.000 veces en esta red social y reproducida en multitud de medios de comunicación, asegura haber recibido apoyo absoluto por parte de los compañeros y de la profesión en general, aunque no ha tenido impresión alguna de la Dirección de su Hospital.

Sobre el paciente “protagonista” de este post, asegura que “no se ha puesto en contacto ni sinceramente espero que lo haga. Lo veré en consulta, pero creo que seguirá pensando lo que dijo porque esa es su educación sanitaria (que no es responsabilidad suya) y no la voy a cambiar ahora yo con una publicación en redes sociales” – concluye.

Publicación original del Dr. Ángel Martínez Monsalve en Facebook

Caso real. Es mío.

Un paciente ingresa de urgencias a las 18:35 de la tarde con un aneurisma abdominal roto, 100% de mortalidad si no se trata inmediatamente. Viene en helicóptero porque su vida está en juego, con todo el personal de urgencias preparado para subirlo a quirófano en 2 minutos de reloj, listo para ser intervenido. Es operado de urgencia; 2 cirujanos vasculares, 2 anestesistas, 2 enfermeras, 1 auxiliar y un celador trabajan en quirófano. Se emplea para salvarlo una prótesis de alta tecnología que cuesta 21.000€ en total, usando un arco radiológico y una mesa especial con un coste de 600.000€. Tras la cirugía pasará 3 días en UCI, donde intensivistas, y enfermería especializada seguirá luchando por su vida (esos 3 días de lucha ascienden a 5500€). La semana en planta de hospitalización al salir de UCI, “tan solo” requiere 21 turnos de enfermería, auxiliares y celadores, además de un cirujano pendiente 24h diarias esos 7 días (7300€). Independientemente de la anécdota económica, el resumen es que el paciente llega muriendo en un helicóptero a la puerta de urgencias y sale caminando por su propio pie una semana después…

Su comentario al ser dado de alta fue, gracias señores, pero con lo que pagamos en impuestos es vergonzoso que tengamos que compartir habitación con otros enfermos.

No contesté, ni lo haré en el futuro, no merece la pena. Lo que si tengo claro es que el problema principal en este asunto y en este país no lo tiene la sanidad, lo tenemos nosotros. Nos la vamos a cargar por ignorantes. Es lo que hay. El tiempo nos pondrá en nuestro lugar, espero.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares