martes, mayo 28, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaLa OMS propone crear una "nueva narrativa económica" para transformar la financiación...

La OMS propone crear una «nueva narrativa económica» para transformar la financiación de los sistemas sanitarios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado, en una rueda de prensa este martes, el informe 'Salud para todos: transformar las economías para ofrecer lo que importa' donde se propone crear una nueva narrativa económica con el fin de que "la financiación de la salud pase de un gasto a una inversión", según ha explicado la presidenta del Consejo de la OMS sobre la Economía de la Salud para Todos, Mariana Mazzucato

En el primer informe de este tipo, el Consejo de la OMS sobre la ‘Economía de la Salud para Todos’ ha esbozado una nueva vía para reorientar las economías de modo que ofrezcan lo que importa: salud para todos.

 
El Consejo, creado por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en noviembre de 2020 en respuesta a la pandemia de Covid-19, y presidido por la profesora Mariana Mazzucato, ha pasado esos dos últimos años replanteándose la economía desde la perspectiva de la salud para todos, e impulsando con fuerza el principio de que la salud humana y planetaria debe estar en el centro de cómo se diseñan los sistemas y políticas sociales, sanitarios y económicos.
 
«No estamos más preparados que antes porque no hemos tratado la salud para todos con seriedad. No hemos diseñado modelos empresariales, estructuras de gobierno ni asociaciones público-privadas orientadas a los resultados», ha señalado Mariana Mazzucato.
 
Por este motivo, los expertos del Consejo han tratado de «repensar la teoría económica para rediseñar un tipo de economía muy diferente, centrada en las personas y en el planeta», según ha explicado Mazzucato. «No podemos limitarnos a pedir más dinero, sino diferentes tipos de financiación», ha añadido.
 
La economista miembro del Consejo, Jayati Ghosh, ha explicado que, con este informe, «no buscan la salud para la economía, sino la economía para la salud».
 
«Nuestro objetivo no es el PIB. No decimos qué aumentará la actividad económica. Estamos diciendo que vamos a dirigir la actividad económica a nuestros objetivos sociales, que incluyen la salud de la gente y la salud de las personas», ha expresado.
 
Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, ha apuntado que, ahora, «en lugar de ver la salud para todos como la sierva del crecimiento económico, se tiene una hoja de ruta para estructurar la actividad económica de manera que permita alcanzar el objetivo de ver a todas las personas con acceso a los servicios sanitarios esenciales más rápidamente y con mejores resultados».
 
La presidenta del Consejo, Mariana Mazzucato, ha especificado que, durante estos dos últimos años los miembros de este Consejo han tratado de averiguar cómo diseñar la economía para ofrecer salud para todos en torno a cuatro pilares de trabajo que son: valor, innovación, financiación y capacidad.
 
El objetivo es reorientar las economías de modo que ofrezcan salud para todos a través de cuatro temas interrelacionados. En primer lugar se encuentran el ‘valor’, que resalta la importancia de valorar y medir lo que importa mediante nuevas métricas económicas; y la ‘financiación’ replanteándose cómo financiar la Sanidad para todos como una inversión a largo plazo y no como un coste a corto plazo.
 
A continuación, se encuentran la ‘innovación’ para avanzar por el bien común, y la ‘capacidad’ ya que es necesario que todos los Ministerios, y no solo el de Sanidad, hablen de salud para todos a través de un enfoque que abarque a todo el Gobierno.
 
Entre las principales recomendaciones figura la necesidad de valorar y medir las cosas que realmente importan en lugar de perseguir el crecimiento económico y la maximización del PIB sin importar las consecuencias. Para ello es necesario reorientar la economía en función del bienestar social y planetario, guiándose por nuevas métricas.
 
También destacan la necesidad de una revisión fundamental de los sistemas nacionales e internacionales de financiación de la salud, de modo que el gasto sanitario se considere una inversión a largo plazo, con más fondos y una financiación de mayor calidad. Así como un nuevo ecosistema de innovación sanitaria integral que dé prioridad al bien común.
 
Por último, entre las trece recomendaciones se encuentra garantizar la calidad y capacidad del Gobierno ya que los Gobiernos eficaces no son los más pequeños, sino los que están bien diseñados y cuentan con los recursos adecuados, tanto financieros como humanos e infraestructurales. Por tanto, reinvertir en la capacidad de los Gobiernos es crucial para lograr la ‘salud para todos’.
 
Durante la rueda de prensa, el director general de la OMS ha destacado tres aspectos que se muestran en el informe. En primer lugar, «el informe implora al mundo que deje de utilizar el PIB como medida de progreso» ya que «no tiene en cuenta los ingentes recursos que se dedican al trabajo no remunerado, que a menudo es la mejor forma de ganarse la vida».
 
En segundo lugar, el informe «pide a los países y a los organismos de financiación que dejen de poner camisas de fuerza a los países de renta baja y media mediante medidas de austeridad que prohíben invertir en sanidad». Y, por último, «el Consejo señala que la innovación funciona mejor cuando existen asociaciones entre los sectores público y privado».
 
Como parte de este modelo de ‘salud para todos’, los expertos que han elaborado este informe así como el director general de la OMS señalan que es importante «reorientar la financiación hacia sociedades más sanas».
 
«No basta con tener más financiación pública para las cosas buenas. Tenemos que evitar que ocurran las cosas malas. Y ése es realmente el problema. No basta con más financiación pública para lo bueno, hay que prevenir lo malo», ha declarado Jayati Ghosh.
 
Por su parte, la presidenta del Consejo, Mariana Mazzucato, ha apuntado hacia un «crecimiento con una única dirección». «Nos preocupamos por el crecimiento, pero necesitamos dirigir ese crecimiento para que sea inclusivo y sostenible, orientado a los problemas, centrado en las personas, centrado en el planeta», ha afirmado.
 
Otro de los aspectos en los que han coincidido es en la necesidad de «empoderar a los Ministerios de Sanidad» aunque recuerdan que la ‘salud para todos’ no es solo para los Ministerios de Sanidad sino para todo el Gobierno en su conjunto.
 
Las recomendaciones incluidas en el informe podrían cambiar la forma en que los países ven y financian la salud. La OMS hace un llamamiento a los responsables políticos, la sociedad civil y los miembros de las comunidades sanitaria y económica para que tengan plenamente en cuenta las recomendaciones y las utilicen como brújula para desarrollar nuevas políticas y estructuras económicas que puedan hacernos avanzar en el camino de hacer realidad la salud para todos.
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares