viernes, abril 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCLa OMC resalta el "profesionalismo" de los médicos que atienden a los...

La OMC resalta el «profesionalismo» de los médicos que atienden a los infectados por el Ébola

La Organización Médica Colegial (OMC) ha aprobado una declaración en la que resalta el profesionalismo de los médicos  que atienden a los infectados por el Ébola, una  enfermedad que ya ha provocado más de 1.500 muertos y más de 3.000 pacientes afectados registrados

 

Madrid, 2 de septiembre 2014 (medicosypacientes.com)

La Organización Médica Colegial (OMC) ha aprobado una declaración en la que resalta el profesionalismo de los médicos  que atienden a los infectados por el Ébola, una  enfermedad que ya ha provocado más de 1.500 muertos y más de 3.000 pacientes afectados registrados.

En la declaración institucional, aprobada en la Asamblea General de la corporación celebrada el pasado sábado, 30 de agosto, además de poner en valor el profesionalismo de los médicos implicados en la atención sanitaria a los afectados por el virus, solicita a los Estados una mayor implicación económica para abordar esta enfermedad.

Tras recordar que «el pasado 29 de julio fallecía en el centro de tratamiento en Kailahun, el Dr. Shiekh Umar Khan, de 39 años, médico, virólogo, líder en la lucha frente al virus Ébola en Sierra Leona», asegura «no es el único médico que ha fallecido a causa del virus que estaba combatiendo» y alude al penúltimo médico fallecido por esta enfermedad en Liberia, el  Dr. Abraham Borbor.

Tras poner de manifiesto que «el 30% de los contagiados son sanitarios y cuidadores», destaca también que «muchos otros profesionales de la sanidad y voluntarios ha sido víctimas de esta enfermedad» como es el caso del religioso español Miguel Pajares.

La Organización Médica Colegial de España «sigue de cerca la evolución de este gravísimo problema sanitario, y está y ha estado siempre al lado de todos estos profesionales que no solo cuidan con mimo a sus pacientes, sino que además se esfuerzan en atajar la propagación del virus, que tan nefastas consecuencias tendría en la salud pública mundial, y lo hacen comprometiendo e incluso perdiendo su propia vida».

Por ello, pone en valor una vez más «el profesionalismo de los médicos sustentado en los valores de la integridad en la utilización del conocimiento y en la optimización de los recursos, la compasión como guía de acción frente al sufrimiento, la mejora permanente en el desempeño profesional para garantizar la mejor asistencia posible al ciudadano y la colaboración con todos los profesionales e instituciones sanitarias en aras de la mejora de la salud y el bienestar de la población».

Finalmente, en la declaración institucional, la OMC pide a los Estados una «mayor implicación económica para abordar esta enfermedad» cuya propagación internacional tendría «nefastas consecuencias» en la salud pública mundial.

Grupo de alto riesgo

La Declaración de la OMC está en línea con los mensajes lanzados en las últimas semanas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual en los últimos cinco meses, más de 120 médicos y enfermeras han muerto a consecuencia del Ébola y más de 240 han contraido el virus. En este sentido, ha apuntado como primer motivo de contagio paciente-médico, «la ausencia de material protector, la falta de personal y el cansancio de los cuidadores». «En muchos casos, los médicos no disponen de equipos protectores, ni siquiera guantes o máscaras faciales», según ha puesto de manifiesto, reiteradamente, la OMS, que insiste en el peligro que corren los especialistas, ya que, «a pesar de conocer el protocolo de actuación y las probabilidad de contagio por contacto físico, arriesgan sus vidas tratando a pacientes sin las medidas adecuadas».

Asimismo, en un comunicado emitido la pasada semana, lamentaba la muerte de «expertos en este terreno en países como Sierra Leona o Liberia, dejando a estos países sin profesionales experimentados y dedicados».

Para la OMS, el actual brote difiere de otros registrados anteriormente, se expande de manera vertiginosa, afectando ya a países como Guinea, Sierra Leona, Liberia, Nigeria, a los que se ha sumado, recientemente, Senegal. De tal forma que según los datos más recientes de la Organización, a fecha de 29 de agosto, hay registrados 3.069 casos y 1.552 fallecidos.

Nueva «hoja de ruta»

No obstante, se sospecha que el número real de afectados puede ser mayor y se prevé hasta 20.000 contagios, según recoge en la última «hoja de ruta» que la OMS ha preparado para los próximos meses, y que hizo pública días atrás.

Con este nuevo plan de acción se pretende detener la transmisión de Ébola en curso en todo el mundo en un plazo entre 6-9 meses. También se contempla la necesidad de abordar, de forma paralela, el impacto socio-económico del brote, advirtiendo de la necesidad de casi 500.000 millones de dólares «para apuntalar los esfuerzos internacionales destinados a superar el brote».

La hoja de ruta ha sido elaborada a partir de las aportaciones recibidas de un gran número de Estados miembros, además de funcionarios de salud en los países afectados, la Unión Africana, los bancos de desarrollo, diferentes organismos de las Naciones Unidas, Médicos Sin Fronteras (MSF), y los países que proporcionan ayuda financiera directa.

Estas aportaciones forman parte de la respuesta a la alerta lanzada por la OMS a principios de agosto, reclamando una «respuesta internacional coordinada» para frenar el brote, tras explicar que el brote de ébola cumple las condiciones para ser considerado una emergencia de salud pública a nivel internacional.

Así lo anunció la directora de la OMS, Margaret Chan: «Declaro que el brote actual de ébola es una emergencia de salud pública de preocupación internacional. La decisión ha sido unánime», tras la reunión del Comité de Emergencia de la agencia de Naciones Unidas, órgano que decretó por unanimidad la declaración de la emergencia sanitaria internacional, tras analizar la situación del brote, sus posibles consecuencias. La OMS aseguró que el brote de ébola constituye un «hecho extraordinario» y alertó de que representa un riesgo sanitario para otros países, además de los directamente afectados por contagios y fallecimientos de enfermos. En este sentido, avisó sobre las posibles consecuencias que tendría una expansión internacional del ébola porque sería «particularmente grave» dada la virulencia del virus, sus patrones de transmisión y los «débiles sistemas de salud» en los países más afectados por la enfermedad.

El presidente de la OMC, en declaraciones a la Agencia EFE, explicó que la tasa de mortalidad en pacientes infectados por el virus del Ébola es elevada, al igual que el contagio entre familiares o profesionales sanitarios sin la adecuada protección y medidas preventivas. Ello, según indicó el doctor Rodríguez Sendín, «unido al momento actual a la ausencia de una vacuna y tratamiento específico motiva la alerta sanitaria y social». Según el presidente de la Corporación, «el problema a medio plazo en España puede ser la aparición de casos esporádicos en viajeros y cooperantes retornados, que acudan a urgencias generales, sin ningún tipo de preaviso».

Desde el Ministerio de Sanidad se ha continuado el seguimiento de la situación actual del brote del virus del Ébola en África y se ha actualizado el procedimiento de acuerdo con la información disponible. Se implementó la información a los viajeros en los aeropuertos.

Por otra parte, y a través de los consulados, se han distribuido recomendaciones para los españoles que viven en los países afectados. Entre dichas recomendaciones destacan la de evitar el contacto directo con la sangre o los líquidos corporales de un paciente o un cadáver y con objetos que puedan estar contaminados, así como evitar el contacto directo con animales salvajes y el consumo de su carne. Asimismo, se aconseja seguir de manera escrupulosa las rutinas de lavado de manos.

Según la información facilitada por Sanidad, pese a que el riesgo de que un viajero haya estado expuesto al virus del Ébola durante su estancia en los países afectados es muy bajo, la enfermedad es grave, por lo que hay que tomar precauciones a la llegada.

Si se presenta súbitamente fiebre igual o superior a los 38ºC y dolores musculares, de cabeza, garganta, vómitos o hemorragias, se pide a los viajeros que contacten telefónicamente con el servicio de emergencias 112 y que en la llamada se informe de su procedencia de una zona afectada.

Foto:Kailahun. Sierra Leone. Médecins Sans Frontières (MSF) Ebola Treatment Center.

 

 

 

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares