sábado, mayo 18, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioPacientesLa detección de nuevos casos de lepra disminuye un 37% como consecuencia...

La detección de nuevos casos de lepra disminuye un 37% como consecuencia de la pandemia de covid-19

La enfermedad de la lepra registró 127.396 nuevos casos en el mundo en 2020, esto es un 37% menos que los 202.185 detectados en 2019. Así se desprende de los datos de incidencia en 127 países recopilados por la Organización Mundial de la Salud y que la fundación Fontilles difundió este jueves con motivo de la celebración del Día Mundial contra la Lepra que tendrá lugar el próximo domingo, 30 de enero

Según apuntaron desde Fontilles, dicho descenso no es consecuencia de una menor incidencia de la enfermedad, sino de la reducción o interrupción de los programas de detección de la lepra como consecuencia de la pandemia de covid-19, de acuerdo con lo que subraya la propia OMS en un informe publicado en su revista ‘Weekly Epidemiological Record’, en el que alertó de que “la interrupción de la detección puede dar lugar a casos ocultos y a un probable aumento de discapacidades asociadas”.

 
“La pandemia de covid-19 tuvo un impacto significativo en los servicios sanitarios de todos los países”, consideró la OMS en el mismo informe, donde señaló que los programas de lucha contra la lepra “se vieron claramente afectados, como demuestra la considerable reducción del número de casos detectados y notificados por los países en 2020”, pues “el importante descenso del número de casos no puede explicarse epidemiológicamente”.
 
Dicha afección de los programas de control consistió, según el organismo de Naciones Unidas, en “la reasignación de personal, el cese de las actividades comunitarias y la búsqueda activa de casos, los retrasos en la recepción de los suministros de tratamiento a nivel nacional y el agotamiento ocasional de las existencias en niveles subnacionales y en los centros de salud, así como la limitación del seguimiento del deterioro de la función nerviosa y el tratamiento de la reacción”.
 
En este sentido, el comité técnico de la Federación Internacional de Entidades contra la Lepra (ILEP), de la que Fontilles forma parte, considera que la reanudación de las actividades rutinarias de detección tras su interrupción durante la pandemia supondrá el afloramiento de una acumulación de casos que no fueron diagnosticados en 2020 y parte de 2021, lo que provocará un pico en la incidencia general durante los próximos años.
 
Según recordó la fundación en una nota, la situación de la enfermedad sigue sin cumplir los objetivos de la ‘Estrategia Global contra la Lepra 2016-2020’. Esto es, que no haya ningún caso de lepra infantil con discapacidad, la eliminación de las legislaciones nacionales que permiten la discriminación de las personas que padecen o han padecido la enfermedad y reducción de las detecciones con discapacidades asociadas a menos de un caso por millón de habitantes.
 
Y es que, por un lado, se registraron 8.629 casos en menores de 15 años, lo que indica la continuidad de la transmisión de la infección en la comunidad; 308 niños y niñas presentaban secuelas físicas discapacitantes en el momento de la detección; y, por otro, siete países (China, India, Irán, Nepal, Surinam, Tailandia y Vanuatu) informaron a la OMS de la existencia de 115 leyes discriminatorias en vigor.
 
Sin embargo, ILEP ha contabilizado 130 legislaciones, que afectan también a Bahamas, Barbados, Dominica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Jamaica, Malasia, Malta, Myanmar, Namibia, Níger, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Senegal, Singapur, Sri Lanka y Taiwan. Así, el único de los tres objetivos cumplidos en el ámbito global es la reducción de la tasa de nuevos casos con discapacidades asociadas, que fueron 7.198, lo que implica 0,9 casos por millón de habitantes pero evidencia, pese a ello, un retraso en las detecciones. Por otra parte, los casos detectados en mujeres (49.208) supusieron solo el 38,6% del total, pese a no tener menos posibilidades de contraer la enfermedad.
 
EN ESPAÑA
 
Por su parte, en España se notificaron al Registro Estatal de Lepra del Instituto de Salud Carlos III-Centro Nacional de Epidemiología en 2021 cuatro nuevos casos, tres en Andalucía y uno en Baleares.
 
Asimismo, al finalizar el año, había 16 personas en tratamiento: cuatro en Andalucía, tres en Baleares, tres en Madrid, dos en la Comunitat Valenciana, una en Cantabria, una en Castilla-La Mancha, una en Cataluña y una en Euskadi.
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares