martes, mayo 28, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCInternacionalLa colegiación obligatoria es una garantía de excelencia en la prestación de...

La colegiación obligatoria es una garantía de excelencia en la prestación de los servicios profesionales

La última mesa del Congreso Iberoamericano de la profesión médica celebrado en Santander se centró en la Regulación, sentido y beneficios de la colegiación médica del siglo XXI, un encuentro en el que se puso en relieve que La colegiación obligatoria es una garantía de excelencia en la prestación de los servicios profesionales.

La mesa estuvo moderada por la Dra. Rosa Arroyo, vicepresidenta segunda de la Organización Médica Colegial y en ella participaron Victoria Ortega, presidenta de Unión Profesional (UP) y los doctores María Helena Arango, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Panamá; Serafín Romero, expresidente del Consejo General de Médicos (CGCOM) y Pedro Antonio Riega, Decano nacional del Colegio Médico del Perú (CMP).

Abrió el turno de intervenciones Victoria Ortega, quien destacó en su intervención la necesidad de la colegiación en determinadas profesiones según la ley por su “interés público”, entre los que resaltó las profesiones sanitarias. “Hoy nadie cuestiona esa colegiación obligatoria”

Desde su perspectiva la colegiación obligatoria debe de serlo por la exigencia de una determinada actuación dentro de la profesión, especialmente en ámbitos como la formación continuada y una exigencia deontológica y por su capacidad disciplinaria. En definitiva, se otorga a los colegios la potestad de la autorregulación en el ámbito deontológico, lo que su opinión supone “una garantía de excelencia en la prestación de los servicios profesionales”.

La presidenta de Unión Profesional manifestó la oposición de esta organización respecto al cambio normativo por el que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia deberá evaluar la proporcionalidad de los nuevos códigos deontológicos que se establezcan para regular la actuación de todas las profesiones colegiadas. “La deontología está fuera del mercado, no tiene sentido alguno incluir a la comisión de la competencia, la situación real es que Europa lo impone a través de la directiva europea relativa al test de proporcionalidad”.

La representante de Panamá, Mª Helena Arango, puso en valor el papel de colegio de médicos para “vigilar y promover el ejercicio correcto de la profesión, mantener la identidad de médicos confiables, éticos, humanistas, sensibles, solidarios y actualizados y para que el médico pueda ejercer su profesión con dignidad e independencia”.

Arango subrayó el trabajo y labor de estas corporaciones en asuntos fundamentales como promover el progreso científico, social y cultural, así como denunciar la falta de compromiso del estado en materia de salud, cooperar con las instituciones públicas de salud en la elaboración e implementación de programas que favorezcan la salud física y mental de la población, organizar actividades docentes, exigir la certificación y recertificación médica, entre otras.

El Dr. Serafín Romero, expresidente de la OMC, puso el acento en lo que marca la Ley 2/1974, modificada en parte por la Ley 25/2009 de 22 de diciembre, sobre los colegios profesiones y que resumen en cuatro grandes bloques las funciones de estas corporaciones: ordenación del ejercicio de la profesión; representación institucional exclusiva de la misma cuando estén sujeta a colegiación obligatoria; defensa de los intereses profesionales de los colegiados y la protección de los intereses de los consumidores y usuarios de los servicios de sus colegiados.

Sobre esta última dijo que es “absolutamente fundamental” y que en la actualidad “debemos de aceptar una formulación más explícita de sus compromisos con la sociedad en su conjunto y con el Estado en particular”. Y es bueno que la propia profesión médica tome la iniciativa, haciendo gala de una nueva mentalidad que le permita seguir manteniendo los componentes esenciales de su estatus profesional, para lo cual es bueno que tenga la imaginación suficiente para reinventar su propia organización y redefinir sus objetivos, visión y valores, huyendo de la mirada hacia el pasado y teniendo siempre en mente que la realidad se construye, nunca viene dada.

En su opinión, “nuestra razón de ser es ese contrato social, basado en la reformulación del ideario profesional. Dicho contrato no se basa en ningún protocolo escrito sino en una decidida voluntad de cumplir los compromisos de ambas partes, Estado y profesión, en términos de: derechos de los pacientes-usuarios, responsabilidades de estos, compromiso de autorregulación por parte de la profesión, compromiso de aportar los recursos necesarios por parte del Estado, partenariado y aseguramiento de la calidad.

El Dr. Pedro Antonio Riega, relató que en Perú la ley otorga funciones y atribuciones a los colegios profesionales para cumplirlas, entre las que destacó el control ético. En este sentido a punto que “como ente representativo de la profesión, el Colegio tiene iniciativa legislativa y normativa, tiene un asiento en diversos espacios de deliberación y formulación de políticas y es consultado por leyes relacionadas con la salud y la profesión. Además – dijo – ejerce una defensa individual, colectiva y/o universal de la profesión desde la perspectiva ética y sanitaria”.

También planteó uno de los problemas comunes a los colegios profesionales como la “desafección”, especialmente en los más jóvenes. En este sentido manifestó que “a pesar de que para diversos grupos médicos de interés el Colegio cumple un rol activo en la defensa del acto médico, de los derechos y de la dignidad del médico; muchos son los médicos que no se sienten conformes, al no encontrar utilidad práctica y sobre todo a nivel individual”.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares