miércoles, febrero 28, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosInhabilitada durante casi un año una médica por asociar las vacunas con...

Inhabilitada durante casi un año una médica por asociar las vacunas con el autismo

El Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha inhabilitado para el ejercicio de la práctica médica por un periodo de 364 días a una doctora que había sido denunciada por recomendar no vacunar a niños y embarazadas al vincular su administración con el Trastorno del Espectro Autista (TEA)

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Dr. Miguel Ángel Sánchez Chillón, confimó a Europa Press, tal y como ha adelantado el diario ‘El País’, que la institución colegial ha acordado la inhabilitación por este espacio de tiempo al considerar que esta facultativa ha incurrido en una práctica tipificada de “grave» por el código deontológico, al incurrir en prácticas que constituyen un «riesgo» para la salud.

El año pasado, según relató, la Confederación Autismo España interpuso una denuncia contra esta pediatra que fue trasladada a la comisión deontológica del ICOMEM, que nombró un instructor para el expediente sancionador abierto que arrojó conclusiones favorables a esta sanción interpuesta el pasado 13 de junio.

Así, el código tipifica que puede haber una sanción económica o de prohibición de ejercer la profesión médica de forma temporal, optando la institución por esta última por un periodo de 364 días. Esta inhabilitación ha sido trasladada a la Consejería de Sanidad y a la Organización Médica Colegial, en el caso de que la pediatra optara por trasladarse a otra comunidad autónoma.

Las conclusiones del expediente concluyen que esta facultativa recomendó que no se pusieran una serie de vacunas e incluso pidió públicamente que varias de ellas se retiraran de la circulación. En el proceso abierto, según explicó el Dr. Sánchez Chillón, la doctora se «reafirmó en esa actitud».

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid señaló que la sanción ya está interpuesta y que no hay que caer en el «linchamiento», si bien aseguró que se debe hacer un llamamiento a la «responsabilidad» para denunciar este tipo de conductas que supone difusión de «información falsa» sobre la atención sanitaria y «ponen en riesgo la salud».

Por su parte, la Confederación Autismo España detalló que esta médica ha trabajado de manera «intensa» durante los últimos meses en la limitación de la divulgación de contenido y la «promoción de productos sin evidencia científica», cuya difusión supone un «importante perjuicio para las personas con Trastorno del Espectro del Autismo» y sus familias.

Tras detectar «prácticas inadecuadas» con respecto a divulgación de información acerca del origen y la intervención en TEA por parte de la doctora, se realizó por parte de la entidad «un amplio dossier informativo» que fue trasladado al Colegio de Médicos de Madrid ante sus manifestaciones «carentes de base científica».

Así, en agosto denunció que expuso en medios de comunicación tesis «completamente inadecuadas acerca de la vacunación y su efecto en el origen del TEA, y la realización explícita de recomendaciones acerca de la no vacunación de niños, personas con autismo y embarazadas».

Junto a ello, incurrió en la «difusión de tratamientos e intervenciones carentes de total evidencia y con importantes riesgos para la salud de las personas».

Sobre este caso, la Confederación Autismo España recalca que la «existencia de voces contrarias a la evidencia científica, que divulgan postulados que pueden resultar altamente perjudiciales para las personas con TEA y sus familias es altamente negativo para la salud personal y la salud pública».

«Esta información no sólo impacta de forma individual en un colectivo vulnerable, de manera que puede favorecer el retraso o abandono de tratamientos realmente eficaces, suponer un riesgo para la salud, generar falsas expectativas con un elevado coste emocional, así como implicar un importante coste económico. Existe igualmente un impacto en la salud pública, de forma que supone una desinformación de la población general y genera confusión», ahonda.

Por tanto, agradece al Colegio de Médicos de Madrid su postura ante «las pseudoterapias y la defensa de la evidencia científica en la divulgación de contenidos sobre el TEA».

Carcedo asegura que se ha actuado con «rigor y justicia» 

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, aseguró que el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha actuado con «rigor y justicia» al inhabilitar durante 364 días para el ejercicio de la práctica médica a una facultativa que había sido denunciada por recomendar no vacunar a niños y embarazadas al vincular su administración con el trastorno del espectro autista (TEA).

«Si alguna persona, individualmente y como sucede en todos los colectivos, tiene una praxis profesional no acorde con la ética deontológica de la práctica médica, como ha sido este caso, pues el Colegio de Médicos ha actuado con todo el rigor y justicia en aplicación de este código», dijo Carcedo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares