martes, julio 23, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCEquidad, transparencia y participación profesional, requisitos necesarios en la acreditación de Unidades...

Equidad, transparencia y participación profesional, requisitos necesarios en la acreditación de Unidades Docentes

Pulsar la opinión de expertos sobre los criterios de acreditación que deben reunir las nuevas Unidades docentes para la formación de residentes, las nuevas áreas de capacitación específica, la reacreditación de las especialidades ya existentes, y cómo enfocar todos estos aspectos en el escenario de la Troncalidad ha sido el principal objetivo de un Seminario sobre “Acreditación de Unidades Docentes ante la encrucijada de la troncalidad”, organizado por el Ministerio de Sanidad en el marco de la XXVII Escuela de Salud Pública de Menorca, con la participación de la Organización Médica Colegial (OMC), representada por su vicepresidente, Dr. Serafín Romero

El Ministerio invitó a casi medio centenar de expertos con el fin de debatir y recabar propuestas en torno a esta materia. El seminario fue inaugurado por el secretario general de Sanidad, Dr. Javier Castrodeza quien recordó que la formación médica está experimentando un cambio extraordinario, de la mano de la troncalidad, entendida ésta como el nuevo sistema de formación del Médico Interno Residente (MIR), en sustitución del que lleva en funcionamiento desde 1978.

 
El modelo de atención al enfermo crónico que poco a poco va imperando en nuestro sistema sanitario va a exigir una reorientación del papel del profesional de la Medicina y también del papel de otros sanitarios dentro del sistema. “Se trata un reto que tenemos que asumir”, dijo el secretario gral. de Sanidad, partiendo de que “el establecimiento del modelo de formación depende directamente del Ministerio de Sanidad, aunque después se desarrolle en cada una de las comunidades autónomas”.
 
El secretario general del MSSSI insistió en la importancia, de cara al desarrollo de la troncalidad, que adquiere el modelo de acreditación de centros y de unidades docentes,  sin olvidar el papel de los tutores docentes, “son el eje fundamental, realizan una actividad dentro de la estructura tan peculiar del SNS”. 
 
La regulación, a través del RD 639/2014, de 25 de julio,  de la troncalidad, la reespecialización troncal y las áreas de capacitación específica, requiere de la elaboración y aprobación de nuevos requisitos de acreditación de los centros y unidades docentes para Formación Sanitaria Especializada (FSE) y abordaje del proceso de revisión y valoración de la acreditación de todos los centros que deseen acreditarse, así como de los ya acreditados.
 
Precisamente, la primera de las sesiones del encuentro estuvo dedicada a dicha acreditación de centros y unidades docentes, contemplada en el art 5. del R.D. de Troncalidad, para la que se contó con la participación del vicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Dr. Serafín Romero, junto con Margarita de Lezcano, subdirectora gral. de títulos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Marina García. 
 
El moderador de la mesa, Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional, planteó los cuatro aspectos fundamentales del contenido de la misma: la revisión de los aspectos en los que, dentro de la acreditación de ud, va a incidir el nuevo marco normativo (R.D. 639/2014); atribuciones de los centros de competencia que la nueva regulación determina para impulsar los cambios a acometer; el papel que cada uno de los actores sanitarios en este escenario debe jugar para que el tránsito del antiguo al nuevo modelo sea más ágil y exitoso; y el enjuiciamiento de las nuevas herramientas de procedimiento que proponen en aras de conseguir los propósitos establecidos. Como recordó en el R.D. de Troncalidad se fija un plazo de dos años para regular los requisitos de acreditación que deben presentar las unidades docentes.
 
El vicepresidente de la OMC, en su intervención, destacó algunas cuestiones que en estos momentos preocupan a la profesión en relación a esta materia, como son la equidad, la transparencia y la participación de los profesionales.
 
Si el proceso de cambio conlleva pasar de acreditar unas 3.500 unidades docentes en la actualidad, hasta alcanzar las 5.000, uno de los principales problemas que se observan, a primera vista, es el de los plazos establecidos en la normativa para tal fin, y que, además, se realice de forma equitativa entre las CC.AA. Se trata, principalmente, a juicio del Dr. Romero, principalmente, “un problema de procedimientos”.
 
La transparencia fue otro de los aspectos citados por el vicepresidente de la OMC y abogó por que se ofrezca un nivel de confiabilidad entre Ministerio de Sanidad y Comunidades Autónomas “que garantizara la independencia de este proceso”.
 
La participación real de los profesionales, a través de los tutores, fue destacada por el Dr. Romero como algo fundamental a la hora de implantar el nuevo sistema, dado su papel de formadores al que se suma el de su labor asistencial. “Son la base del sistema”, según remarcó.
 
En definitiva, lo que el vicepresidente de la OMC pidió es que “se den los pasos necesarios, a partir de un escenario adecuado, para que no quede todo en la mera publicación en el BOE”.
 
Margarita Lezcano destacó el trabajo en común de los Ministerios de Sanidad y Educación en este terreno, según lo establecido en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), y corroboró la necesidad de un modelo formativo como la troncalidad.
 
Expresó su preocupación por los plazos establecidos para la acreditación de centros en la disposición final sexta, según la cual “en el plazo de dos años desde la constitución de las comisiones delegadas de tronco se aprobarán y publicarán en el «Boletín Oficial del Estado» los programas formativos oficiales de las especialidades adscritas al sistema formativo troncal en los que se determinarán las competencias a adquirir por los residentes en el periodo troncal y en el específico, así como los criterios de evaluación de los especialistas en formación y los requisitos de acreditación de las unidades docentes de tronco y de especialidad”. Asimismo, abogó por un necesario cambio de mentalidad en todos los agentes implicados de cara a la mejora del procedimiento.
 
Por su parte, la presidenta del CEEM, Marina García, expresó, en primer lugar, su satisfacción por tener la ocasión de poder debatir cuestiones formativas en una mesa junto a representantes de la profesión médica y de los ministerios de Sanidad y Educación, situación poco frecuente, como destacó Marina García.
 
La preocupación de los estudiantes, expresada por boca de su presidenta, radica en que con la troncalidad suceda algo similar a lo ocurrido con el Plan Bolonia, “el que se desconfía porque en el fondo no se sabe cómo proceder con el mismo”, según apuntó. “Acabó mezclando un modelo europeo deficitario con las deficiencias que venía arrastrando el sistema educativo universitario español”. En el caso de la troncalidad, se están avanzando en las competencias, programas troncales, y nos preguntamos si están en consonancia con los programas de las Universidades que han experimentado importantes cambios a partir de 2008 con vistas a proteger el continuum formativo.
 
Marina García rechazó la residencia excesivamente uniformizada y que no esté centrada en las verdaderas necesidades que demanda la sociedad actual, ni sea la adecuada tampoco para los estudiantes de Medicina y futuros médicos residentes. En definitiva, pidió que no se haga mal, llevados por la urgencia de los plazos para que el proceso, finalmente, no resulte fallido como ha sucedido con Plan Bolonia”.
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares