miércoles, mayo 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosEn Castilla-La Mancha se registran 150 000 pacientes diabéticos, de los cuales...

En Castilla-La Mancha se registran 150 000 pacientes diabéticos, de los cuales 7500 son de diabetes tipo I

Este lunes se ha celebrado una rueda de prensa en la sede del Colegio de Médicos de Cuenca con motivo del Día Mundial de la Diabetes. En la misma han intervenido la jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, la Dra. Dulce Mª Calderón Vicente; el jefe del Servicio de Endocrinología Pediátrica del HVL, el Dr. Juan Manuel Rius; el presidente del Colegio de Médicos de Cuenca, el Dr. Carlos Molina Ortega y el secretario del ICOMCU, el Dr. Abel Cuéllar de León

La Dra. Dulce Calderón ha abierto la jornada hablando sobre la importancia de crear conciencia y la necesidad de plantear retos futuros. Cada año, la International Diabetes Federation (IDF), establece un lema para recordar en este día y este año es “Educar para proteger el futuro”. La Dra. Calderón considera este lema bastante importante porque muchas veces no queda claro que la educación en diabetes es un aspecto fundamental para el tratamiento de la misma.  

 
Asimismo, Calderón ha reclamado a las autoridades sanitarias que incidan en el derecho de una educación accesible para todas las personas con diabetes. “Gracias a la educación se puede conseguir que todos los diabéticos puedan evitar o retrasar la aparición de complicaciones de su enfermedad y tengan una mejor calidad de vida”. 
Para hacernos una idea, pacientes con diabetes tipo II que están tratándose con una buena educación han conseguido un descenso del 1% en hemoglobina glicosilada (parámetro que se utiliza para el control de la diabetes).
 
La Dra. Calderón ha incidido en que, si cada vez hay más avances tecnológicos, pero si no hay educación éstos no funcionan. Hay nuevos dispositivos que mejoran el control de los pacientes con diabetes y su calidad de vida. Estos dispositivos sin tiempo para su aprendizaje, no sirven para nada. Sabemos que para esto es necesario tiempo, ya que hay que acompañar a los pacientes en su aprendizaje, en su día a día, en su forma de vida y en intentar que adapten la diabetes a su vida y no su vida a la diabetes. Esto es fundamental para mejorar el pronóstico, evitar complicaciones y tener una mejor calidad de vida. 
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares