jueves, junio 13, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl nivel de dificultad de las preguntas y la pobre calidad de...

El nivel de dificultad de las preguntas y la pobre calidad de imágenes, principales críticas vertidas sobre la prueba

El nivel de dificultad de las preguntas y la pobre calidad de imágenes incluidas en el examen figuran entre las principales críticas vertidas por los aspirantes al MIR en esta edición 2013-14, consistente en 235 preguntas y 38 páginas. La prueba realizada el pasado sábado acogió a 11.696 licenciados en total para 6.149 plazas. El 68 por ciento de admitidos fueron españoles (7.979 candidatos), mientras los extranjeros alcanzaron el 32 por ciento (3.717)

 

Madrid, 4 de febrero 2014 (medicosypacientes.com)

El nivel de dificultad de las preguntas y la pobre calidad de imágenes incluidas en el examen figuran entre las principales críticas vertidas por los aspirantes al MIR en esta edición 2013-14, consistente en 235 preguntas y 38 páginas. La prueba realizada el pasado sábado acogió a 11.696 licenciados en Medicina en total para cubrir 6.149 plazas. El 68 por ciento de admitidos fueron españoles (7.979 candidatos), mientras los extranjeros alcanzaron el 32 por ciento (3.717).

«La mayoría de los candidatos coinciden en que dicho nivel de dificultad en las preguntas ha hecho de éste un examen más largo», esa es, al menos, la opinión del licenciado Íñigo Noriega, ex presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), que ha expuesto a «MedicosyPacientes», tras su experiencia en el examen de este año.

Desde el punto de vista de Noriega, el hecho de haber tenido que enfrentarse a un mayor número de preguntas de tipo directo, «que si bien requieren menos razonamiento clínico, muchas veces escapaban al temario de años anteriores o incluso al de los últimos años de la carrera, ha hecho que muchos de los opositores tengamos la sensación de que nos hemos enfrentado a un examen en el que más allá del concimiento que pudiéramos tener, el azar va a poder jugar un papel importante en la distribución final».

Otra parte de las críticas por parte de los candidatos se han vertido sobre las imágenes incluidas en el examen, «la calidad de alguna de las imágenes dejaba mucho que desear. En concreto cuatro preguntas vinculadas a tomografías axiales, incluían varios cortes con un tamaño reducido de los mismos, haciendo muy difícil su visualización», concreta este recién examinado.

La opinión de Noriega coincide con la expuesta por otro de los aspirantes, Fernando Roque, aspirante de Las Palmas, en su blog personal «Ya MIRaremos», donde comenta respecto a las imágenes que «algunas de muy buena calidad y otras bastante malas, que me dejan muchísimas dudas o incluso en blanco».

«No eran las preguntas que los estudiantes esperaban»

Sobre la dificultad del examen también ha opinado el actual presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Enrique Lázaro, quien coincide con sus compañeros, y en base a la información que han podido recopilar, en lo «atípico» del examen y en su dificultad manifiesta. Quizás -como señala- «no porque las preguntas fueran de cuestiones muy concretas o de temas complicados, sino porque no eran las preguntas que los estudiantes esperaban, y así nos remitimos a lo comentado anteriormente».

Desde el punto de vista de Lázaro, «un examen más difícil ayuda a discriminar mejor a los aspirantes, y a ordenarlos (recordando que esta es la intención del examen MIR; ordenar y no evaluar), haciendo la distribución más ancha».  Pero, a partir de ahí, plantea si, realmente, las preguntas del examen MIR, tanto las innovadoras como las que se esperaban, «¿discriminan de verdad a los buenos médicos? ¿o solamente a los buenos memoriones? ¿Qué discrimina?».

Al parecer, según indica, éste es un asunto que cada año se discute, pero que en éste ha ganado cierto eco debido al presunto enfoque más práctico del examen con la inclusión de preguntas de juicio clínico y de temas más generales.

Plazos de reclamaciones

Por otra parte, y según se informa en el blog «MIRentrelazados», del experto en temas MIR, José María Romeo Ladrero, la plantilla de respuestas correctas se publicará el día 10 de febrero, y el plazo para presentar reclamaciones contra la misma, se ha fijado entre los próximos 11 y 13 de febrero, de forma telemática, en esta ocasión.

Otras fechas a tener en cuenta, según el citado blog, son el día 25 de febrero, cuando se vuelve a reunir la Comisión Calificadora para resolver las reclamaciones y publicar la plantilla de respuestas correctas definitiva. Con la misma el Ministerio corrige los exámenes, y el día 28 de febrero, fecha prevista para la publicación de los resultados provisionales de la prueba, incluido el baremo académico y el nº de orden provisional.

Finalmente, contra los resultados del examen y del baremo académico, cada examinado puede presentar reclamaciones hasta el día 5 de marzo inclusive, en base al calendario establecido.

 

 


 

 

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares