martes, febrero 27, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl ictus es la principal causa de muerte en mujeres, con cerca...

El ictus es la principal causa de muerte en mujeres, con cerca de 16.000 casos al año

El ictus constituye la primera causa de muerte en la mujer española, ya que casi 16.000 mujeres mueren cada año por esta enfermedad. Factores biológicos, como la alta prevalencia de hipertensión o las hormonas femeninas, determinantes sociales de género, y la tardanza en acudir a urgencias hospitalarias por dar prioridad a cargas familiares, hacen que la incidencia sea mayor en este colectivo

Así lo pusieron de manifiesto diferentes expertos durante la presentación, en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), de la campaña «Ictus y Mujer» puesta en marcha por la Asociación Freno al Ictus celebrada para concienciar a las mujeres de que prevengan, detecten y actúen a tiempo en caso de sufrir un ictus para intentar minimizar al máximo sus secuelas.

 
En el año 2016, casi 16.000 mujeres murieron en España debido a esta enfermedad, más del doble que por cáncer de mama y hasta 14 veces más que por accidentes de tráfico, según los datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE), expuestos durante la presentación.
 
La presentación contó con la participación de la subdirectora general de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Paloma Casado; la directora del Instituto de la Mujer del Ministerio de Presidencia, Relación con las Cortes e Igualdad, Silvia Buabent; la coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN); Dra. María Alonso de Leciñana; el presidente de la Asociación Freno al Ictus, Julio Agredano. El encuentro fue conducido por Teresa Alfegeme, directora de comunicación de la Organización Médica Colegial.
 
Inició el turno de intervenciones Teresa Alfageme quien destacó que “el 90 % de los casos de ictus son evitables» y que esta enfermedad es «una gran desconocida» que afecta mucho más a mujeres. Para lo que pidió «la implicación de todos los medios de comunicación, ciudadanos y políticos con el fin de evitar y prevenirla. «No es algo ajeno, todos conocemos a alguien que ha pasado por un proceso como este», dijo.
 
En la misma línea, y con motivo del Día Mundial del Ictus, que se conmemorará este lunes, 29 de octubre, Silvia Buabent, directora del Instituto de la Mujer, destacó que “el ictus es la gran invisible”, debido a que “antes se asociaba a una enfermedad que la padecían personas mayores» pero que ahora afecta en todas las edades. Siendo de mayor incidencia en mujeres, convirtiéndose en la principal causa de muerte.
 
El ictus es de una de las patologías que más incapacidad causa a las mujeres
 
Además, el ictus es de una de las patologías que más incapacidad causa a las mujeres. «Las mujeres son las más afectadas por esta enfermedad, que es un drama a escala social por los roles tradicionales que asume la mujer en la sociedad. Tardamos más en acudir al médico porque siempre nos parece más importante atender otras prioridades familiares o de trabajo y no atendemos los signos de alerta. Además, también somos las que cuidaos de los dependientes. El ictus no solo afecta al que lo sufre, sino también a su entorno», explicó.
 
Los datos existentes sobre el impacto de esta enfermedad señalan que cada año existen 120.000 afectados en España y que una de cada cinco personas lo podría a sufrir a lo largo de su vida.
 
Esta patología supone una importante amenaza para la salud de las mujeres, pero todavía existe un gran desconocimiento entre la población sobre cómo se producen los ictus, cuáles son sus síntomas y cómo podrían prevenirse. 
 
La obesidad, el estrés, el sedentarismo, la diabetes, el consumo de alcohol, drogas y tabaco y el colesterol, entre otros, son algunas de las causas del ictus, según la directora del Instituto de la Mujer por lo que insistió en “más conocimiento sobre esta patología por parte de la población”, y de su detección de señales de alarma, mejorar la prevención y el diagnóstico precoz. Para ella, el objetivo consiste en contribuir a visibilizar este problema de salud desde la perspectiva de género y tratar de eliminar la inequidad y desigualdades que existen en la vida de las mujeres.
 
Los determinantes de género afectan a las mujeres en todas las fases del ictus
 
Por su parte, la subdirectora general de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Paloma Casado, manifestó que “desde esta Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación abogan por la importancia de luchar a favor de la equidad de la mujer y eliminar así la brecha de género en el ámbito de la salud». Tal y como expuso, «si no se tiene en cuenta los determinantes de género es muy difícil el abordaje del ictus».
 
A su juicio, «lo más difícil» es «trazar acciones para combatir» los datos que se han expuesto. Mujeres y hombres son desde el aspecto biológico diferentes y esto supone que sean más propensas a padecer ictus debido a las hormonas femeninas, a la incidencia más elevada de hipertensión, fibrilación auricular… Prueba de ello, es que mueren 4.000 mujeres más al año que hombres. Pero además, de las diferencias biológicas, existe para Paloma Casado determinantes sociales de género por los roles asumidos de las mujeres en la sociedad afectan en todas las fases del ictus y que necesitan «acciones concretas y específicas» en investigación, atención y rehabilitación.
 
Por todo ello, mostró su apoyo a iniciativas como ésta «que ayudan a que enfermedades como el ictus adquieran notoriedad y por ende, conciencien a la sociedad de la importancia de la prevención y su detección precoz.”
 
Ante los primeros síntomas, como paralización de un lado de la cara, debilidad en una parte del cuerpo o problemas de habla hay que llamar al 112
 
Para Julio Agredano, presidente de la Asociación Freno al Ictus “el objetivo de `Ictus y Mujer´ es sensibilizar a la población sobre esta enfermedad tremendamente desconocida entre la sociedad, para ello la mujer juega un papel fundamental, primero darles a conocer a ellas una realidad sobre el gran impacto de la enfermedad entre las mujeres y segundo; que gracias al conocimiento que adquieran sobre prevención, detección y actuación frente a la enfermedad puedan multiplicar esta información en su entorno, siendo ellas el gran apoyo social para mejorar la situación del ictus en España.
 
«Hasta un 90 por ciento de los casos se puede prevenir, y se debe principalmente a factores que se pueden cambiar, como la salud física, buena alimentación o el estrés», ha explicado el presidente de Freno al Ictus, Julio Agredano, quien ha resaltado que el tiempo de actuación en este suceso es «fundamental» para evitar la mortalidad y las secuelas.
 
Así, destacó que «Al hospital no se va, te llevan». Esto es, que cuando se notan los primeros síntomas, como paralización de un lado de la cara, debilidad en una parte del cuerpo o problemas de habla, se llame inmediatamente al 112. De esta manera se activa el conocido como ‘Código Ictus’, el procedimiento de coordinación entre servicios de urgencia y hospital para llevar a cabo de la forma más rápida posible la atención necesaria.
 
Las mujeres sufren ictus más graves que los hombres y tienen peor evolución
 
La Dra. María Alonso de Leciñana, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, afirmó que “las mujeres sufren ictus más graves que los hombres y tienen peor evolución, lo que hace que con más frecuencia sean institucionalizadas. Además tienen más prevalencia de hipertensión arterial y fibrilación auricular”.
El ictus es una enfermedad que limita la llegada de sangre al cerebro provocando el consiguiente daño neuronal, pudiendo traducirse en secuelas físicas, cognitivas o conductuales. La lesión cerebral que se puede producir tras el ictus supone un cambio radical en la vida de la persona afectada y en la de su familia. 
 
La hipertensión es una de las grandes causas para sufrir un ictus, hasta el punto de que durante el embarazo una gestante “con mal control de la tensión, tiene mucho riesgo de eclampsia, que es uno de los factores de riesgo de ictus en mujeres jóvenes. Nos hace pensar que tenemos que cuidar estos aspectos de manera especial». 
 
Las mujeres en España, como es natural, reciben el mismo tratamiento para recuperarse que los hombres, pero los médicos advierten que los daños son mayores y, por lo tanto, las secuelas también. Secuelas que dificultan la recuperación: “Tienen el riesgo de ser institucionalizadas y no volver a los cuidados de domicilio. Por ello se está elaborando un estudio para conocer a fondo cómo se atiende a las mujeres en nuestro país, qué grado de repercusiones tienen y, sobre todo, cómo se recuperan”, explica Alvarez de Leciñana. Esto significa que los hospitales o centros sanitarios no deben ser la única alternativa para la recuperación de las pacientes, sino que se debe trabajar para la asistencia domiciliaria que permita en la medida de lo posible hacerles recuperar una vida, seguramente con dificultades, pero  cerca de su entorno habitual.
 
«Este procedimiento es mucho más rápido que si uno acude directamente al hospital, está comprobado», Además, ha añadido la idea de que «cada minuto cuenta». «Por ejemplo, para disolver un trombo tenemos cuatro horas y media, y para extraer un coágulo unas seis horas. Parece mucho pero no es tanto, ya que cada minuto mueren miles de neuronas», ha asegurado.
 
Proyecto Ictus y Mujer
 
Ictus y Mujer es un proyecto divulgativo de largo recorrido y es por ello que para el próximo año se tiene previsto que sea igualmente presentado en otras Comunidades Autónomas, mediante la organización de jornadas de concienciación, la generación de nuevos materiales divulgativos y la presentación de datos de una encuesta dirigida a población general y enfocada a mujeres -afectadas o no-, con el objetivo de determinar el grado de conocimiento que existe sobre los riesgos de padecer un ictus, las repercusiones y el mejor tratamiento.
 
El proyecto engloba un site específico, www.ictusymujer.org, con materiales digitales y audiovisuales, que podéis descargar aquí, de carácter didáctico y divulgativos, campaña en redes sociales, todo ello, pensado para compartir y extender la información con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de prevención, detección y actuación ante el ictus.
 
‘Ictus y Mujer’ pone un mayor énfasis en dos líneas de campaña informativa. Por un lado, la prevención: “la mejor defensa frente al ictus”. Y, por otro, ante cualquier síntoma de ictus, “no esperes y actúa. Llama al 112”.
 
El proyecto engloba un site específico, ‘www.ictusymujer.org’, con materiales digitales y audiovisuales de carácter didáctico y divulgativos y campaña en redes sociales.
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares