miércoles, junio 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl Consejo de la UE adopta nuevas normas sobre sustancias de origen...

El Consejo de la UE adopta nuevas normas sobre sustancias de origen humano

El Consejo ha adoptado nuevas normas destinadas a mejorar la seguridad y la calidad de la sangre, los tejidos y las células utilizados en la asistencia sanitaria y facilitar la circulación transfronteriza de estas sustancias en la UE.

El Reglamento sobre Sustancias de Origen Humano (SoHO) garantizará una mejor protección de los donantes y los receptores, así como de los niños y niñas nacidos mediante procedimientos de reproducción asistida. La nueva normativa tiene por objeto reforzar el marco jurídico existente y aumenta al mismo tiempo la flexibilidad para adaptarse a los avances científicos y técnicos.

En virtud del nuevo Reglamento, los Estados miembros podrán optar por aplicar medidas más estrictas para proteger a su ciudadanía.

Sustancias de origen humano: mucho más que sangre, tejidos y células

El texto adoptado hoy amplía el concepto de sustancias de origen humano para incluir la leche materna humana y la microbiota intestinal. También tiene por objeto preparar para el futuro la legislación de la UE al incluir otras sustancias de origen humano que puedan aplicarse a los seres humanos en el futuro y permitir futuras actualizaciones más flexibles.
El Reglamento abarca un amplio abanico de actividades, desde el registro y las pruebas a los donantes, la recogida y el procesamiento hasta la aplicación en humanos y el seguimiento de los resultados clínicos de las sustancias de origen humano.

Un marco común de la UE

Además de mejorar la calidad y la seguridad, el acuerdo provisional tiene por objeto aumentar la armonización y facilitar los intercambios transfronterizos y el acceso a las sustancias de origen humano, por ejemplo mediante:

  • La creación de una Junta de Coordinación SoHO a nivel de la UE para apoyar a los Estados miembros en la aplicación del Reglamento;
  • La introducción de procedimientos comunes en toda la UE para la autorización y evaluación de preparados a base de sustancias de origen humano;
  • La exigencia a los Estados miembros de que designen una autoridad nacional en materia de sustancias de origen humano y otras autoridades competentes para autorizar los preparados a base de sustancias de origen humano y garantizar una supervisión independiente y transparente de las actividades relacionadas con las sustancias de origen humano;
  • La aplicación de requisitos adicionales de autorización e inspección a las entidades que procesen y almacenen, liberen, importen o exporten sustancias de origen humano;
  • La puesta en marcha de una nueva plataforma informática común, la Plataforma SoHO de la UE, para registrar e intercambiar información sobre actividades conexas.

Donación voluntaria y no remunerada

En virtud del nuevo Reglamento, las donaciones de sustancias de origen humano deben ser voluntarias y no remuneradas por principio, y los donantes no deben recibir incentivos financieros para donar. Los donantes vivos pueden recibir una compensación o un reembolso, según proceda, de conformidad con la legislación nacional.

Vigilancia, continuidad del suministro y planes nacionales de respuesta a situaciones de emergencia

El Reglamento también prevé un sistema de alerta rápida para hacer frente a incidentes o reacciones graves que puedan suponer un riesgo para los receptores o donantes. Los Estados miembros también deben hacer todo lo razonable para garantizar un suministro suficiente, adecuado y resiliente de sustancias de origen humano críticas en sus países, por ejemplo estableciendo planes nacionales de emergencia que incluyan medidas para dar respuesta a situaciones críticas de escasez.

Siguientes etapas

Ahora, el Consejo y el Parlamento Europeo deben firmar el Reglamento, que entrará en vigor tras su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Contexto

Las Directivas vigentes sobre sangre, tejidos y células se adoptaron para responder a la transmisión de enfermedades contagiosas en las décadas de 1980 y 1990. De la reciente evaluación de esas Directivas se desprendió que los pacientes, los donantes y los niños y niñas nacidos de óvulos, esperma o embriones donados no estaban totalmente protegidos frente a riesgos evitables, ya que el marco vigente no está actualizado conforme a los avances científicos. Además, los Estados miembros han venido aplicado diferentes sistemas de supervisión. Esto ha obstaculizado el intercambio transfronterizo de sangre, tejidos y células y no ha fomentado la innovación en este sector.

El 19 de julio de 2022, la Comisión Europea presentó una propuesta de Reglamento sobre las normas de calidad y seguridad de las sustancias de origen humano destinadas a su aplicación en el ser humano. La propuesta parte de las lecciones extraídas, también de la reciente pandemia de COVID-19. Aborda el riesgo de la transmisión de enfermedades por sangre, tejidos y células y la necesidad de un suministro suficiente. El Consejo y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo provisional sobre el Reglamento el 14 de diciembre de 2023.

Política sanitaria de la UE (información de referencia)

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares