lunes, abril 15, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosEl Consejo de Colegios de Médicos de Aragón defiende la dignidad y...

El Consejo de Colegios de Médicos de Aragón defiende la dignidad y pide respeto a las profesionales de Oncología de Barbastro

El Consejo de Colegios de Médicos de Aragón, ante la controversia suscitada en determinados ámbitos en torno a las profesionales del servicio de oncología del Hospital de Barbastro, quiere expresar su respaldo absoluto a nuestras compañeras desde un punto de vista estrictamente de servicio a la sociedad.

Fundamentamos nuestra posición en cuatro puntos:

  1. Nuestro compromiso y el de toda la profesión médica con todos los pacientes.
  2. No entramos en guerras partidistas, pero lamentamos profundamente que nuestra situación y nuestras carencias se utilicen como arma política. En nuestro oficio, nos comportamos como profesionales que no preguntan a nadie su confesión política.
  3. Tampoco entra dentro de nuestra naturaleza la defensa de la entidad prestadora de la atención sanitaria. Sus argumentos tendrá para defenderse. No hace tanto hubo otro ataque a las profesionales del mismo servicio a quienes se quiso culpar de la deficiente gestión de los entonces responsables del centro.
  4. En todo caso, sí es competencia de este Consejo la defensa de los profesionales que se ven atacados y calumniados desde ámbitos diversos, incluidas las redes sociales enmascaradas cobardemente en el anonimato.

Nos apena una bajeza moral incalificable cuyos cimientos son la mentira y total ignorancia. Se acrecienta nuestro desprecio hacia quien lo apoya desde las propias profesiones sanitarias, revelando una irresponsabilidad incompatible con nuestro juramento y nuestra deontología.


Nadie, coherentemente, puede sostener que quien se especializa en oncología puede albergar ningún interés perverso. Con certeza, está en cabeza de las especialidades médicas comprometidas, sensibilizadas y concienciadas.


En el bucle de disparates, las acusaciones vertidas nos obligan a responder en defensa de quien no ha hecho sino ejercer sus derechos, que pueden ser permanecer en un puesto o solicitar el traslado. En un estado de Derecho, negar el libre albedrío y la capacidad para elegir constituye un grave atentado contra la integridad profesional o humana.


El servicio público se defiende con congruencia, con honradez intelectual y con respeto. Nuestra profesión no puede acostumbrarse a la agresividad verbal o física, que padecemos en centros de salud o en las consultas especializadas con demasiada frecuencia. En nuestro foco sólo están los pacientes y solo reclamamos tolerancia y que la atmósfera sea propicia para que cumplamos con nuestro fin profesional y humano: mejorar el bienestar de las personas, salvar vidas y acompañar a los pacientes y los familiares en los momentos difíciles.


Como representantes de los médicos, y por el bien de toda la sociedad, estamos dispuestos a utilizar todos los instrumentos que nos otorga el Estado de Derecho para velar por el buen nombre y la profesionalidad de nuestras compañeras en el lugar que se han ganado durante 12 años de formación y otros más de ejercicio profesional.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares