martes, abril 16, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosEl Colegio de Médicos de Segovia se pronuncia ante la situación en...

El Colegio de Médicos de Segovia se pronuncia ante la situación en torno a los consultorios médicos de las zonas rurales

Ante la situación en torno a los consultorios médicos de las zonas rurales, el Colegio Oficial de Médicos de Segovia hace público un comunicado

Para nuestro colectivo, el debate no debería centrarse en si los consultorios rurales se deben reabrir o se deben mantener cerrados. Para nosotros los médicos lo importante es recobrar la actividad asistencial presencial en su totalidad lo antes posible. Es la medida más importante que se debe implementar para evitar problemas de mala praxis y mantener una relación médico-paciente adecuada, que es el principio del acto médico. El que se abran o no todos los centros es una cuestión secundaria por varios aspectos.

 
En primer lugar, el cierre inicial de estos centros para lograr una centralización del servicio sanitario supuso una medida correcta para proteger a la población de la covid-19, por lo que una vez superados los momentos más álgidos de la enfermedad, cabe plantearse el servicio en este nuevo escenario, máxime cuando la realidad demográfica de nuestros pueblos cambiará en breve.
 
Un aspecto que resulta fundamental es la correcta organización del trabajo, con la premisa de contar con dos circuitos independientes, que separe a los enfermos sospechosos del covid-19 del resto de pacientes. 
 
Con la implantación de la cita previa en el medio rural se ha conseguido un procedimiento que aporta seguridad, al margen de optimizar el tiempo para la puesta en marcha del profesional médico. De tal manera que cuando una persona llama al Centro de Salud se le anota en la agenda de su facultativo, quien posteriormente le devuelve la llamada para mantener una breve entrevista con la que puede resolver la demanda -si es un asunto burocrático- o bien establecer hora y lugar de encuentro, bien en Centro de Salud, en su domicilio o en su consultorio rural, atendiendo a criterios clínicos y de seguridad para ambas partes. Lo que entendemos como imprescindible es que esta valoración inicial sea realizada siempre por un médico, mediante consulta telefónica o presencial, pero siempre sustentados en criterios diagnósticos y terapéuticos del facultativo.
 
Una vez dicho esto ¿se tendrían que abrir todos los consultorios? Posiblemente no. Como apuntábamos en el comienzo Segovia avanza en estas fechas en nuevos escenarios y fases, con condicionantes laborales y demográficos significativos. Por una parte, un número importante de profesionales sanitarios deberán tomar sus vacaciones y descansos en los próximos meses, coincidiendo esta reducción de médicos con la mayor afluencia de veraneantes y retorno de vecinos a nuestros pueblos. Será prácticamente imposible asistir a todos los consultorios para dar un adecuado servicio, pues llegaremos a menudo con prisa y contrarreloj. 
 
Es preferible ponderar todos los criterios a la hora de adoptar una medida como la reapertura indiscriminada de los consultorios, algunos de los cuales se encuentran infradotados para dar respuesta a los ciudadanos. Contar con personal sanitario necesario (en médicos y enfermeros de los que en el momento actual no disponemos), con los suficientes medios tecnológicos para formalizar y consultar los expedientes, trámites administrativos e historiales clínicos, así como con el pertinente aparataje de atención y diagnóstico, resulta esencial para poder realizar un trabajo adecuado y asegurar la correcta respuesta al paciente. Por no hablar de la bidireccionalidad que debe garantizarse para evitar el cruce de posibles pacientes de la Covid 19 con el resto de los usuarios o de las medidas de distanciamiento físico que marcarán las salas de espera y consulta de los centros de estas características.
 
La experiencia demuestra que un deterioro de la sanidad pública redunda de forma notable en la ciudadanía. La reciente pandemia nos ha revelado con toda crudeza los efectos de los problemas previos de falta de recursos humanos y materiales, por lo que continuar en la línea de la precarización de medios no parece la mejor solución para plantarle cara a posibles nuevos repuntes de la enfermedad.   
 
Ante una situación como la generada en Segovia, que ha sido de las provincias más castigadas de España, y ante la nueva realidad de mayores concentraciones de personas y tarjetas sanitarias en las zonas rurales, incentivar la contratación de profesionales que han realizado una gran labor durante estos meses de epidemia y que fueron contratados de forma coyuntural, podría atajar en parte la ausencia de personal que inevitablemente se vivirá en el período estival en nuestros pueblos.
 
Otra respuesta que podría implementarse para satisfacer la asistencia sanitaria en los entornos rurales es la de contar con un verdadero transporte a la demanda para trasladar pacientes que (por sus condicionantes y restricciones) no puedan realizar desplazamientos. Poner en marcha un servicio accesible, frecuente y gratuito supondría un ahorro en tiempo y dinero para las arcas públicas, al margen de facilitar los traslados y la asistencia a personas con movilidad reducida por diferentes causas.
 
Los médicos pedimos que se nos oiga, que se nos proteja en lo físico y en lo emocional y que nos permitan ejercer con criterios clínicos, éticos, sociosanitarios y profesionales nuestra labor. Tenemos que ser conscientes que en algún momento esta pandemia pasará y que en la nueva realidad hay muchas cosas que han cambiado. Aprendamos a quedarnos con lo bueno y no cometer los mismos errores. 
 
La sanidad debe de ser un bien prioritario, es un pilar básico de nuestro estado del bienestar que debería estar al margen de vaivenes y luchas políticas. Lamentablemente algunos políticos aprovechan estas situaciones de crisis para pretender sacar réditos electoralistas en lugar de buscan alternativas reales. Es imperdonable pretender politizar la sanidad, generando hostilidad y anteponiendo la política a la solución de los problemas que presenta nuestro sistema de salud.
 
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares