miércoles, mayo 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCEl cáncer, primer problema social y de salud del mundo occidental

El cáncer, primer problema social y de salud del mundo occidental

El cáncer es el mayor problema de salud y social del mundo occidental”, así lo expusieron durante las conclusiones del seminario “Innovación y Gestión Oncológica”, organizado ayer por la Fundación Bamberg y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), en la sede de la corporación médica

El Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM); Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg; Mario Mingo, presidente del Consejo Asesor de la Fundación Bamberg e Ignacio L. Balboa, patrono de la Fundación Bamberg, fueron los encargados de clausurar el seminario.

 

Este encuentro contó con más de 20 ponentes representantes de las administraciones públicas sanitarias, de las Sociedades Científicas y organizaciones académicas y profesionales, investigadores, médicos especialistas, profesionales sanitarios, pacientes y representantes de la industria farmacéutica y de las tecnologías de la salud.

Concretamente, Mario Mingo fue el encargado de dar a conocer las conclusiones extraídas del seminario y de las intervenciones de todos los ponentes. “Es el momento de decir todos juntos: ¡Vamos! Con el profundo significado que tiene la palabra, con el objetivo de vencer al cáncer, el primer problema de salud y social del mundo occidental”, dijo.

Otro de los temas que recogió es que “el acceso a la innovación solo será real si va de la mano de los profesionales. La colaboración con las Administraciones es importante, pero solo cambiarán las cosas si se escuchan a las organizaciones profesionales”.

La innovación tecnológica depende de la innovación de las empresas. Es por ello que otro de los problemas es que “no está prevista la renovación de las máquinas obsoletas y no se valora adecuadamente la opinión de los profesionales médicos en dichos aspectos”, tal y como expuso.

El papel de los biomarcadores ha centrado la atención de los pacientes, llegando a una oncología de precisión. “Sin embargo los biomarcadores no están incluidos en la cartera de servicios de las Comunidades Autónomas”, añadió Mario Mingo quien manifestó que “se ha acortado el tiempo de tratamientos tecnológicos, con los beneficios médicos, sociales y económicos que eso conlleva”.

“Tenemos carencias en equidad en lo que se refiere a la aprobación de los avances de los medicamentos, los procesos de evaluación, y hay dificultades para alcanzar la excelencia con una insuficiencia financiera crónica”, aseguró.

En lo que respecta a las cifras apuntó a que el 80% de los casos de cáncer infantil se da en países ricos y el 20% en países pobres. “En España la financiación influye en los resultados. También los modelos oncológicos conducen enormes diferencias. Hay que reducir el consumo de opiáceos”, entre las conclusiones.

Los clínicos manifiestan que no hay buena coordinación y hay cierta resistencia a compartir los datos. “Disponemos de protocolos y, sin embargo, hacemos las cosas de diferente manera. Aquí hay mucho camino por recorrer”, matizó.

Otro de los retos que recogió es mejorar la prevención y el diagnóstico precoz, así como la promoción de la salud desde la Atención Primaria. “Además hay que avanzar en el modelo individualizado y en el tratamiento individualizado, con ello se mejoraría la calidad y la eficacia”, puntualizó.

Finalmente, recogió las peticiones de los pacientes quienes reclaman mayor participación en la toma de decisiones, insisten en la trascendencia de la educación en salud desde la escuela infantil y en la urgencia de resolver los retrasos diagnósticos causados por la pandemia.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares