viernes, abril 19, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaEl Banco Mundial propone un fondo de "emergencia pandémica" para hacer frente...

El Banco Mundial propone un fondo de «emergencia pandémica» para hacer frente a futuras crisis sanitarias globales

El Banco Mundial, a través de su presidente Jim Yong Kim, ha insistido en la necesidad de que exista un fondo de «emergencia pandémica» para hacer frente a futuras crisis sanitarias globales. En base a un informe sobre el impacto económico del Ébola, preparado para su presentación en el Foro Económico Mundial en Davos que se celebra estos días en esta localidad suiza, Kim basa una mejor preparación para hacer frente a futuras pandemias en una inversión actual para fortalecimiento de los sistemas de salud públicos además de en instrumentos de financiación nuevos y flexibles

 

Madrid, 23 de enero 2015 (medicosypacientes.com)

El Banco Mundial, a través de su presidente Jim Yong Kim, ha insistido en la necesidad de que exista un fondo de «emergencia pandémica» para hacer frente a futuras crisis sanitarias globales.  Al hilo de un informe sobre sobre el impacto económico del Ébola, preparado para su presentación en el Foro Económico Mundial en Davos que se celebra estos días en esta localidad suiza, Kim ha subrayado que una mejor preparación para hacer frente a futuras pandemias requiere, a su juicio, una inversión actual «tanto en el fortalecimiento de los sistemas de salud públicos como en los esfuerzos de prevención en todo el mundo en desarrollo, además de en instrumentos de financiación nuevos y flexibles

Una de las lecciones más importantes del brote de Ébola, como manifestó recientemente el presidente del Grupo del Banco Mundial  (BM), Jim Yong Kim, «fue que el mundo debe responder mucho más rápido a la epidemia». Así para garantizar que el mundo sea capaz de actuar rápidamente cuando se produzca la próxima emergencia sanitaria, el BM ha insistido en las últimas semanas, en crear «un nuevo mecanismo de emergencia para casos de pandemia que podría desembolsar fondos de manera inmediata en los países donde se registren futuros brotes epidémicos». Una medida que ya fue expuesta el pasado mes de septiembre durante la reunión en Australia del Grupo de los Veinte (G-20) y sobre la que numerosos líderes participantes manifestaron su apoyo.

Al hilo de un recién informe elaborado por este organismo sobre el impacto económico del Ébola, preparado para su presentación en el Foro Económico Mundial en Davos que se celebra estos días en esta localidad suiza, el presidente Kim, señaló que dicho informe demuestra por qué todos los países deberían dar máxima prioridad a prepararse frente a posibles nuevas pandemias». De ahí, como ha insistido de la necesidad de un mecanismo mundial de financiamiento de emergencia para casos de pandemia que permitirá al mundo responder mucho más rápida y eficazmente a futuros brotes».

Una mejor preparación para hacer frente a futuras pandemias requiere, a su juicio, una inversión actual «tanto en el fortalecimiento de los sistemas de salud públicos como en los esfuerzos de prevención en todo el mundo en desarrollo, además de en instrumentos de financiación nuevos y flexibles.

Incluso ?añade- mientras se pone una intensa atención en la respuesta de emergencia contra el Ébola, «se debe estar preparado para una futura epidemia, que podría extenderse mucho más rápidamente, cobrar aún más vidas humanas y constituir grandes riesgos para la economía mundial.

En este sentido, según Kim, un fondo mundial de emergencia pandémica podría movilizar recursos de los sectores privado y público y adelantar la financiación para que, cuando hay una emergencia sanitaria mundial, el apoyo financiero esté disponible y pueda fluir rápidamente para poder ofrecer una respuesta inmediata a escala. Hemos visto que «pasar el sombrero una vez se desata una pandemia es demasiado costoso, tanto en vidas humanas como en términos económicos». Con todo ello, se podría salvar vidas, mantener economías resilientes, y hacer que nuestro mundo sea menos arriesgado».

Repercusión económica en
los países africanos más afectados

Según datos que se desprenden del informe, el Grupo del Banco Mundial prevé que la región de África sub-sahariana crezca un 4,6 % en 2015,menos del 5,0 % pronosticado en junio de 2014. Las proyecciones han disminuido debido a los acontecimientos mundiales, que incluyen la epidemia de Ébola en África occidental, con el riesgo de una posible una nueva propagación.

La epidemia del Ébola continuará afectando las economías de Guinea, Liberia y Sierra Leona pese a que los niveles de contagio en los tres países muestran una reducción, según un análisis del Banco Mundial. La entidad estima que las tres naciones sufrirán pérdidas de 1.600 millones de dólares en 2015 como resultado de la crisis, el equivalente a un 12% de pérdida del crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB).

En una entrevista con Radio ONU, el economista jefe del Banco Mundial para la región de África, Francisco Ferreira, explicó que el impacto económico está motivado por el miedo y está extendido ampliamente a todos los sectores.  «Encontramos un gran impacto en el sector de los servicios especialmente en las zonas urbanas. También en la agricultura, aunque menos de lo que temíamos, no obstante, los cultivos se han reducido y por lo tanto hay menores ingresos. Se trata de una extensa recesión y un grave daño económico a esos tres países», detalló el experto.

El estudio del BM también indica que la confianza de los inversionistas se ha erosionado y se ha producido una interrupción del flujo normal de viajes y cruces fronterizos, lo que conlleva una pérdida de 500 millones de dólares en toda la región del África Subsahariana en 2015.

Por otra parte, las respuestas a nivel nacional e internacional han tenido como resultado numerosas mejoras en la salud pública de los tres países de África occidental, entre las que se incluyen prácticas funerarias más seguras, detección de casos más precoz, mayor cantidad de trabajadores de la salud y centros de tratamiento, campañas de concienciación del público e incremento del rastreo de contactos. Estas respuestas en materia de políticas y comportamientos han contribuido a disminuir el riesgo de transmisión a través de las fronteras.

Jim Yong Kim, concluye, al respecto, que «por más satisfactorios que sean los últimos signos, no podemos darnos el lujo de relajarnos, ya que hasta  que no tengamos ningún caso de Ébola, el riesgo de que se produzca un impacto económico grave en estos tres países y fuera de ellos sigue siendo inaceptablemente alto».

Se adjunta informe Banco Mundial en PDF.

 

 

 


Relacionados

Adjuntos

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares