jueves, febrero 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaDra. María Castellano: “En Medicina nunca puede haber discriminación por edad”

Dra. María Castellano: “En Medicina nunca puede haber discriminación por edad”

La Dra. María Castellano Arroyo, catedrática de Medicina Legal, vocal de la Comisión de Deontología del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos y Académica de Número de la Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME) ha señalado que “en Medicina nunca puede haber discriminación por edad, ni por discapacidad” y ha recordado que “todos hemos perdido con esta pandemia”

La Dra. María Castellano ofreció una ponencia telemática titulada ‘La calidad de la asistencia médica al final de la vida. ¿También en tiempos de crisis sanitaria?, en la Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME) en la que  explicó que en las residencias socio-sanitarias el número de fallecimientos puso de manifiesto lo que era evidente: personas con pluripatología, pacientes frágiles, conviviendo en proximidad, con asistencia de trabajadores que carecían de información sobre lo que se avecinaba y con todas las carencias, desde medicación hasta medios de protección. 

En este contexto, la infección se extendió rápidamente, en el momento de mayor saturación de servicios de urgencias y de hospitalización, siendo evidente que, el traslado al hospital de muchos de estos pacientes (los más graves) no era la indicación médica más adecuada. Algunos se derivaron y hasta superaron estancia en UCI. Pero lo común fue el desastre de muchos trabajadores infectados y residentes fallecidos, esperando ser recogidos por las funerarias y, después por el ejército. 

La Dra. Castellano se refirió a la  Medicina geriátrica, de la que subrayó que  “tiene que aplicar la proporcionalidad entre el remedio y el resultado, siguen como un deber evitar la obstinación terapéutica empeñándose en mantener una vida sin esperanza a costa de alargarla con medios extraordinarios. Y como objetivo de sus tratamientos y cuidados está el proporcionar al paciente al final de su vida, bienestar psicofísico, acompañamiento afectivo, apoyo espiritual y, desde luego, evitar el dolor, el sufrimiento y los síntomas indeseados, lo que se hace a través de los cuidados paliativos seguidos por muchos de estos residentes en la etapa final de su vida”. 

También recordó que “como recurso acorde con la deontología médica está la sedación terapéutica, proporcionando la medicación que consiga los objetivos descritos, aún a costa de que produzca un acortamiento de la vida” (art. 36 del Código de Deontología Médica):

1. El médico tiene el deber de intentar la curación o mejoría del paciente siempre que sea posible. Cuando ya no lo sea permanece la obligación de aplicar las medidas adecuadas para conseguir su bienestar, aún cuando de ello pudiera derivarse un acortamiento de la vida. 

2. El médico no deberá emprender o continuar acciones diagnósticas o terapéuticas sin esperanza de beneficios para el enfermo, inútiles u obstinadas…”.). Y todo ello, en el clima más cálido posible y más amistoso y familiar para el paciente, lo cual suele suceder en el ambiente de su residencia (su casa en ese periodo de su vida).

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares