martes, junio 25, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCOrganizaciónDra. Carmen Burgaleta "La externalización de parte de la cartera de servicios...

Dra. Carmen Burgaleta «La externalización de parte de la cartera de servicios es un tremendo error»

Médicos y Pacientes continúa con la ronda de entrevistas a los presidentes de Sociedades Científicas para pulsar su opinión en temas sanitarios, profesionales, científicos y conocer sus actuales líneas de trabajo, bajo el actual contexto de crisis y recortes en el sector

Madrid, 29 de julio de 2013 (medicosypacientes.com)

La doctora Carmen Burgaleta, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), asegura que «la externalización de parte de la cartera de servicios, incluidas las determinaciones de laboratorios de hematología, es un tremendo error»».

La doctora Burgaleta destaca en la entrevista que el diálogo con los profesionales es clave para garantizar la sostenibilidad del sistema, primando su competitividad y excelencia y que esta ocasión se ha perdido una gran oportunidad para el diálogo».

La presidente de la SEHH se muestra contraria a las medidas que se están adoptando y las califica de «políticas y de carácter cortoplacista» y considera imprescindible abordar las reformas con carácter nacional, valorando los efectos a medio y largo plazo y por supuesto «contando con los profesionales que han de ser, ahora más que nunca, los primeros protagonistas».

¿Cuáles son las principales líneas de actuación de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia?

Como sociedad científica la SEHH tiene entre sus fines potenciar la especialidad de Hematología Hemoterapia en todos sus ámbitos, contando con 19 grupos de trabajo, para el desarrollo en distintos aspectos de la especialidad. La formación continuada y el apoyo a la investigación forman parte de sus actividades habituales de servicio a los socios. En el momento actual también estamos trabajando además por garantizar la formación de la especialidad acorde al curriculum europeo y defender el futuro profesional de las nuevas generaciones de hematólogos.

Las sociedades científicas deben tener un papel fundamental en las tomas de decisiones en el ámbito de la especialidad y ser referente de las guías de práctica clínica y documentos de consenso. Los conocimientos producidos en la Hematología tienen al paciente en el centro de su atención, por ello las relaciones con la Administración y la proyección del trabajo del hematólogo a la sociedad forman parte de las líneas de actuación prioritarias de la SEHH en la actualidad.

¿Cómo valora la labor social de la SEHH y qué proyectos tienen de cara a los ciudadanos?

La importancia social de la SEHH no era suficientemente conocida, dado que la mayor parte de la actividad se realizaba en el ámbito de la atención especializada en hospitales públicos, así como al hecho de combinar áreas de actividad muy diferenciadas en el ámbito del diagnóstico biológico, la actividad clínica en las hemopatías o trastornos de la sangre, la patología trombotical, así como la responsabilidad de los bancos de sangre o servicios de transfusión y las unidades de trasplante de médula.

La sociedad participa en proyectos con las asociaciones de pacientes. Son muchas las actividades en las que la SEHH participa (jornadas, congresos etc.) y en las que aporta su punto de vista médico y científico. En este sentido, el trabajo de esta participación y la información que de ello se deriva, también se transmite a la ciudadanía, a quien también van destinadas las guías de práctica clínica que elabora, a través del espacio de información a pacientes que la SEHH tiene en su web www.sehh.es

Otros proyectos en marcha son la edición de una revista de información general y la creación del Día de la Hematología con objeto de acercarse al ciudadano.

¿Qué destacaría del papel de su sociedad en relación al colectivo médico y que representa para ellos?

La SEHH lleva a cabo actividad formativa y documentos de consenso con otras sociedades médicas y ha realizado una declaración oficial en torno a las especialidades fronteras.

La SEHH mantiene además una relación estrecha a través de sus grupos de trabajo con sociedades internacionales. Defender las garantías de la actividad asistencial y científica requiere defender el marco de actuación y evitar que medidas cortoplacistas y recortes repercutan en la especialidad y, por tanto, en los pacientes. La SEHH forma parte de FACME y del Foro de la profesión médica.

¿Mantienen alguna línea de colaboración o actividad conjunta con los Colegios de Médicos?

La relación con los Colegios de Médicos se realiza a título individual y a través de las relaciones de las asociaciones autonómicas de Hematología Hemoterapia, con los diferentes colegios. Hemos solicitado colaboración para realizar un censo de profesionales en Hematología/Hemoterapia a nivel nacional.

Los Colegios de Médicos han comenzado a implementar un proceso de Validación Periódica de la Colegiación ¿Para cuándo un proceso de recertificación en su Sociedad Científica?

Creemos que la certificación, como se entiende en los países anglosajones afecta a los que ejercen la profesión en el ámbito privado. La creciente introducción de actividad privada en Hematología conllevará en el futuro la necesidad de establecer indicadores y una reacreditación que hasta ahora no era necesaria.

¿Cómo está afectando el actual contexto de crisis a la SEHH y qué es lo que más preocupa a sus asociados?

Por citar solo algunas, enumeraré tres:

1. Está afectando al empleo. El descenso de las plantillas y la realización de contratos temporales o por mitad de salario es inaceptable. Repercute en la calidad asistencial y paraliza la posibilidad de adquirir compromisos profesionales a medio y largo. Existen dificultades para colocar a los nuevos especialistas.

2. La externalizacion de parte de la cartera de servicio incluidas determinaciones de laboratorios de hematología es un tremendo error.

3. La dificultad para disponer determinados fármacos, la introducción de biosimilares y el retraso en la aprobación de fármacos aprobados por la EMEA.

Ante los recortes ¿Cree que estamos asistiendo a un cambio de modelo sanitario o por el contrario entiende que estas medidas eran necesarias?

La impresión general es que no hay un plan debidamente estudiado ni pactado con los profesionales a través de sus órganos representativos y muy especialmente con las sociedades científicas.

Hay que diferenciar los modelos asistenciales y no confundir al ciudadano. La sanidad requiere reformas por su propia evolución, lo que se está llevando a cabo no responde a un plan nacional, ni a unas necesidades.

Es necesario volver a un modelo competitivo y transparente de acceso a puestos de trabajo.  El diálogo con los profesionales es clave para garantizar la sostenibilidad del sistema, primando su competitividad y excelencia.

¿Cuáles son las líneas rojas que no están dispuestos a traspasar?

El médico debe disponer de los medios diagnósticos y terapéuticos y debe tener libertad para prescribirlos.

Deben ser los especialistas en Hematología Hemoterapia los encargados de llevar a cabo la evaluación de las pruebas diagnósticas, así como llevar a cabo el tratamiento de los trastornos hematológicos. Debe estar al frente de los servicios de transfusión y unidades de trasplante.

¿Cómo valoran desde la SEHH un futuro cambio en el sistema retributivo y qué creen que debería tener en cuenta?

Creemos que el lenguaje es confuso y poco claro. No es compatible con la existencia de los sindicatos de clase, como ya se ha demostrado. Tal como están las cosas parece que se quiere engañar con una zanahoria. Hay que evitar falsas expectativas y modelos que favorezcan la picaresca.

¿Cree que esta situación de crisis está sirviendo para por fin contar con los profesionales?

Los profesionales más que nunca debemos ser los primeros protagonistas. Se debe confiar en el médico, no criminalizarle ni responsabilizarle del malgasto. Hay que aprovechar el trabajo conjunto para nos lleve a buen puerto, no para que nos enfrente.

Se ha perdido una gran oportunidad para el diálogo. Era un momento fantástico para contar con la gran responsabilidad de los profesionales y corregir los defectos de la gestión sanitaria. Pero la impresión que tenemos todos los profesionales es que las medidas que se toman son muchas veces de carácter político y cortoplacista.

¿Cuál es su opinión respecto a la Colegiación Universal tras los últimos acontecimientos en este ámbito?

Desde la SEHH la consideramos imprescindible.

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares