Campaña medicina rural

Miércoles, 7 Diciembre 2022

VI Jornadas Clínicas PAIME Córdoba

Dr. Segundo de Miguel Gimeno: “Es muy liberador y terapéutico para los médicos sentarse y compartir con compañeros que no conocen sus dificultades y sentimientos”

El Dr. Segundo de Miguel Gimeno, psiquiatra, experto en psicoterapia y clínico del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) del Colegio de Médicos de Zaragoza participa en las VI Jornadas Clínicas del PAIME que se celebran los días 30 de septiembre y 1 de octubre, en Córdoba. Sobre la efectividad, eficiencia y eficacia de las terapias clínicas en la intervención grupal con pacientes PAIME resalta, en esta entrevista, que “es muy liberador y terapéutico para los médicos sentarse y compartir con compañeros que no conocen sus dificultades y sus sentimientos”

Madrid 15/09/2022 medicosypacientes.com/ Sara Guardón

El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) es un programa colegial de médicos para médicos bajo el paraguas de la Fundación para la Protección Social de la OMC para atender a profesiones con patología psíquica y/o adicciones.

La Fundación celebra las VI Jornadas Clínicas del PAIME junto al Colegio de Médicos de Córdoba tras dos años bajo un formato online debido a la pandemia, recupera la presencialidad, uno de los valores principales de estos encuentros.

¿Cómo es la efectividad, eficiencia y eficacia de las terapias clínicas en la intervención grupal con pacientes PAIME?

La psicoterapia de grupo ha estado ligada al programa desde su inicio, probablemente por influencia del profesor Casas que promovió esta modalidad.

Los médicos tenemos una formación muy individualista y competitiva, desde antes de entrar en la facultad hasta en el día a día.

Se habla mucho de equipos, pero hay un ambiente poco “grupal” en los equipos. Por ello sentarse y compartir con compañeros que no conoces tus dificultades y tus sentimientos respecto a ellas tiene un efecto liberador y muy terapéutico.

Percibir en el otro como afronta estas limitaciones y como las supera o no, es una manera de ampliar tu experiencia vital y profesional.

¿Qué pasaría si no existiera el PAIME?

En primer lugar, los compañeros con dificultades no tendrían la protección administrativa que ofrece el PAIME, ocultándolas más si cabe.

En segundo lugar, tendrían que buscar a través de relaciones personales la ayuda que necesitan, es decir, buscando un amigo o el amigo de un amigo para recibir una ayuda que probablemente fuera irregular en cuanto a la falta de programación de citas, más dependiente de la motivación y la capacidad de mantenerlas tanto por parte del paciente como del compañero que lo haría “fuera de programa”

En su conjunto, las dificultades para encontrar la ayuda y mantenerla se incrementarían notablemente.

¿Cuál ha sido el papel de este programa durante la pandemia?

El programa durante la pandemia se ha mantenido ofreciendo la ayuda y el servicio que realiza habitualmente, adaptando la asistencia a las condiciones que surgieron.

Esto ha supuesto, la realización de consultas y sesiones de grupo online y el incremento del apoyo a los profesionales en situación de alta exigencia.

La tensión que se generó durante ella se mantuvo fuera de la vista, como lo hicieron algunas patologías por los temores a realizar actividades fuera de la casa, más allá de las imprescindibles.

Cuando pasaron las condiciones de aislamiento y de mayor protección, tanto para la población como para los profesionales, había cambiado el panorama de la asistencia sanitaria, nada parece ser como antes, el acceso a los profesionales parece haber empeorado a pesar de tener acceso presencial y telefónico.

Estos cambios afectaron tanto a profesionales que trabajaban en unidades de “primera línea”, profesionales que sufrieron de estrés durante la pandemia, como los de atención primaria, urgencias, neumología, medicina interna, UCI...

Estos compañeros comenzaron a pedir ayuda a partir del primer año de pandemia y todavía siguen apareciendo solicitudes relacionadas con este periodo. Quizá ahora que ha cesado esa situación de emergencia sienten que se lo pueden permitir.

¿Cuáles han sido los casos con más incidencia debido a la pandemia?

La pandemia ha influido en todos los profesionales, de muy diferente forma.

Los profesionales que se han visto mas afectados son los que han estado en primera línea, es decir facultativos de atención primaria y de las especialidades más implicadas en esa atención como han sido los de urgencias, medicina interna, neumología, UCI.

La demanda de ayuda lo ha sido por sobrecarga y por sobre implicación inicialmente y posteriormente por la dificultad en adaptarse a las modificaciones que en el sistema ha dejado la pandemia.

¿Por qué es importante que se reúna la Red PAIME en las Jornadas Clínicas?

Es muy importante para los clínicos compartir, tanto los métodos como las dificultades y la manera de afrontarlas.

Necesitamos homologar la atención a los compañeros que buscan ayuda en la red PAIME, intentar dar una atención con cierta protocolización, tanto en los accesos al sistema, los tratamientos y seguimientos clínicos así como en el manejo de las circunstancias administrativas y laborales que rodean a cada situación.

 ¿Qué objetivos buscan?

Buscamos conocer y compartir experiencias, tratamientos, conocernos personalmente, poder dialogar sobre qué aspectos podemos mejorar y aprender de los demás compañeros.

¿Cómo funciona el PAIME en Aragón?

Suena autocomplaciente, pero el PAIME en Aragón ha funcionado de una manera muy competente, dando un servicio durante más de 20 años a los colegiados que han solicitado con unos resultados excelentes en cuanto a resolución de los problemas de salud mental que se han presentado.

Los pacientes nos devuelven agradecimiento y reconocimiento por la ayuda que hemos prestado, las instituciones confían en nuestro trabajo y valoran nuestra opinión.

Entiendo que los Colegios de Médicos de Aragón están satisfechos con nuestro trabajo y actitud, somos un equipo muy estable y experto en el trabajo con las dificultades del médico que enferma. 

Necesitamos dar a conocer el programa y ganar la confianza de los compañeros que teniendo problemas de salud mental y necesitando ayuda, no se acercan al colegio y solicitan el apoyo que necesitan, superando esa vergüenza casi innata en los médicos para reconocer las propias dificultades.