jueves, julio 18, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCColegios y consejos autonómicosDr. Sebastián Martínez: "Los resultados de la encuesta pueden aportar mucho a...

Dr. Sebastián Martínez: “Los resultados de la encuesta pueden aportar mucho a la regulación del baremo de daños sanitarios”

Estudiar la repercusión del riesgo de denuncia/ demanda judicial en la práctica médica realizada en los servicios de urgencia hospitalarios es el objetivo principal de una encuesta que está realizando la OMC junto con SEMES y SESPAS a través del link http://aei.link/170460C, operativo durante las dos próximas semanas. Como explica el Dr. Sebastián Martínez, urgenciólogo y presidente del Colegio de Médicos de Zamora, se trata una encuesta  amable, que se responde en menos de 10 minutos, con la que los destinatarios se van a sentir identificados, ya que una gran  mayoría conoce o ha padecido alguna  de las circunstancias que les planteamos

-¿Qué factores han motivado la puesta en marcha de esta encuesta por parte de la OMC en colaboración con SEMES y SESPAS?

 
-Los motivos son claros: intentar estimar la repercusión del riesgo de denuncia/ demanda judicial en la práctica médica realizada en los servicios de urgencia hospitalarios. Actualmente no hay ningún estudio que permita estimar la repercusión que esta situación tiene sobre el ejercicio médico. También conviene recordar que la OMC pidió hace años ya una regulación del baremo de daños sanitarios, y que estos días en el senado ha habido un acuerdo casi unánime para dicha regulación, por tanto esta encuesta puede aportar mucha luz para, de alguna forma, influir en esa regulación.
 
 -A qué colectivo va dirigida especialmente? ¿Qué volumen de respuestas esperan obtener?
 
-El colectivo al que va dirigida son los médicos que trabajan en los servicios de Urgencias Hospitalarios, ya que consideramos que tienen unas características asistenciales especiales y alto riesgo legal, debido: a los tiempos de espera, las condiciones físico-estructurales, saturación en horas determinadas, calidad de información a pacientes y familiares, dotación de personal etc. También se eligió este colectivo por el volumen de consultas anuales en estos servicios (según datos del Ministerio 20 millones de consultas en el último año) y porque los médicos representan el 10% de los médicos hospitalarios. El volumen de respuestas es impredecible, nos gustaría que fuese el más elevado posible y para ello hemos pedido la colaboración de distintas sociedades como SEMES y SESPAS, además de publicitarlos por redes sociales y otros medios.
 
 -¿Se trata de una encuesta que puede ser respondida con facilidad, sin tener que emplear mucho tiempo en ello?
 
-Efectivamente, es una encuesta  amable y que muchos médicos cuando la abran se van a sentir identificados con las preguntas que les hacemos, ya que una gran mayoría conoce o ha padecido alguna  de las circunstancias que les planteamos y se responde en menos de 10 minutos
 
-¿De qué herramientas disponen para que llegue al máximo nº de médicos de urgencias?
 
-Yo cuando presente la encuesta en la Asamblea General, les pedí a todos los presidentes de los Colegios que a través de los vocales de hospitales de sus juntas directivas, se lo hiciesen llegar a todos los médicos de los hospitales, porque solo desde los Colegios se podía llegar así a los médicos de urgencia hospitalarios, y que fuesen estos los únicos que la cumplimentasen, ya que al carecer de una especialidad especifica de urgencias, es difícil hacer un filtro. Esto mismo se les pidió a todos los secretarios en una reunión con el secretario general de la OMC, Dr. Juan Manuel Garrote. Tenemos también una colaboración especial que es la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), que se lo hace llegar a todos sus socios y publicidad en redes sociales y otros medios.
 
 -En la actualidad no existen, prácticamente, estudios de estas características. ¿Qué importancia van a adquirir los resultados de este sondeo? 
 
-Es cierto que no existen estudios de estas características y por eso nos animamos desde la OMC a realizarlo. Los resultados van a tener un gran importancia, ya que conoceremos la situación real de aquellas actuaciones que se derivan de la “medicina defensiva”  y que ahora no están cuantificadas y que todos hablamos de ellas de forma general.
 
-Los Servicios de Urgencias reúnen unas especiales características asistenciales pero también un alto riesgo legal ¿De qué mecanismos se vale el médico para protegerse?
 
-Tengo que decir a favor de mis compañeros que se valen muchas veces del esfuerzo y sacrificio de cada uno  de ellos, pero, además, con esta encuesta lo que queremos saber es si en alguna o en varias ocasiones utilizan otra herramienta para protegerse, que este en relación con su práctica médica habitual.
 
-¿La situación que se vive en los Servicios de Urgencias es el principal motivo del riesgo legal que pueden sufrir los profesionales?
 
-No es el principal motivo de riesgo legal que pueden sufrir los médicos, como ya comente anteriormente este colectivo tiene unas características asistenciales  especiales y de riesgo legal, pero otros profesionales también tienen riesgo legal, con otras connotaciones distintas pero reales también. Las reclamaciones o sugerencias referentes a los servicios de urgencias hospitalarias supondrían entre un 10 y un 15 % de las recibidas en relación con el conjunto de los servicios sanitarios. 
 
-¿Se sienten desprotegidos por parte de las Administraciones?
 
-En muchas ocasiones sí, ya que si hacemos caso de las reclamaciones de los pacientes relacionadas con los servicios de urgencias hospitalarias guardan conexión, básicamente, con aspectos como: tiempos de espera (clasificación o primera atención, pruebas diagnósticas, asignación u ocupación de camas, alta en urgencias); condiciones físico-estructurales: limpieza, confort, intimidad etc, dotación de personal; cartera de servicios; calidad de la información a pacientes y familiares. Todas estas deficiencias se escapan como se puede entender al buen hacer del profesional. 
 
 -Una de las armas que utiliza el médico para defenderse es la Medicina Defensiva, una práctica que va en contra de la buena praxis y de la deontología médica, sin embargo va en aumento. ¿Qué opina del abuso de estas prácticas?
 
-Quizás en muchas ocasiones sea una forma de protegerse el médico, cuando tengamos los resultados de la encuesta podremos decirlo con más criterio, pero, según mi opinión, no sería una buena praxis médica. Aquí habrá que valorar los efectos adversos que esa práctica puede tener para los pacientes, que en muchos casos los tendría y por supuesto eso iría en contra de la deontología médica.
 
– A su juicio, ¿qué tipo de soluciones se requieren para atajar el problema? ¿Sería necesario un mayor apoyo por parte de las organizaciones médicas?
 
-En primer lugar si consideramos que es un servicio de especiales características asistenciales, con situaciones de tensión asociadas o que pueden derivar en conflictos, se debe mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales y no parecen existir herramientas de gestión proactiva de estos riesgos.
 
También consideramos los urgenciólogos de vital importancia la creación de la especialidad médica de urgencias y emergencias, que forme específicamente a los médicos y delimite el alcance de sus competencias clínicas. Somos defensores de disponer de profesionales adecuadamente formados no solo en técnicas clínicas más usadas en las urgencias, sino en las particularidades que requieren estos servicios, en términos de gestión de la atención, de tratamiento con múltiples colectivos que requieren abordajes propios y específicos.
 
Se debe mejorar la información a pacientes y familiares, la coordinación entre distintos niveles asistenciales.
 
Asimismo, mejorar la informatización de los servicios: las aplicaciones informáticas implantadas en la mayoría de centros hospitalarios no tienen en cuenta los requerimientos específicos de la atención urgente, y son percibidas por el personal como una tarea añadida más que como un apoyo a su función. Las dificultades de manejo de algunas de estas aplicaciones pueden incrementar los riesgos para la actividad asistencial.
 
Estas son algunas de las soluciones que se me ocurren, pero seguro que hay más, y por supuesto, ya contesto a la segunda pregunta, para esto se necesita más apoyo de las organizaciones médicas y también de las Administraciones.
 
Enlace a la encuesta sobre Urgencias Hospitalariashttp://aei.link/170460C
 
Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares