sábado, junio 15, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioActualidad sanitariaDr. Juan Martínez: "Prevenir"

Dr. Juan Martínez: «Prevenir»

 

El doctor Juan Martínez, colaborador habitual de «MedicosyPacientes» nos ofrece en esta ocasión un artículo inspirado en la cotidianidad, a partir del clásico «prevenir mejor que curar»

 

Madrid, 27 de enero 2014 (medicosypacientes.com)


«Prevenir»

Dr. Juan Martínez

Prevenir es mejor que curar. Este mantra es repetido desde antiguo y con razón, no puedo negarlo. Nadie quiere enfermar si ello es evitable. Pero a veces, situaciones de la práctica diaria que resultan casi cómicas, te proyectan al mundo surreal en el que estamos embebidos; sí, Vd. también, todos, quien más quien menos, de un modo u otro.

Un día un joven saludable acude a mi consulta reclamando esa ayuda preventiva que, muy razonablemente yo le podía dar. Su imagen era la de un chico normal y corriente de la clase media trabajadora en vías de extinción. El joven proyectaba un viaje prolongado con motivo laboral a África occidental. Entre los innumerables problemas sanitarios de la zona se encuentran la malaria y a mayor distancia la fiebre amarilla.

Como parte de una rutinaria entrevista le pregunté por su inmunización contra tétanos y difteria, dos enfermedades casi erradicadas en Europa por la vacunación.

-Y, ¿Cuándo cree que recibió la última dosis de refuerzo del tétanos?

Uf, hace mucho, no se…

-Haga memoria hombre… ya sabe, esos accidentes domésticos…

-Ah, sí, quizá en el hospital, hace unos 4 años.

-¿Sí?, ¿Y qué le pasó?

-Bueno, fue cuando me dieron cuatro puñaladas…

Ligeramente turbado seguí con la entrevista, sugiriéndole que buscase, si ello era posible, el informe de aquella tristísima ocasión en la que acudió a un servicio de urgencias.

Proseguimos la consulta, profundizando en la actividad a realizar en la zona. Al final, viendo sus evasivas, y ante la posibilidad de inmunizarle o no frente a la rabia, insistí en las labores que iba a desempeñar.

-Entonces, exactamente, qué vamos a hacer por allí

-Construcción

-¿Construcción?

-Bueno, minería

-Ah, minería, y ¿de qué tipo?

-A cielo abierto

-Ah, qué curioso…

-Bueno, sí. Buscamos oro

-¿Oro?

-Sí, oro, en la selva y en los ríos.

-Claro, claro, eso es tan natural como cualquier otra cosa… Muy bien, muy bien. Sí, le vamos a vacunar contra la rabia.

-Para no alargarlo más, ya conocen mi estilo conceptista, en resumen, un joven español quiere protegerse contra problemas sanitarios, cuando el principal problema que tiene es social.

Primero, casi muere asesinado, a saber por qué, pobrecillo, no culpabilicemos encima a la víctima… Ahora, se embarca en una aventura posiblemente violenta y de resultado incierto. La sociedad de la que procede, España, está en una crisis económica y política tal, que éste, como quizá otros miles de jóvenes, están optando por una especie de suicidio internacional acelerado, convirtiéndose en carne de cañón, sin que nadie haga nada por evitarlo.

Algún político incluso habló recientemente de que la sangría emigratoria, esa nueva hégira económica, se debía al «impulso aventurero». Vivir para ver.

 

 

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares