miércoles, mayo 22, 2024

Portal informativo de la Organización Médica Colegial de España

InicioOMCContar con los profesionales en el desarrollo de estrategias de planificación y...

Contar con los profesionales en el desarrollo de estrategias de planificación y políticas de recursos humanos, elemento clave para la sostenibilidad del SNS

En el marco de la VII Convención de la Profesión Médica, organizada por el Consejo General de Médicos, tuvo lugar la mesa redonda “Estrategias de planificación y políticas de RRHH, elementos claves para afrontar los retos sanitarios presentes y futuros”. Durante esta mesa, los profesionales pusieron en relieve la necesidad de que se cuente con su participación en la toma de decisiones de estas medidas para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud

Esta mesa contó con las intervenciones del Dr. Enrique Guilabert, tesorero del Consejo General de Médicos (CGCOM); el Dr. José Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas; la Dra. Celia Gómez, directora general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad; el Dr. Tomás Toranzo, presidente de la Confederación de Sindicatos Médicos (CESM); y el Dr. Javier García Alegría, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME). El encuentro fue moderado por Miguel González Corral, director del Área de Salud de Unidad Editorial: El Mundo, Diario Médico, Correo Farmacéutico y Cuídate Plus.

Planificación de plazas MIR y control de las homologaciones

Inició el turno de intervenciones el Dr. Enrique Guilabert, tesorero del CGCOM, quien aseguró que “para hablar de la falta de médicos en el sistema sanitario y hacer una adecuada planificación lo primero es tener un registro fehaciente de profesionales, en pleno funcionamiento. “Los datos que tenemos actualmente no son de calidad. Necesitamos saber cuántos somos, dónde estamos y qué especialidades faltan”, dijo.

En este sentido, puso en valor la información demográfica que tienen los consejos autonómicos y los colegios de médicos de cara a hacer estudios demográficos que permitan hacer un análisis más detallado. “Los estudios de demografía con distribución actual por edad y sexo son determinantes para una correcta planificación”, matizó el Dr. Guilabert quien resaltó que “algunas especialidades cuentan con un número suficiente de médicos para cubrir las necesidades asistenciales, otras como Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC), Radiodiagnóstico, Psiquiatría, Anestesiología y Reanimación o Geriatría necesitan ser reforzadas e igualmente tenemos que preguntarnos si la distribución es la más adecuada”.

El número de plazas de estudiantes de medicina y de MIR se tiene que planificar, en su opinión, ajustándose a las demanda.   “Sería un grave error generar una bolsa de médicos que estén tres y cuatro años parados por errores de planificación”, dijo para después exponer que “es necesario un control en las homologaciones y solo hacer las imprescindibles”.

De hecho, el número de estudiantes que desearían iniciar los estudios de Medicina cada curso supera los 20 000. ¿Es esa demanda un motivo suficiente para seguir aumentando las plazas de acceso sin justificación adecuada?, se cuestionó el Dr. Guilabert.

España ha pasado en 15 años de tener 28 a 46 facultades de Medicina, y hay otras 12 en espera

En la misma línea, el Dr. José Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas, expuso que “las plazas de acceso al Grado Medicina no han dejado de aumentar y se ha producido un incremento muy significativo de universidades privadas y públicas que va a continuar”. Pero esto, en su opinión, “no ha supuesto una mayor disponibilidad de especialistas en la Sanidad Pública ni ha servido para solucionar diversos problemas que afectan la profesión médica”.

Tal y como señaló “se necesitan medidas para conseguir especialistas a corto plazo», en su opinión, no para cuando ya no sean necesarios.

España ha pasado en 15 años de tener 28 a 46 facultades de Medicina, “y hay otras doce en espera, y saldrán más”, indicó el Dr. Lara. Cada nueva facultad viene con plazas nuevas. Entonces hay 8800 nuevos estudiantes de Medicina que entrarán en el próximo curso junto a los estudiantes de las nuevas facultades y los nuevos médicos homologados extracomunitarios, que este año podrían alcanzar las 6000. Se preguntó si el sistema puede y/o necesita tantos médicos generales.

Además, para el Dr. Lara la formación de los médicos del futuro precisa profesorado acreditado, convenios con los centros sanitarios (que tienen una capacidad docente limitada) y otros recursos. “Esos recursos son insuficientes lo que condiciona la calidad de la docencia. Es necesaria hoy una mayor dotación de personal y una mayor financiación”, dijo para después cuestionarse de dónde sacará Medicina 3800 profesores más para el próximo curso. “Con este problema no entendemos el reto de aumentar un 15% las plazas a nivel global general del grado de medicina. Es una decisión política no suficientemente justificada”, añadió.

“Tenemos mucho que mejorar para ofrecer calidad en la docencia necesitamos más profesorado, la colaboración de las instituciones, recursos suficientes y participar en la toma de decisiones”, dijo el presidente de decanos.

Previsiones de Sanidad: La ratio de médicos especialistas por 10 000 habitantes caerá un 5,4%

Celia Gómez, directora general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, expuso que los estudios de necesidad-oferta de médicos especialistas “son una herramienta fundamental para la planificación de la oferta de Formación Sanitaria Especializada y, por ende, de los y las especialistas para poder atender a las necesidades de la sanidad en nuestro país”.

Según estos datos apuntó que “la ratio de médicos especialistas por 10 000 habitantes se estima que caerá un 5,4%, pasando de 409,8 en 2018 a 387,5 en 2030”.

De acuerdo con el Estudio Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035, la relación entre en número de graduados en Medicina y las plazas convocadas para su posterior formación como especialista vía FSE (MIR) proyecta “una ratio de médicos especialistas por 10 000 habitantes sostenida con tendencia creciente, especialmente a partir de 2026, explicable por el importante crecimiento y posterior incorporación al mercado laboral de las oleadas MIR de los años 2019-20-21 así como por la cohorte importante de profesionales que cumplirán la edad de jubilación en el próximo quinquenio”.

Esto quiere decir que desde que se redoblaron los esfuerzos por aumentar las plazas MIR, ha cambiado las previsiones. El objetivo del Ministerio es acelerar la llegada de ese momento de equilibrio, en lugar de resignarse a esperar a 2035.

“La planificación, los procesos de estabilización, la negociación de un nuevo marco de condiciones laborales ha de hacerse con el consenso en el seno de la Comisión de Recursos Humanos y del Consejo Interterritorial del Sistema nacional de Salud”, dijo.

Según el informe de oferta y necesidades de especialistas, elaborado con datos de 2021, está previsto que para 2027 se llegue a un déficit de 9000 profesionales. Sin embargo, ese mismo informe estimaba que en 2035 se llegaría de nuevo a un punto de equilibrio. España jubilará una media de 7500 médicos al año en la próxima década.

Para la directora de Ordenación Profesional ese aumento de plazas MIR debe ir acompañado de un aumento de los egresados en Medicina y, por tanto, de las plazas de ingreso en la universidad. Entre la nota de corte (aunque se ha rebajado), los miles de candidatos limitados por el cupo de extracomunitarios y los electores que deciden no pedir plaza, Gómez argumentó que la proporción entre candidatos que realmente pueden y quieren una plaza MIR y el total de vacantes disponibles tiende a un déficit de un millar de solicitantes. Y si la estrategia para atajar el déficit de médicos es seguir aumentado la oferta de posgrado, el Ministerio considera que es necesario tener un ‘extra’ de egresados. Así justificó la medida de incluir en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 50 millones para aumentar un 15% las plazas del grado de Medicina.

De 2016 a 2019 el número de profesionales ha aumentado a nivel asistencial, sobre todo en la privada

Por su parte, el Dr. Tomás Toranzo, presidente de CESM, expuso durante su intervención que las organizaciones profesionales llevan años haciendo estudios, fundamentalmente de manera conjunta con el CGCOM precisamente para sacar conclusiones y avisar de las repercusiones que podían conllevar las medidas adoptadas y evitar la repetición de errores en cuanto a la planificación de Sanidad.

En su opinión, faltan médicos en determinados lugares, principalmente debido a “una planificación totalmente nefasta y una gestión de Recursos Humanos que tampoco ha sido la adecuada”. Por ello, propuso varias soluciones basadas en las premisas de un sistema universal, equitativo, sostenible y centrado en las verdaderas necesidades de los pacientes; mantener y mejorar la calidad asistencial; y que no se pierdan ni derechos ni condiciones de trabajo. “Porque esto conllevará el deterioro de la calidad asistencial o la huida de profesionales como hemos visto en la pandemia, ya que la vocación es importante pero no puede ser la excusa para que abusen de los profesionales”, dijo.

Puso en relieve que hay que tener presente que, aunque de 2016 a 2019 el número de profesionales ha aumentado a nivel asistencial, el crecimiento sobre todo ha sido en la privada, por lo que hay que tener a esta parte del sector en cuenta de cara a la planificación

Para el Dr. Toranzo la disponibilidad de profesionales debe conseguirse, proseguía Toranzo, con medidas como flexibilizar y/o alargar la edad de jubilación, fijar médicos y atraer a los que se han ido con mejoras en las condiciones laborales y profesionales y el fomento de la investigación y agilizar -que no relajar- el reconocimiento a los especialistas extracomunitarios, como medidas a corto plazo.

A medio plazo, el presidente de CESM señaló como objetivos mejorar la oferta MIR y el proceso de acreditación de unidades docentes con garantías, y reconocer nuevas especialidades, como Medicina de Urgencias. Y a largo plazo, una reivindicación histórica del sector: un pacto por la sanidad y la mejora de su financiación.

Garantizar la Formación Médica Continuada, esencial para el cuidado de los profesionales

Por último, Javier García Alegría, vicepresidente de FACME, insistió a la directora de Ordenación Profesional en trabajar mano a mano con los profesionales para definir ya oficialmente el nuevo modelo de recertificación, aprovechando además el consenso de 46 sociedades científicas a través de FACME.

En su opinión, el sistema sanitario necesita una asignación de recursos adecuada, financiación, un plan de recursos humanos contando con los médicos y cuidar a los profesionales evitando el burnout, contemplando condiciones laborales, equidad, estabilidad y garantizando su Formación Médica Continuada y su Desarrollo Profesional Continuo.

“La actualización de los conocimientos médicos debe fomentarse porque es un derecho de los profesionales y una obligación ético profesional para mantener la capacidad de las competencias. Nos autoexigimos para mantener nuestro valor del conocimiento”, ha dicho.

Relacionados

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más populares